“Los vamos a sacar a todos”, prometió Bullrich ante el reclamo por la impunidad de los transas

El encuentro se desarrolló en un salón ubicado arriba de una panadería, en una esquina de Banda del Río Salí.

05 Ago 2017
1

Patricia Bullrich en Banda del Río Salí. FOTO LA GACETA/ FRANCO VERA.

Sentadas en una ronda de sillas plásticas, las “Madres del Pañuelo Negro” hablaron durante media hora con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. Le describieron el infierno que viven en sus barrios, le relataron sus luchas contra los transas y hasta lloraron cuando se refirieron a la intimidad de sus hogares, donde algunas vieron robar a sus hijos y otras fueron testigos de sus muertes.

El encuentro se desarrolló en un salón ubicado arriba de una panadería, en una esquina de Banda del Río Salí. Además de Bullrich, las madres fueron escuchadas por los candidatos por Cambiemos José Cano y Beatriz Ávila, por el diputado Federico Masso (Libres del Sur) y por el secretario de Seguridad del Interior, Gerardo Millman. “Me han muerto a mi hijo y ellos (los transas) tienen más privilegios que nosotros. ¿Por qué no hay una condena?”, expresó Dora Ibáñez con desesperación. “No es vida lo que llevamos nosotros, es un infierno”, agregó.

“Al cura que nos ayudaba (Melitón Chávez) lo sacaron de Tucumán. A las monjas que estaban con nosotros también se las llevaron de La Costanera. Pero nosotras seguimos ahí, peleando contra los transas”, dijo otra de las madres ante una Bullrich atenta, pero no sorprendida.

Las mujeres le explicaron a la ministra que, además de centros de rehabilitación, necesitan que sus hijos puedan reinsertarse en la sociedad para mantenerse alejados de las drogas. “Le pedimos que nos ayude, que construyan un centro de rehabilitación para nuestros hijos y que haya trabajo genuino para los que ya vienen rehabilitados y vuelven a la misma problemática porque no hay contención, porque se sienten discriminados y excluidos”, planteó Ibáñez.

“Estamos trabajando para llegar a todos lados en la lucha contra el narcotráfico y no vamos a parar. Sabemos que esto tiene que ir acompañado por la prevención y el tratamiento de los chicos con problemas de adiciones”, les respondió Bullrich. Para finalizar el encuentro, se levantó de su silla, tomó las manos de una de las madres que había puesto énfasis en la impunidad de los transas y le prometió: “los vamos a sacar a todos”.

Tras esa breve reunión, Ibáñez resumió: “ella dijo que nos va a ayudar y esa es la esperanza que tenemos. Muchas veces nos prometieron ayuda desde el gobierno provincial y nunca tuvimos nada. Ahora, con la Nación, es la primera vez que nos reunimos”, aclaró.

La siguiente parada de la ministra fue un centro vecinal de Villa 9 de Julio, donde conversó con otros grupos de personas que también luchan contra las adicciones y los dealers. “En Tucumán nos vamos a hacer cargo del problema”, aseguró la ministra. “Me comprometo a que vamos a ir a buscar a cada narco que esté en Tucumán. Les pido que nos den toda la información que tengan porque nosotros los vamos a cuidar. Toda la información nos sirve para sacar a los narcos. Sepan que vamos en serio”, agregó.

Otra promesa

El principal reclamo que vienen realizando tanto las “Madres del Pañuelo Negro” como “La Hermandad de los Barrios” es que se termine de construir el Centro Preventivo Local de Adicciones (Cepla) que había empezado a edificarse en La Costanera en julio de 2015, pero que luego se paralizó en diciembre de ese mismo año.

“Nos dijeron que era como el Yaciretá de Tucumán, un monumento a la corrupción; que había expectativas y esperanzas, pero que había quedado sin terminar”, comentó ayer Bullrich. “Hoy -agregó- se comunicó conmigo la gente de Sedronar (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas) para arrancar de nuevo”.

Sobre ese anuncio, Masso aportó más detalles. “La Subsecretaría de Obras Públicas de la Nación, en acuerdo con la Sedronar, decidieron hacer un Cepla nuevo en una zona cercana a La Costanera”, indicó. Según anticipó, esta vez la obra se realizaría en un terreno que pertenece al municipio.

“Hemos planteado que en el otro lugar, donde ya se invirtieron $ 7 millones, mínimamente se haga un campo deportivo para que sea un anexo porque sería una locura tirar toda esa plata”, contó. En cuanto a fechas de inicio y finalización de obras, explicó: “vamos a tener una reunión la semana que viene para ponerle fecha. Roberto Moro (titular de la Sedronar), planteó que cuando tenga la fecha y el lugar de la construcción vendrá a la provincia a dar la cara porque no quiere prometer algo que después no vaya a cumplir”.

Moro estuvo en Tucumán en octubre del año pasado y en esa oportunidad recorrió La Costanera. “En el transcurso del mes de noviembre las obras tienen que reiniciarse. Es una obra que se fue deteriorando por el tiempo que estuvo parada, pero el objetivo es que esté lo antes posible para que las Madres y el barrio lo puedan utilizar”, se había comprometido.

La ex presidenta Cristina Fernández había anunciado a comienzos de 2014 la construcción de 210 centros de prevención (Cepla) y asistencia (CET) en todo el país, como parte del programa “Recuperar Inclusión”. Se proyectaron 91 centros y se inauguraron 11.

Comentarios