A pesar de los semáforos, siguen las demoras: ¿qué pasará con la rotonda de Camino del Perú y Belgrano?

En la Municipalidad capitalina aseguran que hace falta un plan integral de tánsito que incluya a San Miguel de Tucumán y a Yerba Buena.

07 Sep 2017

Pasan los meses y las quejas adquieren cada vez más intensidad. Es que decenas de automovilistas que circulan habitualmente por la zona oeste de la ciudad piden que las autoridades tomen una decisión: o dejan los semáforos y sacan la rotonda o hacen lo contrario. Sotienen que ambos elementos no pueden seguir funcionando juntos. Es que las demoras en la intersección de Camino del Perú con Belgrano-Perón son muy largas y la paciencia parece estar llegando a un límite.

Los semáforos llegaron a la rotonda en diciembre de 2016 como una opción para ordenar el tránsito en una zona muy complicada, especialmente en los horarios pico. Sucede que el creciminento urbano y comercial en la zona de la Perón, en San José y en Lomas de Tafí (barrio al que se puede llegar por el viejo Camino del Perú) multiplicaron el flujo de circulación en esa intersección de avenidas.

Ampliarán los accesos a la rotonda de Camino del Perú y Belgrano

Sin embargo, los meses pasaron y las quejas no dejaron de repetirse. “Si la gente supiera manejar, la rotonda facilitaría el tránsito. Cuando no respetás la entrada del otro auto ahí se produce el problema”, opinó Daniel Petre, un conductor que circula a diario por la zona.

Demoras, bocinazos y un largo “trencito” en la rotonda de Camino del Perú y Belgrano

“Los días viernes, sobre todo, esto es un caos total porque se recibe tráfico de todos lados”, dijo un Fernando Pérez, un camionero que circula con frecuencia por el lugar. “Habría que poner un lomo de burro antes para reducir la velocidad”, agregó Marcelo, otro conductor.

Entre los automovilistas parece haber consenso: con los semáforos, la rotonda ya está de más, por lo tanto, habría que eliminarla. Otra opción es reducir su diámetro para generar al menos un carril más de circulación.

Un dato que vale la pena rescatar es que algo similar ya se hizo en la intersección de Aconquija-Mate de Luna con Camino del Perú-Alfredo Guzmán. Allí se encontraba la rotonda de El Cristo, que fue semaforizada en 2008. Primero se redujo el diámetro de esa rotonda, pero finalmente se la eliminó.





En los horarios pico, a las principales demoras las sufren aquellos que llegan por Camino del Perú de norte a sur; los que vienen por Belgrano hacia el oeste, y los que transitan por Perón hacia el este.

Más seguridad

En la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, aseguran que, por ahora, no está previsto eliminar la rotonda. Además, dijeron que el municipio de Yerba Buena es resposable en gran medida de los embotellamientos que se producen en esa zona.

“El conductor tucumano es muy desaprensivo. Con la rotonda de Camino del Perú ganamos seguridad”, expresó el subsecretario de Planificación Urbana de la capital, Luis Lobo Chaklián.

El funcionario agregó que, desde que empezaron a funcionar los semáforos, se redujo la cantidad de accidentes en el lugar. De todos modos, no desaparecieron: el 2 de junio de este año, por ejemplo, una camioneta terminó encima de la rotonda.

Video: la demora mínima en la rotonda del Camino del Perú es de siete minutos

En ese marco, descartó la opción de quitar la rotonda de la avenida Belgrano. Inclusive, planteó la posibilidad de colocar una en la intersección de las avenidas Kirchner y Camino del Perú.

Lobo Chaklián afirma que a lo largo de la avenida Belgrano –desde Avellaneda hasta Camino del Perú-, todos los semáforos están sincronizados para que el tránsito fluya y permanezca ordenado. “El problema está en el tráfico que viene de oeste a este (de Yerba Buena al centro) porque en ese sector no semáforos. Yo creo que Yerba Buena necesita imperiosamente semáforos”, expresó.

“El sistema está descompensado y para resolver el caos de tránsito hace falta un plan integral, con una visión metropolitana del tema”, concluyó

Comentarios