Cano no habla de derrota y se enfoca en octubre

El candidato a diputado relativizó la cosecha de los votos.

14 Ago 2017 Por Luis María Ruiz

Había clima de fiesta ayer a la noche en el búnker que había levantado Cambiemos en el Catalinas Park. Militantes de la alianza afín a la Casa Rosada cantaban y bailaban los jingles de campaña de José Cano, Beatriz Ávila y los demás candidatos. Había sándwiches, gaseosas, banderas, redoblantes, trompetas, luces de colores... Pero la expresión en la cara de los referentes -algunos podían disimular más que otros- evidenció que, en realidad, las PASO de ayer no les habían dejado demasiadas razones para festejar.

Quizás por eso, Cano se abrazó como nunca al slogan de campaña que importó el presidente, Mauricio Macri, y que hoy resuena en cada acto de su espacio. “¡Sí, se puede!”, exclamó el radical ante su público. ¿Se puede? Según el discurso del líder local de Cambiemos por el Bicentenario, para revertir el resultado de ayer se deben seguir algunas pautas clave.

Sin competencia

Ante todo, Cano relativizó la cosecha de sufragios y desestimó la comparación con el Frente Justicialista por Tucumán (FJT), que lidera el vicegobernador Osvaldo Jaldo. “Nosotros no competimos en este proceso electoral con ninguna lista; participamos para transformarnos en los candidatos del cambio en Tucumán para las elecciones de octubre”, señaló el ex titular del Plan Belgrano. Y recordó que en las legislativas de 2013, cuando también se postuló para la Cámara Baja, su lista sacó “el 25%” de los sufragios. “(Pero cuando fueron las generales), en la Casa de Gobierno apagaron la luz a las 10 de la noche y se fueron; de los cuatro diputados nacionales, nosotros sentamos dos en las bancas”, remarcó. Sobre el escenario, a su lado, lo aplaudían sus pares de lista: Beatriz Ávila y Alberto Colombres Garmendia. El intendente de Concepción y tercero en la nómina, Roberto Sánchez, cerró la jornada en la ciudad que conduce.

Otra clave para la remontada, según la arenga de Cano, será apostar por la polarización. “En octubre vamos a confrontar dos modelos de país: el kirchnerismo, que en Tucumán representan (Juan) Manzur, (José) Alperovich y Jaldo; o quienes creemos que debemos construir una provincia para todos, afirmó Cano. Según estrategas de ese espacio, los números que obtuvo Fuerza Republicana hicieron mella en las filas que defienden a la Casa Rosada. La apuesta, entonces, es un mano a mano con Jaldo y el FJT.

Expectativas

Luego de agradecerles a los funcionarios, dirigentes y seguidores de Cambiemos por su tarea en estos comicios, Cano ventiló cuál es su objetivo para dentro de dos meses. “Trabajemos todos juntos para que en octubre festejemos dos diputados para Tucumán y para que, en 2019, definitivamente llegue el cambio a la provincia. ¡Sí, se puede!”, los convocó otra vez Cano al cerrar el acto.

Los militantes dejaron el búnker aplaudiendo, cantando más jingles de campaña y tocando más fuerte los redoblantes. Más de un referente, sin embargo, dejó en claro que se necesitará más que un slogan para dar vuelta la historia como en 2013.


La arenga de Alfaro
“Se va a instalar el cambio en Tucumán”
José Cano fue el único candidato que dio un discurso ayer en el búnker de Cambiemos. La otra arenga fue del intendente de la capital, Germán Alfaro, que es el esposo de la postulante Beatriz Ávila. “Somos una fuerza política en crecimiento en la provincia; por eso no (se observa) el jolgorio y la alegría que sabían tener siempre en Casa de Gobierno”, afirmó el jefe municipal. Vaticinó que el 22 de octubre “se va a instalar el cambio en Tucumán”. Y ante militantes de su Partido por la Justicia Social, añadió: “el esfuerzo será grande, pero estamos convencidos quienes estamos acá, porque no estamos por un salario ni por una prebenda”.
============05 TEX L - Ficha 1 (11679785)============
Una peronista y un macrista
Ávila y Colombres Garmendia dicen estar confiados
La peronista Beatriz Ávila, segunda candidata de Cambiemos, afirmó que “el cambio está llegando”. Y aunque se mostró conforme con la elección, dijo que hubo “muchas denuncias en municipios oficialistas”. “Esperemos que no se repita el 22 de octubre”, añadió. Y a pesar de que el funcionario nacional Domingo Amaya no asistió al acto, afirmó: “es parte de Cambiemos”. Según el macrista Alberto Colombres Germendia, tercer postulante de la nómina, “el resultado nacional va a influir mucho” en Tucumán. Pero pidió hacer una autocrítica. “Hay que ver por qué nos cuesta en el NOA, no en Tucumán nada más, que llegue ese cambio que tan bien le hace al país”, añadió el legislador.

La arenga de Alfaro

“Se va a instalar el cambio en Tucumán”
José Cano fue el único candidato que dio un discurso ayer en el búnker de Cambiemos. La otra arenga fue del intendente de la capital, Germán Alfaro, que es el esposo de la postulante Beatriz Ávila. “Somos una fuerza política en crecimiento en la provincia; por eso no (se observa) el jolgorio y la alegría que sabían tener siempre en Casa de Gobierno”, afirmó el jefe municipal. Vaticinó que el 22 de octubre “se va a instalar el cambio en Tucumán”. Y ante militantes de su Partido por la Justicia Social, añadió: “el esfuerzo será grande, pero estamos convencidos quienes estamos acá, porque no estamos por un salario ni por una prebenda”.

Una peronista y un macrista
Ávila y Colombres Garmendia dicen estar confiados

La peronista Beatriz Ávila, segunda candidata de Cambiemos, afirmó que “el cambio está llegando”. Y aunque se mostró conforme con la elección, dijo que hubo “muchas denuncias en municipios oficialistas”. “Esperemos que no se repita el 22 de octubre”, añadió. Y a pesar de que el funcionario nacional Domingo Amaya no asistió al acto, afirmó: “es parte de Cambiemos”. Según el macrista Alberto Colombres Germendia, tercer postulante de la nómina, “el resultado nacional va a influir mucho” en Tucumán. Pero pidió hacer una autocrítica. “Hay que ver por qué nos cuesta en el NOA, no en Tucumán nada más, que llegue ese cambio que tan bien le hace al país”, añadió el legislador.

comentarios