Bolt: grande aún perdiendo

Tercero en los 100 metros, fue más aplaudido que el campeón.

06 Ago 2017
1

MUY AJUSTADA. La definición en la línea de llegada fue impactante: Gatlin (primero desde la izquierda), Coleman (cuarto) y Bolt (quinto) llegaron casi empatados. Reuters

LONDRES.- Con un tiempo de 9”92/100 Justin Gatlin es el nuevo campeón mundial de los 100 metros. Su consagración quedará opacada -sin exagerar- porque se produjo en la última carrera de Usain Bolt (9”95/100) que llegó tercero. En el medio, y como otro actor de reparto, quedó Christian Coleman (9”94/100).

Quizás el final de la película que tuvo como set de filmación el estadio Olímpico de Londres, no tuvo el desenlace esperado, pero de antemano se sabía que Bolt sería el protagonista máximo. Por eso no fue llamativo lo que hizo el estadounidense luego de confirmarse su victoria. Gritó “yes” con máxima potencia, hizo el gesto de silencio ante las cámaras por los abucheos que recibió desde las tribunas, pero después Gatlin se arrodilló ante Bolt. El campeón del mundo, no muy querido ya que fue sancionado dos veces por dopaje, entendió cómo venía la historia y se hincó ante la leyenda. “Mi homenaje a Usain, un atleta indescriptible”, dijo.

Gatlin empezó la final bastante atrás y parecía lejos de la victoria. “Iba escondido, alejado de la presión, y aparecí”, describió. Mientras tanto, las 65.000 almas reverenciaban a Bolt. La figura del jamaiquino, distinguida entre los físicos de los fondistas clásicos, mucho más bajos y menos musculosas, no volverá a verse. Al menos no en soledad porque una última función queda pendiente cuando corra la posta 4x100 para su país dentro de una semana.

Bolt sufrió su primera derrota de los últimos 10 años en los 100 metros. Por ello, la sorpresa fue monumental en Londres, ya que se esperaba otro oro para la amplia colección del caribeño. Habría sido el N°12 en una justa mundial en su extraordinaria carrera.

En su competencia de despedida, el “Rayo” fue menos veloz que nunca. Salió fatal de los tacos que tanto había criticado, demoró muchísimo en alcanzar su punta de velocidad y, cuando quiso darse cuenta, Gatlin y Coleman ya habían franqueado la meta con una ventaja mínima.

“La salida me mató. Normalmente mejoro con el pasar de las rondas, pero eso no llegó. Y el hecho de no tenerla (una buena salida), explica por qué perdí”, asumió Bolt su derrota. (Especial-DPA)

Comentarios