Mexico es un país con “memoria sísmica”

El intenso movimiento telúrico que dejó casi 60 muertos y decenas de heridos revivió el recuerdo del devastador terremoto de 1985

09 Sep 2017
3

ESCOMBROS, ANGUSTIA Y DERRUMBES POR DOQUIER. El sismo que se ensañó con México superó a los registrados en 90 años: fue incluso más intenso que el que destruyó el país en 1985. fotos de reuters

CIUDAD DE MÉXICO.- El sismo de 8.2 grados en la escala de Richter, registrado en las últimas horas del jueves, con epicentro en Chiapas, provocó la muerte de unas 60 personas y decenas de heridos. Fue el más intenso en nueve décadas, más aún que el de 1985, que destruyó la Ciudad de México.

Aquel también se produjo un jueves, pero su epicentro se registró entre Michoacán y Guerrero, a unos 400 kilómetros de Ciudad de México, mientras que el que ocurrió esta semana se produjo a 700 kilómetros de la capital del país.

“Los que tenemos más de 40 años no podemos dejar de hacer la comparación con lo que vivimos en el 85”, comentó a LA GACETA Gloria García Miranda, docente de la Universidad de México.

“El sufrimiento social que dejan este tipo de catástrofes es profundo y se perpetúa. Esa huella volvió a aparecer ahora: todos rememoraron a alquien perdido en el 85 -añadió-. Podría decirse que somos un país con memoria sísmica”

El temblor del jueves afectó a 50 millones de personas de Ciudad de México, Oaxaca, Puebla, Estado de México, Tabasco y Guerrero. Le siguieron decenas de réplicas. La de mayor magnitud fue de 6.1 y se preveía que hubiera otras de hasta 7.2 de magnitud. El territorio mexicano ha temblado decenas de veces en las últimas décadas, dijo García Miranda, y la duración de este último movimiento hizo pensar en que se encontrarían con una ciudad devastada y en cientos de víctimas.

La realidad, aunque terrible, no fue esa. “Hemos aprendido algunas cosas. Por un lado, ahora los edificios están construidos para soportar estos movimientos. Si bien hubo miedo, la alarma sísmica se encendió y la gente se dirigió a los lugares seguros, siguiendo las señalizaciones de los lugares públicos”, explicó García Miranda.

La docente contó que sus colegas de Chiapas están con mucho temor porque allí el terremoto se sintió muy fuerte, al igual que las réplicas, que fueron más de 200.

“Los daños mayores están en el Istmo de Tehuantepec, en el Estado de Guerrero -añadió García Miranda-. Y, como siempre, las comunidades más afectadas son también las comunidades más pobres”. Las clases se suspendieron en 11 distritos mexicanos.

La diferencia en los daños que provocaron ambos sismos en la capital mexicana tiene que ver con la profundidad a la que se generó cada uno: el de ayer fue a 58 kilómetros bajo el suelo y el del 85 fue a 15 kilómetros de profundidad.

Con una magnitud reportada por el Servicio Geológico de Estados Unidos de 8.1, el terremoto desatado ayer cerca de la medianoche es el más fuerte de México desde 1932, según el organismo. Destruyó paredes y ventanas, cortó la electricidad y disparó un pequeño tsunami. Según el Servicio Sismológico Nacional de México, el temblor se originó específicamente en el mar que rodea a Pijijiapan, en el estado Chiapas.

El sismo se sintió también en Guatemala, El Salvador y Honduras, dejando algunos daños, pero sin causar muertes. (Especial)

Las islas Galápagos estuvieron a punto de ser evacuadas

QUITO, Ecuador.- Las islas ecuatorianas de Galápagos quedaron fuera de peligro, tras mantenerse durante varias horas una alerta de tsunami declarada tras el terremoto de magnitud 8,2 de México

“Se cancela la alerta de tsunami emitida para las costas de Galápagos”, informó el Instituto Oceanográfico de la Armada (INOCAR), en Twitter, tras evaluar la altura de las últimas olas llegadas desde las costas mexicanas a las Galápagos.

En el transcurso de la alerta, pobladores de las islas Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela y Floreana, las únicas cuatro pobladas del archipiélago, fueron evacuados a zonas altas, aunque anoche habían retornado a sus hogares.

El terremoto se sintió en todo el territorio de Guatemala, pero no dejó víctimas mortales, confirmó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred). El registro oficial también da cuenta de dos heridos adultos y de dos menores con fracturas.

Solidaridad americana

Los gobiernos de distintos países de Latinoamérica y el de España expresaron su solidaridad con México tras el devastador terremoto. El presidente colombiano Juan Manuel Santos expresó su solidaridad a través de Twitter a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto. “Cuente con nosotros”, escribió.

“Hermanos mexicanos estamos con ustedes”, dijo el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski. El boliviano Evo Morales también ofreció su colaboración. El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, manifestó: “el sufrimiento del pueblo mexicano es sentido como propio por el pueblo de España”. El presidente argentino Mauricio Macri transmitió sus condolencias y comunicó su voluntad de colaborar en la ayuda a los damnificados con la asistencia de la Comisión Cascos Blancos. (DPA)

Comentarios