Una legisladora oficialista reaviva el debate por el cupo femenino

Bulacio propone que si una representante libera una banca la reemplazante sea una mujer

28 Jul 2017

Una legisladora oficialista presentó un proyecto de ley que reaviva el debate sobre el cupo femenino en la provincia.

Nancy Bulacio, secretaria del bloque Tucumán Crece, propuso que se incluya en el Régimen Electoral Provincial la obligatoriedad de que las listas de postulantes para comicios locales contengan al menos un 30% de candidatas “con posibilidades de ser elegidas”.

Estas modificaciones impulsadas por Bulacio tendrían impacto, en caso de ser concretadas, en los comicios provinciales de 2019. Pero si el proyecto avanzara hoy, un artículo referido a los reemplazos podría generar una polémica por la composición legislativa actual. Según la autora del texto, si una mujer libera una banca en el Poder Legislativo, ese lugar debería ser ocupado por la siguiente postulante de la lista que hubiere resultado proclamada, y no por un hombre.

Si bien la contienda de este año es regida por el Código Electoral Nacional, el proyecto de Bulacio podría afectar la situación de dos de sus “compañeras” de bloque: Gladys Medina y Sandra Mendoza Ambas tomaron licencia en el cargo para lanzarse como precandidatas (en segundo y cuarto término, respectivamente) de la lista para diputado del Frente Justicialista por Tucumán, armado que lidera el vicegobernador -también en uso de licencia-, Osvaldo Jaldo.

En caso de que Medina de Monteros (esposa del intendente bandeño Darío Monteros) y Mendoza de Orellana (esposa del diputado peronista José Orellana) accedan a un escaño en la Cámara Baja, la normativa vigente indica que deberían ser sustituidas por el postulante que le sigue en la lista, sin distinción de sexo del candidato. En el caso de Medina, sería el ex intendente de Bella Vista, Luis Espeche (octavo en el armado del Este del FPV en 2015); y en el de Mendoza, Jorge Delgadino (cuarto en la lista del “acople” oficialista Tucumán Innovador en el Oeste).

“Proponemos que el reemplazo sea mujer por mujer, porque es la única forma de preservar el porcentaje conquistado, no sólo en la conformación de las listas partidarias, sino también mantener el porcentaje efectivo en la integración de los cuerpos legislativos”, consignó Bulacio. Siguiendo esta línea, si sus “compañeras” que se postulan para diputadas resultan electas y asumen, deberían ser sustituidas por Eugenia Durso (en el caso de Medina) y por María Argentina Sosa (en el de Mendoza). Sin embargo, Espeche y Delgadino también podrían alegar que al momento de los comicios, la legislación vigente les daba lugar a ellos.

En las últimas semanas, el espacio de la precandidata a diputada por el massismo, Mariela Domenichelli (compite en las internas del justicialismo), objetó que la lista titular de Cambiemos, liderada por José Cano, sólo incluya a Beatriz Ávila entre los cuatro titulares.

Comentarios