“Si la camioneta hubiera frenado, él quizás estaría vivo”

La familia de Esteban Gambarte repudió al conductor que lo embistió y luego se fugó. El hombre que lo atropelló se puso a disposición de la fiscalía de turno, a través de un escrito presentado por uno de sus abogados.

08 Ago 2017
1

UNA FAMILIA DESTROZADA. La hermana (izquierda), la esposa (al medio), la madre (izquierda) y dos hijas de Gambarte charlan con LA GACETA. la gaceta / foto de hector peralta

“La persona que lo atropelló debería haber parado para ayudarlo. Aquí no se murió un perro; era una persona que tenía cuatro criaturas en su casa. Si la camioneta hubiera frenado, él quizás estaría vivo”, lamentó Daniela Gambarte. El domingo a la mañana, su hermano Esteban Mauricio Gambarte volvía en moto de la casa de un amigo por la zona del Mercofrut cuando fue chocado por una camioneta que se dio a la fuga. El siniestro ocurrió entre las 6 y las 7, y la oscuridad jugó una mala pasada para el rescate.

Chocaron, mataron y se fugaron: los ocho casos que causaron conmoción en poco más de dos meses

“Yo les fui a preguntar a los vecinos de la zona. Ellos me dijeron que escucharon un golpe seco. Vieron la moto tirada y el casco, que había volado unos 60 metros, pero no podían encontrar a mi marido por la falta de luz”, comentó Natalia Bazán. “Uno de los vecinos lo encontró en una barranca de casualidad, cuando volvía para su casa después de buscar”, agregó.

Los restos fueron sometidos a una autopsia durante la tarde del domingo. A la noche se entregó el cuerpo a la familia. Después de ser velado esa noche en una habitación de la casa de Villa Muñecas que compartía con sus padres, su esposa y sus hijos, el hombre fue enterrado ayer a la mañana.

“¿Por qué no lo cargó en la camioneta o llamó a una ambulancia?”, lamentó su esposa.

La pareja tiene tres niñas de 13, 9 y 8 años, y un varón de 10. Gambarte era el que llevaba el dinero a la casa con las changas que conseguía en la calle. Al no tener obra social, la familia tuvo que contar moneda por moneda para el sepelio. Su esposa se encuentra desempleada y sólo cobra un plan.

“Nosotros somos humildes pero no vamos a aceptar dinero. Queremos que la persona que lo atropelló aparezca y pague por lo que hizo”, adelantó su hermana. En tanto, una de las hijas mayores del hombre lo recordó como un hombre feliz: “no tenía malos días, siempre nos hacía reír”.

Se puso a disposición

Ayer a la mañana el abogado José Ignacio Ferrari se presentó ante la fiscalía de Adriana Reinoso Cuello para poner a disposición a su cliente, el conductor de la camioneta. El defensor explicó que se trata de un hombre, mayor de edad, y confirmó que el vehículo es una Toyota Hilux, como lo habían afirmado algunos testigos.

Domingo sangriento: tres motociclistas murieron en distintos accidentes

Con todo, dijo que no podía decir nada más hasta que su cliente declare. Esto podría ocurrir hoy; fuentes judiciales deslizaron que aún no se lo citó porque la comisaría que tiene jurisdicción en el lugar del accidente no había enviado todavía la causa a Tribunales.

Comentarios