A Atlético no le dan respiro y lo siente

El cansancio es un factor clave en un “Decano” que ve a Belgrano como un punto de partida.

24 Sep 2017 Por Marcelo Androetto
2

SIN PAUSA. Gervasio Núñez, uno de los primeros refuerzos en sumarse al plantel de Atlético, sintió en parte un inicio de temporada furiosa para un “Decano” que jugará este mes un total de seis partidos. foto de JAVIER ESCOBAR (especial para la gaceta)

Un pelotazo en contra significó el paso de Atlético por Paraná. Sus errores recurrentes lo castigaron con el 1-2 ante Patronato. Un pelotazo en contra para el “Decano” también significó el designio de un fixture previsible pero caprichoso, que lo obligó a jugar cinco partidos en dos semanas y que finalmente le pasó factura al equipo de Ricardo Zielinski. El viernes, por caso, lució sin piernas, sin frescura mental.

“Fue el sexto (el quinto, en realidad), partido que jugamos en 15 días y terminamos con cuatro jugadores lesionados. Estamos pagando los costos de todos los esfuerzos que estamos haciendo. Vinimos con otra idea y nos encontramos con dos pelotazos que nos complicaron”, señaló el DT a la salida de la cancha del “Patrón”.

Los jugadores, en su mayoría, coincidieron con su técnico. Salvo Rodrigo Aliendro: “son muchos partidos, pero no es excusa, nosotros estamos preparados”. El resto, en cambio, recibió con alivio el hecho de que después de varias semanas, siete días separan un partido del otro, en este caso ante Belgrano, el viernes próximo.

“La verdad es que el fixture no nos está favoreciendo. Jugar un domingo, luego un martes y después un viernes no es humano, pero bueno. Nos tenemos que adaptar a eso. Viene bien una semana sin partido”, afirmó Cristian Villagra, que ante Patronato dejó la cancha con una contractura.

Su tocayo Lucchetti fue uno de los más molestos por la seguidilla de partidos. “Lo del pase de factura no es ninguna excusa, es la realidad: no es normal, además para los equipos del interior es muy difícil con el tema de la movilidad, los viajes, la logística. Pero están dadas así las cosas y tenemos que adaptarnos a esto”, afirmó el “Laucha”.

Y también se refirió al “cansancio mental” del grupo. “Empezamos la pretemporada el 2 de enero y tuvimos cinco días de vacaciones. No es sólo el trajín de estas tres semanas: en particular en mi caso y los del “Pulga”, Aliendro, (David) Barbona y algunos de los chicos que nos quedamos, llevamos disputados en el año 14 o 15 partidos más que Boca, y obviamente no tenemos el plantel largo que tienen ellos. En Atlético, en el último tiempo, hemos vivido algo maravilloso, pero en algún momento nos iba a pasar factura”.

Luis Rodríguez, que fue reemplazado en el primer tiempo debido a una contractura en el posterior derecho, reconoció el factor cansancio: “venimos jugando muchos cotejos, pero creo que no es excusa; en Paraná no tuvimos un buen partido, si bien fuimos y descontamos, fue con muchos pelotazos, que no es el estilo de Atlético”.

El “Pulga” se explayó más y fue más crítico que el propio Zielinski. “Hay cosas a corregir que no nos tienen que volver a pasar. Estamos entrando un poco dormidos, en los primeros 15 minutos nos vienen convirtiendo casi todos los partidos. Preocupó el funcionamiento. Frente a Patronato nos costó mucho el partido, lo sufrimos bastante, no tuvimos el juego colectivo que solemos tener, no llevamos mucho riesgo al área rival y las situaciones que tuvimos no fueron con tanta claridad como ante Chacarita”.

En lo que sí coinciden el entrenador y la máxima figura de Atlético es en el significado del choque ante Belgrano en el estadio Monumental. “Tenemos que dar una vuelta de página rápido y sumar de a tres”, dijo el “Pulga”. “Habrá que barajar y dar de vuelta”, reconoció un contrariado Zielinski, que sabe que justamente ante el equipo con el que mayor reconocimiento cosechó en el pasado se jugará una parada importante de cara al futuro.

Comentarios