Aseguran que se desarticuló a la célula terrorista que se atribuyó el atentado de Barcelona

El Estado Islámico pretendía cometer atentados de mayor alcance en España.

19 Ago 2017
1

La Policía de Cataluña se mantiene en alerta desde el jueves. REUTERS

El Gobierno español aseguró que la célula terrorista del Estado Islámico a la que se atribuyen los atentados del jueves en la ciudad de Barcelona quedó "totalmente desarticulada", según dijo hoy el ministro de Interior Juan Ignacio Zoido.

"Podemos decir que la célula ha quedado totalmente desarticulada en Barcelona, después de ver las personas que han fallecido, las personas que están detenidas y de las identificaciones que se están haciendo", explicó el responsable público en Madrid.

Atentado en Barcelona: hay una argentina entre las víctimas del ataque

Las autoridades confirmaron el viernes que un grupo organizado estuvo detrás de los dos atentados que un día antes mataron a 14 personas e hirieron a más de 120 en el centro de la capital de Cataluña, y en la localidad turística de Cambrils.

"Los autores del atentado de Barcelona son soldados del Estado Islámico y llevaron a cabo la operación en respuesta a los llamados para atacar a los estados de la coalición", señaló la agencia Amaq.

Por ahora hay cuatro detenidos por su presunta relación con los hechos. Según informaron medios españoles, los agentes buscan al presunto autor material del atropello masivo que tuvo lugar en el centro de Barcelona, que podría ser un hombre marroquí de 22 años.

La Policía abatió a tiros horas después de este primer ataque a cuatro presuntos terroristas cuando realizaban otro atropello en Cambrils, que mató a una persona y dejó seis heridos.

La Policía de España informó que el conductor de la camioneta podría estar vivo

Además, los investigadonres registraron la casa de un imán en la localidad catalana de Ripoll por su posible conexión con los ataques. Esta persona podría haber muerto en la explosión que tuvo lugar el miércoles, antes de los ataques, en una casa en Alcanar, situada a 170 kilómetros de Barcelona. La vivienda es clave en la investigación ya que está considerada centro de operaciones de la célula yihadista.

El grupo pretendía cometer atentados de aún mayor alcance en España, pero la explosión fortuita en la vivienda de Alcanar, donde al parecer almacenaban bombonas de gas, truncó sus planes. (DPA)

En Esta Nota

Barcelona
Comentarios