El padre Carlos Sánchez ya inspiró tres canciones

El nombramiento del arzobispo renovó la esperanza de los fieles tucumanos. La alegría se tradujo en composiciones de distintos estilos musicales.

10 Oct 2017
1

ALEGRÍA. El nombramiento de Sánchez es cantado en un villancico, en una balada y en un taquirari, del que se reproduce aquí el estribillo.LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO.-

Soy padre y pastor, favor de Dios en el camino/ Soy quien llama a creer, vivir en amor y estar unidos”.

El nombramiento del padre Carlos Sánchez como arzobispo de Tucumán levantó una ola de optimismo entre los fieles y también despertó a las musas. A menos de una semana de su ordenación, prevista para el viernes, a las 20, en el estadio de Atlético Tucumán, ya son tres las canciones que se han compuesto para homenajear al prelado tucumano. Son tres iniciativas espontáneas, de laicos, que responden a tres estilos diferentes: un villancico, un taquirari (con instrumentos autóctonos) y una canción melódica.

El villancico fue creado en letra y música por Carlos Jesús Coronel, un vecino de la familia Sánchez de villa Luján. Tiene un ritmo norteño alegre y festivo. La segunda pieza pertenece a José Luis Sarzur, autor de la letra y de la música. Es una composición al estilo taquirari, con sonidos de quena, sicu y charango. “Esta canción nació por pedido del padre Néstor Alvarez, el nuevo administrador parroquial de La Merced, nombrado cuando se fue el padre Carlitos. Mi esposa y yo fuimos convocados a participar del coro arquidiocesano. Como yo hago música católica, el padre me pidió que compusiera una canción motivadora para la ordenación y los días previos. Fue una inspiración del Espíritu Santo de la que hice partícipe a todos mis compañeros de coro”, explica Sarzur, especializado en música católica.

La obra se llama “Soy padre y pastor”. “Para mí fue un desafío porque fue escrito en primera persona. Expresa el clamor de la gente que venía con una gran orfandad espiritual y este nombramiento llenó de esperanza los corazones”, revela Sanzur.

La canción dice así:

Soy del corazón de nuestra tierra/ Donde reina nuestra Madre bella/ Soy respuesta a la oración de los que piden/ Entre ustedes estoy como el que sirve/Para llevarlos hacia el cielo.

Bis: Soy padre y pastor, favor de Dios en el camino/ Soy quien llama a creer, vivir en amor y estar unidos.

Soy el fruto de la Eucaristía, fuente y razón de mi alegría./ He entregado a Jesús mi vida entera/ He vencido con Él en cada prueba/ Y hoy yo me gozo en ser su iglesia.

Bis: soy padre ....”.

La tercera pieza pertenece al músico y compositor Ricky Parrado, ex integrante de la banda de Los Iracundos. “Componer sobre la figura del padre Carlos fue para mí como un mandato por el modelo de persona que simboliza hoy para los tucumanos”, dijo al ser consultado por LA GACETA.

Las tres canciones ya se pueden escuchar por Youtube.

Algunos versos de la canción de Parrado: “Con la mañana un nuevo despertar, la luz asoma y su calor nos da,/ esa alegría de tenerte aquí, (...) “El Amor que Dios ha derramado, /en este pueblo de Tucumán, /con tu amor padre Carlos yo espero y quiero ver, que hoy estás aquí, conmigo aquí...”

Monseñor Zecca tiene una nueva misión

Monseñor Alfredo Horacio Zecca tiene una nueva misión en la Iglesia argentina. La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) le encargó la organización de la Delegación para los Desafíos y Prospectivas de la Educación en la Argentina. El objetivo del organismo, explicó el Episcopado según la agencia católica AICA, es que funcione a modo de “un observatorio de la educación en el país”. La finalidad del nuevo organismo dedicado a monitorear temas educativos es “ofrecer asesoramiento a las comisiones respectivas (del Episcopado argentino) y recoger los aportes de cada una de ellas para analizar y proponer respuestas a los desafíos educativos”.

Cabe recordar que monseñor Zecca fue arzobispo de Tucumán hasta junio de este año, pero debió renunciar por razones de salud. El prelado seguirá prestando servicios a la Iglesia como organizador de la delegación creada por los obispos en la Asamblea Plenaria de mayo pasado. En la Asamblea Plenaria de noviembre, donde se renovarán las autoridades de la CEA, se elegirá al delegado episcopal que estará al frente de ese nuevo espacio.


Comentarios