El crédito hipotecario no tendrá carga tributaria

El gobernador eliminará la alícuota del 7% del impuesto sobre los Ingresos Brutos para abaratar el financiamiento para viviendas. “Se trata de una medida fiscal con alto impacto social”, dijo el jefe del PE. Apoyo del bloque oficial; críticas desde la oposición

29 Jul 2017
1

MEDIDAS EN TIEMPO DE MORATORIA. El Gobierno baja la carga fiscal para los créditos, mientras espera el cierre del plan de pagos para el lunes. la gaceta / foto de ANTONIO FERRONI (archivo)

Los créditos hipotecarios serán un 7% más baratos en Tucumán. El Poder Ejecutivo elevó a la Legislatura un proyecto mediante el cual se dispone alícuota cero para el impuesto sobre los Ingresos Brutos, que actualmente es del 7%. La medida fue anunciada por el gobernador Juan Manzur, quien espera que la Legislatura lo sancione la próxima semana. “Se trata de una medida fiscal con alto impacto social, en la que el Estado quiere actuar como facilitador para el desarrollo de la población y de las empresas vinculadas a la construcción de viviendas, que generarán empleos”, indicó Manzur a LA GACETA.

A través del proyecto de ley, “se propicia modificar la Ley Impositiva Nº 8467 y sus modificatorias, reduciendo del 7% al 0% la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos para los servicios de las entidades financieras regidas por la Ley Nacional N° 21.526 correspondiente a los intereses y ajustes de capital de los préstamos hipotecarios otorgados a personas físicas, con destino a la compra, construcción, ampliación o refacción de vivienda única familiar y de ocupación permanente”, dice la iniciativa que lleva la firma del gobernador y del ministro de Economía, Eduardo Garvich.

“La modificación propuesta tiende a neutralizar la incidencia del gravamen en las cuotas de los créditos hipotecarios, en aras de disminuir el déficit habitacional estructural, promover el crecimiento económico y el empleo a través de la inversión en viviendas, como así también fomentar el desarrollo con equidad social a través de la expansión del crédito hipotecario”, se explica oficialmente. Manzur y Garvich analizaron ayer el costo fiscal de la medida junto con la director de Rentas, Graciela Acosta. De acuerdo con los cálculos oficiales, la incidencia en la recaudación puede llegar a ser de $ 56 millones mensuales. No obstante, en la Casa de Gobierno creen que puede llegar a compensarse con un repunte de la actividad de la construcción. “No deja de ser un estímulo en medio de la incertidumbre económica que observamos en el país”, indicó el mandatario provincial.

En el área económica aguardan que la recaudación de este mes roce los $ 1.200 millones, un ingreso por cobro de impuestos dentro de lo proyectado en el Presupuesto. También esperan observar el comportamiento de los ingresos por el plan de pagos que vencerá el lunes.

En el Ejecutivo señalan que la eliminación de esta carga fiscal implicará que el cliente de un banco pague menos costos adicionales al tomar un préstamo hipotecario o que se abarate la cuota. Actualmente, varias provincias tomaron la decisión de bajar la alícuota (Córdoba por ejemplo la redujo del 8% al 1,5%; esa es la misma tasa reducida por Ciudad de Buenos Aires y Mendoza, entre otros distritos).

Reacciones

Los miembros del oficialista bloque de legisladores Tucumán Crece anticiparon que pedirán una urgente convocatoria a Labor Parlamentaria para que el proyecto ingrese al recinto en los próximos días. “La medida nos resulta pertinente y de gran prioridad para beneficiar a las más de 1.000 familias tucumanas que buscan a través de los créditos hipotecarios poder concretar el tan anhelado sueño de la casa propia”, argumentó la bancada que encabeza Ramón Santiago Cano.

Según trascendió en medios parlamentarios, es posible que esa convocatoria sea atendida para este lunes, de tal manera de llevar el proyecto al recinto en el transcurso de la próxima semana.

En tanto, el precandidato a diputado por Cambiemos para el Bicentenario, José Cano, aseguró que se trata de una medida acertada por parte del Gobierno de Tucumán. “Es lo que pidió (el presidente) Mauricio Macri hace varias semanas a todos los gobernadores. Celebro que el oficialismo tucumano haga lo que hay que hacer, más allá de su campaña mediática para intentar vender que el presidente es enemigo de los tucumanos. La mentira tiene patas cortas”, precisó.

Temas

Juan Manzur
Comentarios