La segunda vida de uno de "los 33" mineros del milagro chileno

Jorge Galleguillos es uno de los 33 sobrevivientes del derrumbe en la mina San José, registrado en Chile en 2010. Mucho ocurrió durante los últimos siete años en el seno de ese grupo de sobrevivientes. De eso y de aquella experiencia hablará el ex minero esta tarde, en el marco del Congreso de Geología.

09 Ago 2017

¿Están bien los 33? Es una pregunta difícil de responder, incluso para uno de los que soportó 70 días a 700 metros de profundidad, sin comida y con las esperanzas de salir vivos raquíticas. Es que después de semejante hazaña los mineros chilenos tuvieron que continuar en la superficie la lucha por la supervivencia. Y muy en contra de sus deseos, 10 de ellos debieron volver a las minas a trabajar. “Es muy difícil no hacerlo cuando uno se ha pasado toda la vida en las minas y no sabe hacer más nada que eso. Y si tienes familia que mantener y por otros trabajos pagan mucho menos, casi que no hay elección: hay que volver a la mina”, relata Jorge Galleguillos, uno de los 33 del milagro chileno de 2010. El ex minero se encuentra en Tucumán: llegó anoche para brindar una charla motivacional, en el marco del Congreso Geológico Argentino. Será hoy a las 14 en el hotel Sheraton.

Cuando volvió a ver la luz después de 70 días, Galleguillos tenía 63 años. Las dificultades para conseguir trabajo a esa edad no formaban parte de su pensamiento. Sólo podía enfocarse en su nieto, que tenía apenas cinco días cuando él quedó sepultado, y en su madre. “Esas eran la razones de mi vida en aquel momento. Quería salir vivo para encontrarme con mi madre y para conocer a ese angelito que era mi nieto recién nacido. Pensar en ellos era lo único que me daba fuerza allí en el refugio”, relata.

Galleguillos evidencia una tranquilidad y una paciencia envidiables. Habla pausado, piensa las respuestas, y nada de lo que dice deja entrever ni enojos ni resentimientos. Todo eso a pesar de que hay compañeros a los que no quiere ni nombrar; porque, ocurrido el milagro, comenzaron aparecer diferencias, distintas formas de ver y de enfrentar lo que les había pasado. “No estamos peleados, pero tampoco está tan bien la relación de los 33. No nos vemos entre todos como nos veíamos antes; además, andamos dispersados por todo el país”, admite.

Los desacuerdos comenzaron luego de que decidieran formar Propiedad Intelectual Minera (PIM), una sociedad integrada por los 33 sobrevivientes con el objetivo de administrar las regalías que pudieran surgir de la película que filmaron en su nombre, un libro y las futuras producciones.

“Hasta el momento, de la película hemos cobrado cero pesos. De hecho, la película es deficitaria. Del libro hemos cobrado 300 dólares cada uno, luego de una venta grande en Europa”, detalla el minero “número 11”, la marca que le quedó grabada según el orden en el que fue rescatado. Su segundo nacimiento, podría decirse. “Después de mucho pelear conseguimos que nos dieran una pensión a los 33, porque en principio las habían otorgado solamente a 14 de nosotros, los que habíamos superado los 50 años, por la dificultad para conseguir trabajo”. revela.

Algunos compañeros, los que no volvieron al trabajo, no pueden ver una mina ni en fotos. Como veteranos de guerra, les quedaron secuelas psicológicas imposibles de superar. Él, en cambio, está en contacto con la mina de San José casi a diario. “Yo soy guía turístico en la mina, donde se ha construido un centro de interpretación para contar lo que hemos vivido -explica-. He vuelto a entrar a la mina cuando el Gobierno tuvo que inspeccionar, y la verdad a mí no me afecta, a pesar de que estuve muy cerca del derrumbe y a centímetros de morir aplastado”.

Sí puede volver a la mina, pero lo que no puede hacer Galleguillos es terminar de ver la película “Los 33”, en la que él no aparece pero de la cual sostiene que no refleja ni un 5% de lo que vivieron los mineros.

