El gol de All Boys al "Santo" dolió más de la cuenta

El arquero Ignacio Arce lamentó la pérdida del invicto en su arco, pero se mostró conforme con la evolución demostrada por el equipo durante el segundo tiempo.

10 Oct 2017
1

BRONCA. Ignacio Arce llegó a tener su valla invicta durante 284 minutos. la gaceta / FOTO DE DIEGO ARáOZ

Los goles en tu propio arco siempre duelen. Ir a buscar la pelota dentro de tu meta es una de las peores cosas dentro de la dura vida de un arquero. Pero existen goles y goles. Y el que Facundo Castro le marcó a San Martín, a los 14 minutos del duelo contra All Boys, le pegó feo en el ánimo a Ignacio Arce.

A pesar de que siempre están expuesto a esto, ese tanto le cortó a “Nacho” el invicto que ostentaba desde que arrancó el torneo. Le tiró a la basura 284 minutos sin recibir tantos, con todo lo que ello implica para un arquero. De hecho, hasta ese momento, San Martín era el único equipo de la categoría al que no le habían convertido durante esta temporada.

“Y... nos cortó el invicto y para colmo fue de pelota parada”, lamenta Arce en diálogo con LG Deportiva luego de la primera práctica semanal del plantel “santo”.

El “1” aún mastica bronca, aunque quiere olvidar ese momento y mirar hacia adelante. “Fue una pelota parada complicada. Un error nuestro en la marca. Yo estaba tapado y no vi la pelota hasta que la tuve encima. Lamentablemente llegó ese gol, aunque como consuelo podemos decir que no nos convirtieron por jugada. Igualmente son cosas que pasan; en algún momento te van a convertir”, intenta buscar consuelo el ex arquero de Crucero del Norte.

Arce prefiere dejar de lado los lamentos y centrarse en lo que verdaderamente importa por estos tiempos en La Ciudadela: el rendimiento colectivo de un equipo que necesita comenzar a ganar, luego de la seguidilla de empates.

“Es cuestión de seguir trabajando y no volverse loco. Estamos firmes del medio hacia atrás y, además, estamos creando situaciones. Está faltando regularidad y fineza en los últimos metros. Lo bueno es que el sábado se le abrió el arco a ‘Taca’ (Claudio Bieler). Estoy seguro de que ahora el panorama cambiará”, afirma pensando en el duelo contra Mitre. “Sería lindo volver a ganar en casa. Es obvio que los hinchas quieren ganar siempre, pero hay que estar tranquilos. Es un torneo durísimo y en el que todos los equipos tendrán altibajos”, remata el arquero que bebió del trago más amargo en Floresta.

Comentarios