¿Corea del Norte podría dejar sin luz a Estados Unidos?

2

MÁS PRUEBAS. Corea del Norte ensayó a fines de mayo el lanzamiento de misiles de largo alcance. FOTO TOMADA DE ACTUALIDADRT.COM

La posibilidad de un ataque electromagnético neutralizaría las redes eléctricas de todo el país.

05 Sep 2017

LONDRES, Inglaterra.- Hace dos días, Corea del Norte concretó su última prueba nuclear y despertó preocupación ante un posible ataque de pulso electromagnético (EMP), que podría neutralizar las redes eléctricas de todo Estados Unidos.

En un informe publicado por el diario inglés Daily Mail se analiza la hipótesis de un posible ataque EMP y de que "el pulso provocado por una explosión a gran altitud siembre el caos y la destrucción" a una escala "mucho peor" que el mismo ataque nuclear. Según Pionyang, se trata de "un arma multifuncional termonuclear con potencia destructiva que puede ser detonada incluso a grandes alturas en un ataque superpotente de EMP".

La explosión de una bomba termonuclear en el espacio aéreo de Estados Unidos podría desatar una ola de pulso electromagnético que, a su vez, generaría una sobrecarga de energía y un apagón de las redes eléctricas en la parte continental del país, destacó RT.com.

James Woolsey, el exjefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), adviertió que ese tipo de ataque podría dejar sin electricidad a hospitales, organizaciones gubernamentales y civiles, así como a todo tipo de infraestructura del país. "Creo que es la principal y la más importante y peligrosa amenaza para Estados Unidos", declaró el funcionario hace unos meses al diario San Diego Union-Tribune.

"Nos encontraríamos en un mundo sin suministro de alimentos, sin purificación de agua, sin sistema bancario, sin telecomunicaciones y sin medicina. Todo esto depende de la electricidad de un modo u otro", analizó Woolsey.

A cuanta más altura sea detonada la bomba, más amplio sería el efecto del EMP por lo que sí un artefacto es detonado a una altura de 30,5 kilómetros, sobre el centro de Estados Unidos, afectaría a por ejemplo a Kansas, Nebraska y a casi toda Dakota del Sur. Teóricamente, la explosión a una altura de 400 kilómetros sería suficiente para aniquilar casi toda los sistemas electrónicos de EE.UU. y afectar incluso a algunos territorios de Canadá y México.

Esta altitud equivale, aproximadamente, a la de la órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) y a la de otros satélites terrestres. Pionyang ya demostró que puede alcanzar estas alturas con sus lanzamientos de satélites en 2012 y 2016 y varios expertos consideran que estos ensayos probaron la trayectoria de un eventual ataque de EMP.

Comentarios