“He intentado verla cuatro veces. La primera en el estreno, cuando nos hicieron pasear por la alfombra roja y fue más show para la prensa que para nosotros. Otras veces también intenté verla, incluso me la compré para verla en mi casa, pero siempre me dormí”, afirma.

Según Galleguillos, a la película le faltan cosas y le sobran otras. “No muestra lo suficiente todo lo que pasaba antes. Nosotros sabíamos que esa mina podía derrumbarse, se la escuchaba crujir desde hacía mucho tiempo -apunta-. En cambio, muestra cosas como que discriminábamos al compañero boliviano y eso nunca ocurrió, siempre fue uno más. A pesar de las diferencias posteriores, en el refugio tuvimos una buena convivencia, no había rivalidades. Justamente de eso voy a hablar en la charla para los jóvenes geólogos: de la importancia de trabajar en equipo e ir todos para el mismo lado; y la fe, la esperanza, la oración, que fueron las cosas que nos alimentaron y nos salvaron”.

Jorge Galleguillos es uno de los 33 sobrevivientes del derrumbe en la mina San José, registrado en Chile en 2010. Mucho ocurrió durante los últimos siete años en el seno de ese grupo de sobrevivientes. De eso y de aquella experiencia hablará el ex minero esta tarde, en el marco del Congreso de Geología.


la historia
“En la oscuridad”, el libro que inspiró la famosa película
El escritor Hector Tobar, ganador del Premio Pulitzer, fue el primero que escribió la historia de los 33 mineros atrapados tras el derrumbe de 2010. El libro “En la oscuridad” nace de las varias entrevistas que efectuó el autor con los trabajadores de la mina San José. Ocupó un lugar en la lista de 2014 de los 100 libros notables que publica anualmente el diario The New York Times.
la película que inmortalizó a los 33 mineros de san josé
El 6 de agosto de 2015, un día despues del quinto aniversario del derrumbe que dejó atrapados a los mineros, se estrenó la película “Los 33” (foto), una coproducción chileno-estadounidense dirigida por la mexicana Patricia Riggen. Está protagonizada por el actor español Antonio Banderas en el papel de Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros atrapados. El filme narra la convivencia y la supervivencia de los 33 trabajores atrapados en el refugio a 700 metros de profundidad, la lucha de sus familias para que sean rescatados con vida, las mezquindades de la compañía que explotaba el yacimiento y la capitalización del rescate por parte del Gobierno chileno representado por Sebastián Piñera.
derechos reservados  
Cuando creció el interés de la industria cultural para contar su historia, los mineros formaron una sociedad para explotar esos derechos.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11668174)============
las 5 claves
1. la ubicación de la mina
El yacimieno o mina San José está ubicado al norte de Chile, en la región de Atacama, en la comuna de Caldera, 30 km al noroeste de la ciudad de Copiapó, y a 850 km de Santiago de Chile. Si se trazara una línea recta desde la mina hasta Tucumán, estaría a la altura de la ciudad de Monteros, más o menos.
2. casi dos siglos de explotación minera 
La mina comenzó a explotarse en 1840, extrayendo principalmente plata. Para cuando ocurrió el accidente de los mineros se extraía principalmente oro y cobre. A los 10 años de abierta, en la década de 1850, era una de las minas más grandes y ricas del país.
3. antecedentes trágicos en la mina
En 1980 la mina pasó a manos de la empresa San Esteban Primera, que al principio la arrendó y luego la adquirió. Antes del derrumbe de 2010, tras el cual quedaron atrapados los 33 mineros, hubo una larga lista de accidentes, dos de ellos fatales, ocasionados por derrumbes; también hubo dos trabajadores amputados y varios heridos. La mina estuvo cerrada entre enero de 2007 y el 30 de mayo de 2008; por orden del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile debía fortalecer su seguridad, pero luego de la reapertura siguieron los accidentes.
4. “Estamos bien los 33”
El 5 de agosto de 2010 se produjo un nuevo derrumbe, a 622 metros de profundidad, en el que quedaron atrapados los 33 mineros. El caso tuvo repercusión mundial y el Gobierno chileno se vio obligado a intervenir.    Luego de 17 días del derrumbe, el 22 de agosto, se supo que los 33 trabajadores estaban vivos. “Estamos bien en el refugio los 33”, fue el ahora icónico mensaje que llegó a la superficie, escrito por el minero José Ojeda.
5. 22 horas duró el rescate
El histórico rescate comenzó el 13 de octubre de 2010 a las 0.10 y terminó ese día a las 21.56. Fueron 22 horas de trabajo contínuo con el que se logró sacar uno a uno a los mineros. Las cápsulas, bautizadas como Fénix, fueron diseñadas y construidas especialmente para el rescate.


