Empresarios esperan reformas económicas tras las elecciones de octubre

1

Andrés Ibarra, ministro de Modernización nacional, y Jorge di Fiori, de la CAC, durante el Consejo de las Américas. FOTO DE DYN.

Esos cambios están orientados al denominado "costo argentino", la reforma impositiva, la competitividad y la inflación.

25 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El empresariado espera con optimismo que el Gobierno nacional empiece a abordar reformas económicas después de las elecciones generales del 22 de octubre, especialmente en cuestiones relacionadas con el denominado "costo argentino", la reforma impositiva, la competitividad y la inflación.

Los presidentes de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Jorge di Fiori, y de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, se refirieron así en una entrevista con la agencia DyN, tras participar de una nueva edición del Consejo de las Américas.

Según Di Fiori, las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) han dado una señal muy positiva. “La sociedad está entendiendo culturalmente a dónde podemos ir, a dónde va el mundo desarrollado", añadió.

"Confiamos que confirmado esto en octubre, se empiecen a hacer lentamente, para que la sociedad los vaya asumiendo, las reformas que permitan que volvamos a ser competitivos en el mundo, y que podamos salir al mundo con nuestros productos", indicó.

Por su parte, Funes de Rioja dijo que en su sector hay optimismo. Remarcó que la inflación todavía es un punto de preocupación, por lo que reclamó estabilidad macroeconómica para terminar con la especulación y dar previsibilidad para la inversión.

"Tenemos que mejorar enormemente el costo argentino", dijo el empresario, quien recordó que se le presentó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, un trabajo en el que se ha demostrado que del productor al consumidor, en algunos casos el valor pasa de 1 a 10, en la diferencia entre ambos sectores.

"Eso es producto de una alta presión tributaria nacional, provincial, municipal, de cargas sobre el salario que debe soportar el empleador, de una muy mala infraestructura", indicó. Al respecto, advirtió que es inadmisible que hoy siga siendo más barato traer un contenedor de China a Buenos Aires que mandarlo de Buenos Aires a La Quiaca.

El titular de la CAC opinó que se está recuperando confianza interna y externa, se está recuperando empleo, la actividad en general. “Argentina está vista desde el exterior con enorme interés", enfatizó

"La inflación está en franco retroceso, el tipo de cambio es una variable que no tiene nada que ver con los costos internos. Los costos internos son producto de una deformación de todo el sistema productivo argentino", amplió.

Por su parte, Funes de Rioja advirtió que todavía se hace complejo para algunos empresas de su sector “reabrir mercados y abrir nuevos mercados" por cuestiones de competitividad, que está impulsada fuertemente por el peso impositivo, el peso de la logística, los costos laborales no salariales, las cuestiones burocráticas y de acceso al crédito. (DyN)



Comentarios