Las primeras palabras del padre Carlos como arzobispo: "quiero ser servidor de la alegría y la esperanza"

1

EL NUEVO ARZOBISPO. Carlos Sánchez, con el báculo en la mano. LA GACETA / DIEGO ARÁOZ

El nuevo arzobispo de Tucumán dedicó unas palabras a los fieles antes de terminar la ceremonia.

13 Oct 2017

Carlos Sánchez fue consagrado arzobispo de Tucumán en una ceremonia multitudinaria. El padre "Carlitos" -como lo llaman sus conocidos- les dedicó unas palabras a todos los tucumanos. 

"Quiero darle profundas gracias a Dios porque me enseñó a servir con alegría. Me mostró que es familia, que es comunión. Y lo hizo visible a través de mis padres", comenzó diciendo Sánchez. 

En un breve relato, el sacerdote hizo un recorrido de su vida, desde que la religión tocó a su puerta. Además no se cansó de agradecerle a Dios por su llamado a servirlo. "Ahora, el Señor me llama para este ministerio episcopal a través del papa Francisco, un humilde servidor", continuó.

Video: empanadas, canciones y fiesta en la previa de la consagración del nuevo arzobispo

Sánchez quiso destacar cuál será su labor en esta nueva etapa y dejó en claro que continuará con la misión que se propuso desde hace 30 años: "quiero servir en nombre de Jesús. Servir en nombre de Cristo a todos los tucumanos, no solo a los católicos sino también a los hermanos de otras religiones, para que el reino de Dios se extienda en la iglesia de Tucumán".  

"Deseo que el todo poderoso siga haciendo gestos grandes a través de mí. Quiero ser servidor de la alegria y de la esperanza. Quiero ser como Jesús, pastor que da la vida por sus ovejas. Quiero simplemente decirles que estoy entre ustedes como el que sirve", finalizó.

Villalba: "queridos hermanos, recemos por monseñor Carlitos"

Luego de las palabras del arzobispo, los fieles se unieron en una oración a la Virgen de la Merced. 

Homilía en la Misa de ordenación episcopal de Monseñor Carlos Sánchez

En Esta Nota

Carlos Sánchez
Comentarios