Una política integral para el arbolado urbano

23 Sep 2017
1

EDULCORANTES Y AZÚCARES

He seguido con atención estos últimos días todo lo referido al tema del azúcar en bares de la ciudad de Córdoba, ampliamente difundido por los medios de prensa -especialmente en LA GACETA- y realmente me impactaron algunas cosas, por ejemplo las elocuentes palabras en discursos y notas llenas de fervor, tanto de funcionarios públicos, políticos y entidades azucareras empresarias que coinciden en hacer un frente común fuerte en defensa del azúcar. Incluidos con promesas de juicios de por medio, entre otras propuestas. No sé si será el camino ideal, porque seguramente una demanda de ese tipo habría que hacerla en Córdoba o en su defecto ante la Justicia Federal. De lo que vemos a diario con distintos casos, una cosa así puede durar tranquilamente unos 10 años. Tal vez esté equivocado -no lo dudo-, pero con eso no vamos al fondo del asunto. Por ello considero que hay un camino más fácil y directo para defender el azúcar en su integridad y sobre todo buscando recuperar el casi medio millón de toneladas/año que esos edulcorantes artificiales o sintéticos le escamotean al mercado azucarero nacional. Lo que sugiero es atacar la modificación del Código Alimentario Argentino en su capítulo 17 ficha 24, referido a esos edulcorantes. Los especialistas políticos de Tucumán sabrán si es necesario recurrir a esa modificación mediante una resolución ministerial o decreto nacional, o con una ley nacional. Este enfoque que sugiero puede ser más rápido y efectivo que las múltiples declaraciones citadas. Lo que más llama la atención es el silencio durante estos últimos años del sector empresarial azucarero sobre el tema en cuestión. ¿La famosa mesa sucro-alcoholera hará algo? No recuerdo haber visto o leído últimamente una campaña que puntualizara estas cuestiones contenidas en el citado código. Increíblemente siguen figurando allí los edulcorantes sintéticos totalmente prohibidos en países desarrollados (que mencioné en una carta anterior) como la sacarina o los ciclamatos, o sea que el Código les da su aval. Lamentablemente los menciona a todos como al aspartame, acesulfame de potasio, sucralosa, manitol (dice no más de 20 gramos/día), xilitol, entre otros. Incluso al sorbitol (que viene de la glucosa) le pone límites de no más de 50 gramos/día. Por algo será. Es decir, si realmente se desea defender la actividad comencemos por allí, más allá de los discursos. Por supuesto que al jarabe de maíz de alta fructosa (JAF) también lo avala. Lo más notable es que en el listado de los edulcorantes no nutritivos, en la cita de la mayoría de ellos no se hace ninguna mención a los riesgos comprobados en otros países más avanzados y salvo en un caso, con el aspartame, señala que los sobres deben incluir la leyenda “no apto para fenilcetonúricos” cosa que no leí en los sobrecitos que se distribuyen discrecionalmente en los bares.

Franco Augusto Fogliata

[email protected]


Amenaza bélica

Estimados lectores y señor Carlos Duguech: mi propósito al emplear esta tribuna que buenamente nos cede LA GACETA es esclarecer frente a visiones sesgadas, medias verdades y golpes efectistas que atentan contra el conocimiento de la historia y su cabal comprensión, sobre todo cuando alguien (que no soy yo) se pretende predicador de la “paz en el mundo”. Un buen amigo me hace leer un artículo de Duguech en “El nuevo Heraldo” (21/4/16) donde se comporta, con otra opinión, de la misma manera que aquí critica en mí. Esa dialéctica torna no edificante cualquier debate. Yo no uso al diario para hablar de mis programas de radio, ni de los libros autografiados que tengo, todo lo cual no significa un salvoconducto de nada, sino, siguiendo la máxima sarmientina, para tratar de “educar al soberano”, dentro de mis limitaciones. Considero haber dicho sobre el tema lo que estimo había que decir, basándome en la historia, no en mi subjetividad. Ya ven, nuevamente en la edición del 22/9 Duguech transmite una visión parcial de la amenaza bélica, confundiendo incluso el rol de la Asamblea de la ONU. Allá él. Pero no deseo volver sobre el tema. Sólo cerrar esta polémica sugiriendo a quien se presenta como analista internacional que sería más creíble su análisis si no tuviera su tantas veces demostrada parcialidad antinorteamericana, y comenzara haciendo las paces con quienes, como yo y muchos, simplemente pensamos diferente.