La historia
“En la oscuridad”, el libro que inspiró la famosa película

El escritor Hector Tobar, ganador del Premio Pulitzer, fue el primero que escribió la historia de los 33 mineros atrapados tras el derrumbe de 2010. El libro “En la oscuridad” nace de las varias entrevistas que efectuó el autor con los trabajadores de la mina San José. Ocupó un lugar en la lista de 2014 de los 100 libros notables que publica anualmente el diario The New York Times.

La película que inmortalizó a los 33 mineros de San José
El 6 de agosto de 2015, un día despues del quinto aniversario del derrumbe que dejó atrapados a los mineros, se estrenó la película “Los 33” (foto), una coproducción chileno-estadounidense dirigida por la mexicana Patricia Riggen. Está protagonizada por el actor español Antonio Banderas en el papel de Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros atrapados. El filme narra la convivencia y la supervivencia de los 33 trabajores atrapados en el refugio a 700 metros de profundidad, la lucha de sus familias para que sean rescatados con vida, las mezquindades de la compañía que explotaba el yacimiento y la capitalización del rescate por parte del Gobierno chileno representado por Sebastián Piñera.

Derechos reservados  
Cuando creció el interés de la industria cultural para contar su historia, los mineros formaron una sociedad para explotar esos derechos.

Las cinco claves

1. La ubicación de la mina
El yacimieno o mina San José está ubicado al norte de Chile, en la región de Atacama, en la comuna de Caldera, 30 km al noroeste de la ciudad de Copiapó, y a 850 km de Santiago de Chile. Si se trazara una línea recta desde la mina hasta Tucumán, estaría a la altura de la ciudad de Monteros, más o menos.

2. Casi dos siglos de explotación minera
 
La mina comenzó a explotarse en 1840, extrayendo principalmente plata. Para cuando ocurrió el accidente de los mineros se extraía principalmente oro y cobre. A los 10 años de abierta, en la década de 1850, era una de las minas más grandes y ricas del país.

3. Antecedentes trágicos en la mina

En 1980 la mina pasó a manos de la empresa San Esteban Primera, que al principio la arrendó y luego la adquirió. Antes del derrumbe de 2010, tras el cual quedaron atrapados los 33 mineros, hubo una larga lista de accidentes, dos de ellos fatales, ocasionados por derrumbes; también hubo dos trabajadores amputados y varios heridos. La mina estuvo cerrada entre enero de 2007 y el 30 de mayo de 2008; por orden del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile debía fortalecer su seguridad, pero luego de la reapertura siguieron los accidentes.

4. “Estamos bien los 33”

El 5 de agosto de 2010 se produjo un nuevo derrumbe, a 622 metros de profundidad, en el que quedaron atrapados los 33 mineros. El caso tuvo repercusión mundial y el Gobierno chileno se vio obligado a intervenir.    Luego de 17 días del derrumbe, el 22 de agosto, se supo que los 33 trabajadores estaban vivos. “Estamos bien en el refugio los 33”, fue el ahora icónico mensaje que llegó a la superficie, escrito por el minero José Ojeda.

5. 22 horas duró el rescate

El histórico rescate comenzó el 13 de octubre de 2010 a las 0.10 y terminó ese día a las 21.56. Fueron 22 horas de trabajo contínuo con el que se logró sacar uno a uno a los mineros. Las cápsulas, bautizadas como Fénix, fueron diseñadas y construidas especialmente para el rescate.

Comentarios