Un especialista exhorta a fomentar la separación de la basura en origen

Jorge Núñez, un experto del INTI, recomienda eficientizar el proceso para abaratar los costos.

11 Oct 2017
1

MESA PANEL. El especialista Jorge Núñez diserta sobre los residuos.

Hay campañas para promover el cuidado ambiental en general, y la separación de los residuos, en particular; húmedos u orgánicos, por un lado, y secos o inorgánicos, por el otro.

Sin embargo, suponiendo que buena parte de la población cumple con ese método, ¿qué seguridad se tiene cuando el mismo vehículo recolector se lleva el conjunto de residuos, a un destino que la mayoría ignora?, ¿puede asegurarse que su dedicación para separar será respetada, que no se mezclarán los distintos tipos? Y, además: ¿están adecuadamente preparadas las plantas donde se haría la clasificación de los materiales, para su posterior aplicación en procesos de reciclado...?

Estos interrogantes se planteó el experto Jorge Núñez, integrante del Programa de Desarrollo de Tecnologías para Residuos Sólidos Urbanos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Contradicciones

Núñez dijo que sus preguntas se basan en observaciones directas, concretas. Se percibe una contradicción entre las aspiraciones y los resultados, producto, en gran medida, del hecho de que hay una resistencia a modificar la metodología de recolección -advirtió Núñez-, que consiste en que no hay diferenciación de días para la recogida selectiva.

“Basta con que un ciudadano se detenga a pensar en dos supuestos -explicó en diálogo con Télam-: que pasa el camión y se lleva todo junto; y que pasa el camión y retira exclusivamente los residuos que corresponden a ese día, orgánicos o inorgánicos. Nótese, sin más, la diferencia”.

En Argentina, se estima que hay 15 rellenos sanitarios, evidentemente muy pocos, considerando que hay algo más de 2.100 localidades, aunque Núñez remarca que corresponde aclarar que debe haber una relación entre población y relleno sanitario, para que la ecuación económica y financiera justifique una inversión como la que requiere su construcción, operación y mantenimiento.

“Mucho más lógico es fomentar la separación en origen (en domicilio), la recolección diferenciada (traslado de residuos separados), la clasificación en plantas operadas por municipios y cooperativas (recuperación de materiales reciclables), para concluir en un proceso de valorización mediante el reciclado industrial -dijo-. Si se cumplen eficientemente esos pasos, la materia de rechazo sería significativamente menor, y menos costosa su disposición”, afirmó.

Comentarios