Sturzenegger descartó un “relajamiento de las tasas”

Reconoció que no están dadas las condiciones para cambiar la actual política monetaria El funcionario aseguró que, tras la desaceleración de la inflación, la economía comenzó una etapa de crecimiento

26 Sep 2017
1

OBJETIVO. Sturzenegger señaló ayer que la intención en el 2018 es llegar a una tasa de inflación del 10%. Dyn

BUENOS AIRES.- El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, advirtió ayer que no están dadas, para nada, las condiciones para un relajamiento de la política monetaria, de cara al objetivo fijado por la entidad para el año próximo de alcanzar una inflación del 10% con un margen de 2 puntos porcentuales.

Al inaugurar las Jornadas Monetarias y Financieras, que concluirán hoy en el Banco Central, Sturzenegger reconoció que se produjo un relajamiento de la política contractiva de tasas luego de una rápida desinflación y que el resultado fue un crecimiento de la inflación en febrero/marzo de este año.

El funcionario explicó que en los tres primeros meses de mandato hasta marzo del 2016, la autoridad monetaria “debió enfrentar los desequilibrios” que presentaba la economía, lo que lo llevó a absorber el 25% de la base monetaria. “A partir de ese momento comenzamos a trabajar en reducir la inflación con tasas de interés al 38% nominal anual, lo que produjo una rápida desinflación”, sentenció.

Y agregó: “a medida que el proceso de desiflación se hacía más efectivo, se fueron relajando las políticas monetarias contractivas de tasas por sobre la inflación, lo que generó un crecimiento de la inflación en febrero/marzo. Por eso, volvimos a ser más restrictivos y a partir de mayo las tasas de inflación fueron del 1,4% mensual”.

“Este el momento de mayor dureza de política monetaria, estamos intentando llegar a tasas del 1% mensual para llegar al año próximo con una tasa de inflación del 10%, más o menos 2 puntos porcentuales”, agregó Sturzenegger.

En este marco, dijo: “no están dadas, para nada, las condiciones de un relajamiento de las tasas”, que en el caso de las Lebac de corto plazo se mantienen en el 26,50% mientras las de mayor extensión están en el 27%.

El titular del BCRA destacó que a partir de la desaceleración de la inflación, la economía comenzó a transitar una etapa de crecimiento, más tranquila en un comienzo, pero más vigorosa en los últimos dos trimestres.

De esta manera, Sturzenegger se refirió al crecimiento del PBI que, según el Indec, aumentó durante el segundo trimestre del año el 2,7% respecto de igual período del año pasado, mientras que el primer trimestre había avanzado el 0,4% interanual. En este sentido, el titular del BCRA explicó la relación entre la baja de la tasa de inflación y la reactivación de la economía. “Un menor ritmo en el incremento de los precios alienta un aumento en la confianza del consumidor, aumenta el poder adquisitivo, y el crédito, desde el lado del consumo. Pero también genera un shock de oferta, porque baja el costo del capital, mejora el sistema de precios, y reduce el pase a precios de la inflación”, resaltó.

Luego de esta introducción, Sturzenegger explicó que las Jornadas Monetarias y Financieras se organizaron en tres bloques: el primero, ¿cómo está el mundo?, ¿qué desafíos tiene la Argentina?, y “los desafíos del sector financiero. “Estas jornadas tienen como objetivo aprender de quienes enfrentaron situaciones similares a nosotros y han logrado superarlas de manera exitosa. Han logrado tener una inflación del 3% anual”, dijo al presentar el encuentro. (Télam)

En Esta Nota

Federico Sturzenegger
Comentarios