Blanco pudo anotar y ahora quiere hacer lo que más sabe: marcarle a los grandes

14 Oct 2017
1

CABEZA DE PELOTA. Blanco tiene el balón y el arco entre ceja y ceja, como puede verse en uno de los entrenamientos. El plantel ensayará hoy por la mañana y luego viajará a Buenos Aires. la gaceta / foto de franco vera (archivo)

Ismael Blanco hizo ante Sarmiento de Junín, por la Copa Argentina, quizás el gol más difícil de su carrera. No es que Sarmiento de Junín, un equipo de la B Nacional, represente un desafío mayúsculo, pero sí se trataba de su octavo partido en Atlético y, en los anteriores, no había podido convertir.

“Tenía muchas ganas de anotar y por suerte lo hice”, dijo el delantero. Quizás, incluso, le sea más fácil hacerlo contra River, mañana, y no sólo por la costumbre de decir que una vez que se le abre el arco a un delantero, todo se le hace más fácil. Es porque Blanco tiene mucha experiencia en cuanto a marcarle a los equipos grandes.

El “9” de Atlético, pese a que su dorsal sea el 18, durante su carrera le hizo goles a River, a San Lorenzo (jugando para Lanús), a Boca (jugando para Colón de Santa Fe) y a Independiente, en un amistoso. Más aún, Racing será el próximo rival del “Decano” en la Superliga, tras el duelo en Buenos Aires.

“Todos los partidos me motivan, no sólo jugar contra un equipo grande”, dijo Blanco en la previa del choque ante el “Millonario” y, por si fuera poco, en el Monumental de Núñez.

“Los equipos grandes te llevan por delante, te corren todo el partido y, si pueden, te tienen contra un arco. Si te descuidas te lo hacen saber”, analiza el delantero. Quizás por lo que dice sean más valorables sus anotaciones ante los equipos más importantes del fútbol argentino. Eso mismo sufrió Blanco y compañía ante Independiente por la Copa Sudamericana, partido en el que no pudo anotar. Tampoco lo hizo en Copa Argentina contra el “Rojo”, pero allí no le había tocado jugar.

“Si vienen más goles, bienvenidos sean, pero lo más importante es Atlético, no lo que individualmente podamos hacer cada uno. Sabemos lo que es River y más en su cancha”, explicó Blanco, que apreciaría cualquier resultado aunque no le toque marcar como lo hizo en el Torneo Final 2013 ante River y San Lorenzo con la camiseta “granate” o en el Apertura 2004 ante Boca. A principios de este año, falló un penal ante el “Xeneize”, pero el instinto sigue.

“Voy a tratar de seguir aportando pero tenemos que estar concentrados todos, y durante los 90 minutos”, pidió Blanco, que tardó en anotar su nombre en los registros goleadores de Atlético, pero que podría aprovechar ese cabezazo limpio en el estadio “Padre Martearena”, de Salta, para iniciar un camino repleto de goles y más si son ante equipos de buena talla.

Justo a Atlético que viene bien contra los grandes. Desde que ascendió a Primera, el equipo le ganó a todos menos a River. Mañana, será una buena oportunidad para cortar esa racha y continuar con la del delantero.

Comentarios