Messi no hizo caso al protocolo y cumplió el sueño de un niño - LA GACETA Tucumán

Messi no hizo caso al protocolo y cumplió el sueño de un niño

31 Ago 2017
2

MONTEVIDEO.- Lionel Messi llegó a Montevideo con la intención de gambetear a todos los uruguayos posibles pero hay uno al que no hizo pasar de largo: Luciano Viejo. Se trataba de un niño de 11 años quien junto a su papá, Pablo, se habían apostado a las puertas del hotel Sheraton de esa ciudad con la esperanza de ver a su ídolo que debía llegar de Buenos Aires junto a toda la delegación argentina.

El pequeño permanecía inmóvil en la espera, no tanto por el frío como por la ansiedad de darle a Messi una carta en la que le confesaba que era su ídolo, y que esperaba darle al rosarino cuando descendiera del bus.

Al verlo, Luciano se lanzó tras la valla para encontrarse con Messi pero el personal de seguridad rápidamente lo apartó de cualquier contacto con el jugador. Sin saber, claro, que el propio Messi los desautorizaría en cuestión de segundos. “Leo” miró como el niño había corrido hacia él y el accionar de los hombres de negro y con su brazo hizo señas de que dejaran pasar a Luciano. El nene había vuelto llorando a los brazos de su padre luego de la negativa pero tendría su recompensa.

El papá advirtió a Luciano de la situación y este volvió a correr a los brazos de su ídolo. Ambos sonrieron y no solo le entregó la carta sino que Messi le firmó el autógrafo y se tomó la fotografía que tanto quería. Fue el presidente de San Martín, de San Juan, Jorge Miadosqui, quien sacó la foto con el celular del chico.

Luciano volvió junto a su padre y le pidieron que muestre la foto. ¿Habrá salido?, le preguntaron. “Me mato”, soltó. Pero allí estaba la foto. Los dos sonrientes, por más que Luciano todavía se despojaba del último sollozo de la fenecida frustración. (DyN)

Comentarios