Manzur: “ahora, todos los tucumanos tenemos que acompañar a monseñor Sánchez”

El Gobernador elogió al nuevo arzobispo de Tucumán.

14 Oct 2017
1

ABRAZO. Manzur y Sánchez, ayer en la cancha de Atlético.

El gobernador, Juan Manzur, participó ayer de la ceremonia multitudinaria que consagró a Carlos Sánchez como arzobispo de Tucumán. 
Manzur destacó que Sánchez "es un hombre de Dios. Todos los conocemos y sabemos de su trabajo en beneficio de los más pobres" por eso "todos los tucumanos tenemos que acompañar a monseñor Sánchez””. Además, comentó que "estoy a disposición del arzobispo en todo lo que esté a mi alcance para que a los tucumanos nos vaya bien".
Sánchez, emocionado, expresó: “confío en la gracia del señor que es grande y misericordioso” y añadió: “Quiero hacer transparencia de Jesús buen pastor para esta hermosa comunidad”.
Luego de la asunción, en el escenario, dijo: “Quiero darle profundas gracias a Dios porque me enseñó a servir con alegría. Me mostró que es familia, que es comunión. Y lo hizo visible a través de mis padres”.
En este sentido, luego de contar brevemente su vida, expresó que “ahora, el Señor me llama para este ministerio episcopal a través del papa Francisco, un humilde servidor”.
“Quiero servir en nombre de Jesús. Servir en nombre de Cristo a todos los tucumanos, no solo a los católicos sino también a los hermanos de otras religiones, para que el reino de Dios se extienda en la iglesia de Tucumán”, continuó.

El gobernador, Juan Manzur, participó ayer de la ceremonia multitudinaria que consagró a Carlos Sánchez como arzobispo de Tucumán.  En la cancha de Atlético, el mandatario destacó que Sánchez "es un hombre de Dios. Todos los conocemos y sabemos de su trabajo en beneficio de los más pobres" por eso "todos los tucumanos tenemos que acompañar a monseñor Sánchez”.

Además, comentó que "estoy a disposición del arzobispo en todo lo que esté a mi alcance para que a los tucumanos nos vaya bien".

Sánchez, emocionado, expresó: “confío en la gracia del señor que es grande y misericordioso” y añadió: “Quiero hacer transparencia de Jesús buen pastor para esta hermosa comunidad”.

Luego de la asunción, en el escenario, dijo: “Quiero darle profundas gracias a Dios porque me enseñó a servir con alegría. Me mostró que es familia, que es comunión. Y lo hizo visible a través de mis padres”.

En este sentido, luego de contar brevemente su vida, expresó que “ahora, el Señor me llama para este ministerio episcopal a través del papa Francisco, un humilde servidor”.

“Quiero servir en nombre de Jesús. Servir en nombre de Cristo a todos los tucumanos, no solo a los católicos sino también a los hermanos de otras religiones, para que el reino de Dios se extienda en la iglesia de Tucumán”, continuó.

Comentarios