Víctor Chocobar

[email protected]


CORTE DE RUTA EN OHUANTA

Con órdenes Judiciales, se intenta desalojar a varias familias en la localidad de Ohuanta, pequeño pueblito ubicado al sur de la ciudad capital, poco más de 10 km, de distancia, que viven en el lugar y son descendientes de antiguos moradores. Hace tres días fuerzas de seguridad intentaron sacar por la fuerza a una familia de apellido Juárez. El demandante es una firma. También van contra las familias Lezcano, Ferrer, Ibarra, Albornoz Expte 2992/09, Juzgado Civil y Comercial Común IV Nominación; en el mismo Juzgado, se denunció a la familia Moreno, Expte, N° 2984/09. Hace 15 días autores desconocidos prendieron fuego a una centenaria herrería de equinos y mulas y el siniestro fue sofocado por tres dotaciones de bomberos y hubo cuantiosas pérdidas. Hay muchos otros casos y también hay una construcción de vital importancia, la escuela Provincia del Chaco, con una concurrencia de 300 alumnos en un solo turno. Menudo daño le harán a la gente darle la titularidad y las posesión a la firma que está quedándose todas estas tierras que antes eran plantaciones de citrus.

Carlos Alberto Drube

Avenida San Martín 51

San Pablo


Discapacidad y educación

Isabella tiene 4 años, un certificado de discapacidad y una madre que casi en soledad pelea en todos los ámbitos por hacer valer sus derechos. Nuestra sociedad no le da tregua: caso de la obra social, que debe garantizar su salud, y el colegio con el que soñaba iba a ser educada. Hace unos días tuvo una entrevista de admisión con la directora y la psicóloga de un instituto privado, quienes ya le habían dado turno de evaluación. Pero en cuanto escucharon sobre la discapacidad de Isabella, modificaron el criterio, advirtiendo que “no había cupo” para ella. No importa cuántos tratados internacionales se firmen, ni cuántas sentencias se dicten si quienes deben educar, formar, promover valores hacen todo lo contrario. Gracias por su honestidad señora directora del establecimiento privado: la mamá de Isabella no quiere para su hija la educación de una institución como la que usted dirige. Pero sí espera que en nuestro Tucumán existan otras entidades que demuestren un verdadero compromiso con un derecho esencialísimo para todo ser humano: la educación.

Angeles Igarzabel

[email protected]


Jubilados transferidos

A propósito del anuncio formulado por el Gobernador el 19/9, conviene indicar estas reflexiones. En el sector jubilados y pensionados provinciales transferidos se distinguen hoy dos universos: beneficiarios sin reparación histórica (docentes, investigadores, ex combatientes de Malvinas y aquellos que por el haber que percibían en actividad el beneficio actual con la movilidad nacional supera el porcentual que les correspondería, algunos pensionados, entre otros). Y un segundo grupo que obtuvieron y están percibiendo la reparación. Para los comprendidos en el primero, el haber nacional mínimo jubilatorio a percibir desde este mes sería de $ 7.246,64 y para ellos el Gobierno provincial les abonará un complemento de $ 6.153,36 hasta llegar a un beneficio mínimo de $ 13.400, equivalente al 82% del sueldo de $ 16.341 de un empleado en actividad. Ahora bien, en el segundo grupo, su recibo de haberes tendrá tres conceptos, a saber: haber nacional, reparación histórica y a cuenta de futuros aumentos, jugando este último como un complemento hasta cubrir el haber mínimo provincial de $ 13.400 anunciado por el Gobierno. Para una mayor comprensión, exponemos dos ejemplos: caso 1: haber nacional $ 7.247; reparación $ 2.500; nuevo a cuenta de futuros aumentos $ 3.653. Caso 2: haber nacional $ 7.247; reparación $ 6.000; nuevo a cuenta de futuros aumentos $ 153. Al margen del alcance que para cada caso particular pueda generar esta medida provincial, resulta destacable que después de ocho años se reivindica al sector previsional más desprotegido de Tucumán. Por otra parte, cabe señalar que la medida mencionada rige ya desde el presente mes y no desde octubre como se publicó. Y en cuanto a la consulta que me formulara un periodista, debo aclarar que se omitió mencionar que la lucha de nuestra Federación continuará hasta lograr igual beneficio para los jubilados y pensionados municipales, unos 500 destinatarios, y la aplicación irrestricta y automática del artículo 3º) de la Ley 7.652 a todos los jubilados transferidos y la liquidación y pago de las retroactividades devengadas.

Marcelo Agustín Venecia

[email protected]


La soberanía argentina sobre las Islas Malvinas

No son muchos los argentinos que conocen la más explícita afirmación extranjera de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas. Ella fue pronunciada en Londres, en la Cámara de los Comunes en julio de 1848 por un destacado legislador, William Molesworth (retrato). Fueron estas sus palabras: “Decididamente soy del parecer que esta inútil posesión se la devuelva al gobierno de Buenos Aires que justamente la reclama”. Es lo que se puede leer en la página 637 del libro “La Política Internacional de la Nación Argentina”, de Carlos Alberto Silva. Hace algunos meses, en una reunión sobre el tema en el Senado argentino, propuse, un poco en serio y un poco en broma, crear una Asociación de Amigos de William Molesworth, ofreciendo la presidencia honoraria a nuestro ministro de Relaciones Exteriores y al Embajador del Reino Unido. Ahora, cuando también parte del territorio de la Patagonia se nos quiere discutir, sugiero la lectura de las paginas del poco frecuentado libro de Silva.

Salvador Lozada

[email protected]

Comentarios