"No hay que tenerles lástima, porque no tienen problema en arrebatarle la vida a nadie"

La hermana de un policía que habría sido asesinado por el mismo joven que mató al cabo Concha descargó su bronca en las redes sociales.

09 Sep 2017
1

VELORIO. Los policías se reunieron ayer frente a la casa del cabo Concha, durante su velorio. LA GACETA / ANALÍA JARAMILLO

La hermana de un policía que habría sido asesinado por el mismo joven que está acusado de haber matado ayer al cabo José María Concha, cuestionó a la Justicia por haber liberado al sospechoso.

En su cuenta de Facebook comenzó lamentándose por la muerte deConcha. Pero cuando supo quién era uno de los sospechosos del crimen, explotó. “Señores policías y civiles hay que salir a las calles a pedir Justicia”, escribió Florencia Lazarte, hermana del joven Roberto Sebastián Lazarte, que habría sido víctima del mismo joven que está sospechado del último uniformado caído.

El 13 de enero de 2014, el uniformado, que prestaba servicio en la Dirección General de Investigaciones, se encontraba en su domicilio particular. Sintió ruido afuera de la vivienda y fue a ver qué estaba sucediendo. Allí se encontró con un grupo de al menos seis jóvenes que estaban robando la camioneta de un vecino.

Lazarte, según la investigación de esos tiempos, los enfrentó. Logró herir a por lo menos dos de ellos con su arma reglamentaria, pero los otros le provocaron heridas con picos de botellas. Peleó por su vida hasta el 31 de enero, día en el que falleció. Dos meses después, la Policía detuvo a tres sospechosos, uno de ellos un menor de 16 años y dos mayores. El más joven de los arrestados fue Patricio Alexis Alarcón.

El acusado, por ser menor de edad, fue internado en el Instituto Roca. Luego de que un juez de Menores le dictara medidas tutelares, recuperó la libertad. Su caso aún no llegó a juicio, por lo que recuperó la libertad.

Según las normas vigentes, el sospechoso debe ser enjuiciado por un tribunal que debe decidir si es inocente o culpable y luego el juez de Menores, que está obligado a seguir su comportamiento, debe imponerle una pena que, en principio, tendría que purgar cuando cumpla 18 años. Pero nada de eso habría ocurrido.

Reacción

“Hace aproximadamente tres años atrás, estas lacras le quitaron la vida a mi hermano Roberto Sebastián, policía que intentó evitar un robo. Pero el señor fiscal a uno de ellos, llamado Patricio Exequiel, lo dejó en libertad porque consideraba que el Instituto Roca no era apropiado para él”, indicó Florencia sin saber que esa decisión corre por cuenta de un magistrado.

La joven no ocultó su malestar por los dos crímenes que supuestamente habría cometido Alarcón. “En ese momento el nene tenía 16 años y ya llevaba una vida en su sangre. Hoy, con 19 se robó otra, otro policía muerto en cumplimiento a su deber, José María.Gracias por dejar sueltas a estas lacras que sólo hacen más daño”, expresó.

“¿Qué lugar es apropiado para que ellos paguen por todo lo que hicieron y hacen? Destruyen familias enteras por robar. Uno de ellos había sido herido de bala y recuerdo a mi familia para rezar para que no se muera. Mi hermano murió y con él se fue la Justicia. Jamás los detuvieron a todos y muchos menos les dieron una condena”, posteó.

En el comentario, que fue compartido más de 2.400 veces y que tuvo 1.577 me gusta y generó más de 500 comentarios, también se puede leer: “A estos no hay que tenerles lástima porque no tienen problema en arrebatarle la vida a nadie. Espero y pido por favor que se haga Justicia. Ya destruyeron a mi familia. ¡Ahora lo hicieron con otra! Basta de tanta corrupción y asesinatos”.


Comentarios