Qué podría pasar en materia bursatil después de las elecciones del domingo

Aún cuando la economía parecería poner segunda marcha las necesidades de financiamiento del gobierno y el déficit comercial ponen una señal de alarma.

17 Oct 2017
1

DESDE LA PANTALLA. Los contactos entre los analistas bursátiles se sucederán para intercambiar datos acerca de la evolución de las acciones. dyn

Luis Corsiglia - Presidente de Corsiglia y Compañía

A menos de una semana de las elecciones de medio término, el mercado llega con un rally inmenso que comenzó con las PASO de 2013 y continúa con su sendero arrollador. Situándonos en octubre de 2013, el Merval llegaba con 5.526 puntos, con un contado con liquidación en $ 9,36 que ya mostraba los problemas del cepo cambiario.

Las acciones comenzaban a subir desde valores muy deprimidos, con los bancos Galicia y Macro cotizando en $ 10,10 y $ 26,10 respectivamente, Telecom en $ 35, Pampa $ 2,20 y las petroleras Tenaris e YPF en $ 224,90 y $ 205.

Los bonos largos, el DICY y PARY para tomar referencia, cotizaban con rendimientos entre 10% y 11% en tanto que una Lebac de corto plazo rendía 15,1%.

Dos años más tarde, en la previa de las elecciones presidenciales, el mercado mostraba rendimientos extraordinarios, con subas impensadas tiempo atrás.

En 2015, el Merval ya había duplicado su valor hasta llegar a los 11.329 puntos, pero con una dispersión en los valores. Así el Galicia alcanzaba los $ 30,50, el Macro los $ 64,20, Pampa casi cuadruplicaba su valor a $ 10,7 mientras que Telecom apenas subía un 18%, con petroleras deprimidas por los bajos precios del petróleo.

El dólar en el mercado de contado con liqui se situaba en $ 14,17 versus los $ 9,60 del oficial, en tanto que los bonos largos mostraban mayor cautela con rendimientos entre 8,7% y 9,9%.

Las tasas de Lebacs ya mostraban un cambio de época, con una tasa del 25,9% para la letra más corta. Pasadas las elecciones del 2015 y con grandes desafíos que debía afrontar la economía (cepo cambiario, inflación, default, restricciones comerciales, déficit, etc) muchos podían haber pensado que lo mejor del mercado estaba atrás y que la economía debería comenzar a convalidar las expectativas puestas desde 2013.

Pues nada de eso pasó, sino que el mercado siguió apostando a una recuperación económica y cambio de paradigma hasta el corriente.

El Merval creció un 140% desde las elecciones de 2015 y un 390% desde octubre de 2013.

Más cotizaciones

Los bancos Macro y Galicia valen $ 218,55 y $ 94,85, Pampa siguió creciendo en volumen de negocios (adquirió PESA y se fusionó con Petrolera Pampa) y cotiza a $ 46,95 mientras que Telecom se despierta y sube un 165% frente a 2015. En este contexto de grandes subas, las petroleras Tenaris e YPF muestran valores que nada tienen que ver con un índice en los 27.000 puntos. En este período, sí se observa una mayor compresión de los rendimientos de los bonos largos, con tasas entre 6% y 7% y un contado con liquidación que sube un 23% a $ 17,46.

Con esta evolución de cotizaciones y rendimientos, en esta última semana que precede a las elecciones del 22 de octubre, el mercado nuevamente se enfrentará a la pregunta si estos valores se corresponden con la actualidad económica. Aún cuando la economía parecería poner segunda marcha, con signos positivos en los indicadores de actividad, ventas de autos e inmuebles y recaudación tributaria, las necesidades de financiamiento del gobierno nacional y el déficit comercial ponen una señal de alarma en la sustentabilidad de mediano y largo plazo.

El último dato de inflación (1,9% en septiembre), pone en evidencia las dificultades de la economía de ajustar precios y expectativas acordes a la señal de política monetaria del Banco Central. Por otro lado, cabe preguntarse si una buena elección del gobierno nacional, será la noticia que pone un techo a la evolución del mercado o bien continuará su sendero alcista.

No obstante, por el lado de los rendimientos de los bonos, con el riesgo país en su valor más bajo de los últimos 10 años (hoy en 348 puntos básicos), aún quedaría camino para seguir comprimiendo rendimientos frente a los mercados de nuestros vecinos latinoamericanos.

El mercado local e internacional observará con atención el desarrollo de los comicios y seguirá “votando” el día después.

Está claro que, si bien el contexto ha cambiado, y los desafíos económicos y expectativas se han renovado versus cuatro años atrás, los inversores se moverán con mayor cautela a la espera de mayores reformas y la convalidación de expectativas que están puestas en los precios de los activos. (Télam)

Comentarios