Un libro que bucea en lo que lleva a la huelga

La historiadora Andrea Andújar investiga y analiza los conflictos de la clase trabajadora argentina

09 Oct 2017
1

Fue la tercera visita que realizó a Tucumán. Pero esta vez no tuvo tiempo para recorrer San Javier como lo había hecho en ocasiones anteriores. “Me encanta ese lugar”, admite Andrea Andújar, doctora en Historia e Investigadora del Conicet, que presentó el libro “Vivir con lo justo. Estudios de historia social del trabajo en perspectiva de género. Argentina, siglos XIX y XX”, editado por Prohistoria.

“Es un título que tiene muchas posibilidades de interpretación -explicó-, porque si bien refiere o podría pensarse como relativo a la cuestión económica, en realidad la intención fue poner en juego las nociones de justicia en varias investigaciones que tuvieron que ver con la historia de la clase trabajadora en Argentina en distintas regiones, desde Tucumán hasta Comodoro Rivadavia, donde se conjugan las experiencias de los trabajadores azucareros del norte con los petroleros del sur y las trabajadoras del sexo en Buenos Aires”, precisó.

La autora integra el Grupo de Trabajo “Historia social y Género” (Iiege/UBA) y de la Asociación Latinoamericana e Ibérica de Historia Social. “Tratamos de encontrar cómo las demandas de los trabajadores tuvieron que ver con la forma en que entendieron que era lo justo para su vida -dijo-, entonces creo que se puede rescatar que la historia la hacen los seres humanos, varones y mujeres, aunque en realidad la óptica del relato del pasado es siempre masculina; nosotras (las autoras) tratamos de que esa experiencia masculina no fuera la única y fuese puesta en diálogo con otras tantas, por ejemplo, las de las mujeres”, remarcó.

Andújar resaltó que los seres humanos actúan de acuerdo con cómo viven según su condición económica y de acuerdo con cómo piensan en el mundo en que viven. “En el libro tratamos de pensar qué es lo que hace que un ser humano vaya a una huelga -explicó-; la clase trabajadora argentina tiene una historia de conflictos importantes, de solidaridades, de mucha capacidad organizativa y además ha sido una historia profundamente atropellada, porque los derechos de la clase trabajadora en este país siempre han sido puestos en duda, han sido una pelea permanente de la propia clase trabajadora, y el reconocimiento estatal fue producto de esas demandas hechas desde abajo, porque el Estado argentino nunca ha concedido graciosamente, a nuestro juicio, derechos, sino que ha sido producto de la demanda, de la capacidad de reivindicación de los de abajo con respecto, por lo menos, a las demandas laborales”, remarcó.

Andújar comparte la autoría del libro con Laura Caruso, Florencia Gutiérrez, Silvana Palermo, Valeria Pita y Cristiana Schettini. ¿Cuál es la realidad hoy en Argentina y hacia dónde vamos respecto de los derechos de la clase trabajadora?, se le consultó. “Creo que hay una vulneración general de derechos, que para las mujeres es aún peor -advirtió-, porque aunque parece que estuviésemos más visibilizadas, que la cuestión de género está más en primer plano, subsiste una cultura en la cual está bien que se ejerza violencia frente a los cuerpos femeninos, es sospechosamente culpa de la mujer; sigue habiendo está cuestión de que la culpa del ejercicio de la violencia la tiene la víctima. Creo que es un razonamiento de la sociedad argentina en todos los sentidos: la culpa de los desaparecidos la tienen los desaparecidos, la culpa de la desaparición de Santiago Maldonado la tiene él, porque estaba con los mapuches y los mapuches son culpables; entonces es una cadena de pensar que los que están en condiciones de vulnerabilidad, en realidad, se las buscaron; y eso es perverso, esa lógica no nos ayuda a ver cómo construimos un futuro, es una lógica que abona el ‘no me importa’; es como decir ‘no voy con minifalda, entonces, tranquila, a mí no me violan’”, sostuvo.

Comentarios