Engañan a los mosquitos con un aroma irresistible

28 Ago 2017

Les fascina la sangre de los humanos, pero también tienen otra debilidad: los dulces. Y es precisamente esta segunda afición de los mosquitos la que un equipo de investigadores aprovechó para desarrollar un novedoso y eficiente insecticida para eliminarlos que, además de ser económico, es amigable con el medio ambiente, según publicaron en la BBC.

“Vectrax”, como fue bautizado, podría convertirse en una herramienta clave en la lucha contra enfermedades como el zika y la malaria, transmitidas por los mosquitos. El nuevo insecticida, desarrollado por la empresa estadounidense de control semioquímico de plagas ISCA Technologies, que es dirigida por un brasileño, imita el aroma de las flores y plantas de las cuales el mosquito obtiene el azúcar que necesita para sobrevivir.

Las pruebas se realizaron en Tanzania y dieron muy buenos resultados, con una reducción de dos tercios de la población de mosquitos. “La mezcla de sustancias químicas que usamos para atraer a los mosquitos es tan poderosa que ellos ignoran los olores y atractivos naturales de las plantas para ingerir nuestra fórmula”, explica Agenor Mafra Neto, químico brasileño y CEO de la empresa. Para los investigadores, Vectrax es para el mosquito como tener una tienda de chocolates irresistible en cada esquina. Y para asegurarse de no atraer a otros insectos, se eliminó del cóctel todos los aromas que pudiesen atraer a abejas, avispas y otros que también dependen del néctar de las flores. A diferencia de los insecticidas convencionales, que se aplican en forma de aerosol en un área extensa, con lo cual personas y animales quedan expuestos a sus componentes potencialmente dañinos, Vectrax puede aplicarse como aerosol o gel en zonas específicas. Esto también evita que la contaminación llegue a los suelos y a los cursos de agua. El producto, presentado esta semana en el encuentro de la Sociedad Estadounidense de Química, podría estar disponible en un año y medio, según le dijo el investigador a la BBC.

Comentarios