Atlético se codea con los mejores

En lo que va del siglo XXI, Atlético ya jugó más veces contra equipos grandes que en todo el XX.

15 Oct 2017
1

OTRA VEZ. Álvarez lucha con Nery Domínguez, durante el último partido de Atlético contra Independiente. Fue en Mendoza. foto de Marcelo Ruiz

Hasta hace no mucho tiempo jugar con un equipo grande para Atlético era todo un acontecimiento. No solo por la talla de los cinco equipos más fuertes de nuestro país sino porque en la mayoría de los casos significaba que el equipo estaba en Primera. Hoy, la situación no es la misma.

Atlético visitará esta tarde a River, a las 18.05, en el Monumental y no ha sido una semana súper especial para el “Decano”. Quizás el hecho de que sea el séptimo enfrentamiento contra un equipo de esas características en el año tenga algo que ver.

“Va a ser un partido muy complicado. Lo esperamos con muchas ganas de jugarlo y vamos a tratar de hacerlo de la mejor manera”, comentó Rodrigo Aliendro en la previa del duelo por la sexta fecha de la Superliga.

Sus frases no dejan entrever una situación inédita o que no vuelva a repetirse en años. En 2017, antes del partido de hoy en el otro Monumental, hubo tres con Independiente (una especie ya de clásico moderno) por copas Sudamericana y Argentina, uno con San Lorenzo, uno con Racing y otro con River.

Y esto no se termina. En la próxima fecha el equipo de Ricardo Zielinski recibirá a Racing y en lo que resta del año hará lo propio con Boca y visitará a San Lorenzo. Un total de 10 partidos contra equipos grandes en solo un año.

Es decir, el club ha naturalizado jugar contra los mejores equipos del país y hay un dato que lo ratifica. En los casi 18 años de siglo XXI que llevamos, Atlético ya jugó más veces (28 con el partido de hoy) contra equipos grandes que en todo el siglo XX (26).

El primer partido ante un equipo grande fue en la Copa Argentina de 1969 ante Boca. Luego de un par de enfrentamientos por ese torneo, el “Decano” debía esperar varios años hasta repetir un duelo así. Fue en los Nacionales (se jugaron hasta mediados de los ‘80) donde empezó a codearse con los mejores pero ahí sí: cada vez que jugaba contra uno, era todo un acontecimiento.

En los 90 y casi todos los 2000 no se topó con ninguno hasta que llegó su ascenso en 2009. Allí empezaría a gestar esa especie de costumbre que ahora lleva con orgullo: jugar contra equipos grandes. Eso, como decíamos al principio, no es casual: supone que el equipo pasó más tiempo en Primera y hasta jugando copas internacionales, como fue el caso de Independiente este año.

“Es difícil jugar con los grandes. Ahora es River, después Racing pero igual tenemos que estar tranquilos”, opina Jonathan Cabral que está al tanto de que podría haber otro enfrentamiento con un equipo grande en el año, en caso de que todo salga bien: contra River en la final de la Copa Argentina, en caso de que ambos avancen.

Atlético no tendría problemas pues ya está acostumbrado a jugar con los grandes.

comentarios