Cartas de lectores

27 Jul 2017 Por LA GACETA

Pami

Con mucha tristeza me dirijo a este medio para contar la amarga experiencia que me toca vivir, y que puede sintetizarse en esto: “El PAMI no escucha”. Tengo a mi cargo en mi domicilio a mi hermano de 83 años, ya que el 22 de julio, ante una descompensación de él, tuve que buscar ayuda de los vecinos porque no tenemos emergencia médica. Al llegar como pude al sanatorio tampoco había camilleros ni personal auxiliar. El profesional que lo atendió le dio “un vistazo” y a la casa otra vez, de la mano de Dios. Por eso, por medio de este prestigioso diario, pido al señor director del PAMI: no abandone a los abuelos.

Irma Alvarez

Castelli 265, San Miguel de Tucumán

Jubilados

El gobernador, en un acto político celebrado en la ciudad de Concepción pidiendo votos para su candidato, el vicegobernador en uso de licencia, dijo: “Macri gobierna para los ricos y el peronismo para los pobres” (25/7). Los jubilados de la Plaza hemos comentado la noticia y nos dimos cuenta de que intenta hacernos creer que forma parte y se ocupa del pueblo pobre, cuando la realidad, la única verdad es otra, porque estamos convencidos de que en el podio de los ricos de Tucumán tiene asegurado el 2° lugar, superado por su amigo José Alperovich, que ocupa el 1°; y que el 3° lo tiene ganado su candidato preferido. Los aproximadamente 12.000 jubilados y pensionados provinciales y municipales transferidos a la nación, sumado su numeroso grupo familiar, integramos el grupo de pobres de Tucumán pero nos tiene olvidados, condenados a peregrinar por oficinas donde somos mal atendidos y sólo encontramos consuelo cuando todos los miércoles del año nos concentramos a reclamar en la Plaza Independencia y, con la experiencia de viejos, podemos vislumbrar entre risible y paradójico que Manzur, Alperovich y compañía son los más beneficiados por su condición de ricos con la presunta política que le achacan al gobierno nacional, con fuerte pronóstico de seguir acumulando riquezas. El gobernador con su discurso se autoincriminó.

Ángel Ricardo Salguero

[email protected]

Reclamo insatisfecho

Los servicios de telefonía fija y móvil se encuentran regulados y controlados por el Ente Nacional de Comunicaciones. A él pueden recurrir los usuarios para solucionar abusos y arbitrariedades que las empresas cometen, haciendo abuso de su posición dominante. Es imprescindible que se arbitren los medios para que el ENC pueda exigir el cumplimiento de sus resoluciones. Si no, el usuario se encuentra totalmente desprotegido. Ante una conducta que consideré abusiva por parte de la empresa Personal (de telefonía móvil), hice el reclamo correspondiente y el ENC resolvió favorablemente a mi favor, en enero pasado (resolución 4625/16), exigiéndole a la empresa Personal que refacture conceptos mal liquidados. A pesar de eso, meses después comenzaron los reclamos de Personal, por todos los medios a su alcance (cartas, mail, mensaje de texto y ws), con amenazas de juicios y afectación de firmas. Originó un nuevo reclamo al ENC, poniendo en conocimiento el incumplimiento de la empresa. En ese momento, ante el tiempo que dura el proceso, me recomiendan verbalmente que pague “algo” de lo reclamado, para evitar que Personal avance con posibles afectaciones de firma. A meses del pago parcial, de nuevo comienza la historia. Los reclamos de Personal. A pesar de la resolución favorable y del nuevo reclamo. Indefensión total

Luis Alberto Comba

[email protected]

De Vido y las mujeres

A confesión de parte, relevo de pruebas; el lector Segulja expresa en su carta publicada ayer en LA GACETA que a De Vido -imputado, investigado no procesado- lo ampara la Constitución Nacional, ya que ni siquiera le tomaron declaración indagatoria, que sería el primer paso; como si esto fuera poco, la Constitución establece que las cámaras dictarán su propio reglamento; reglamento que establece que sus integrantes serán removidos de sus cargos por hechos a partir de su asunción en adelante. Lo que usted y muchos pensamos acerca de De Vido debe ser resuelto por la Justicia; ya que evidentemente pertenece al partido de Gobierno, ¿no le preocupa que alguien pida que separen de sus cargos a los 68 funcionarios, incluido el Presidente de la Nación, que actualmente están imputados en distintos procesos judiciales? De las mujeres que menciona me ocuparé solamente de dos: Laura Alonso, financiada por los fondos Buitre e insólitamente la encargada de investigar y denunciar actos de corrupción, a pesar de pertenecer a la coalición de gobierno; y Carrió, autoproclamada fiscal impoluta de la Nación que presentó decenas de denuncias en TV y solamente dos o tres ante la Justicia y las perdió. Señor Segulja, su carta pierde objetividad al mostrarse como un ferviente admirador y militante del partido de gobierno que tuvo 18 meses para llevar a cabo la expulsión de De Vido y lo hace 20 días antes de las PASO. Sospechoso. Deje actuar a la Justicia libremente y en una de esas el país sale adelante respetando la Constitución y así recuperamos uno de sus poderes, que es la Justicia.

Fernando Carlos Brunet

[email protected]

Cómo calificar ciertas ausencias

He buscado en varios diccionarios un adjetivo adecuado para calificar negativamente a aquellos delegados comunales que no asistieron a la entrega por parte de la Nación de camiones, que, en definitiva, son para sus pueblos. Encontré muchos, pero ninguno tiene la envergadura suficiente que juzgue tal actitud. Acudo a los lectores, instándolos a crear un neologismo que sea aplicable exactamente a estos actos.

Ramón H. Acosta

San Martín 303, Lules

Vulgaridad política

La autovaloración y el respeto que cada uno de nosotros merecemos recibir y estamos obligados a otorgar a nuestros semejantes no se compra, ni se vende ni se alquila. La dignidad es tener honor, valor exclusivo de nuestra condición humana. No se debe comprar los derechos políticos de ninguna persona; el floreciente mercado alimentado por el clientelismo y la manipulación que caracterizan a los procesos electorales, denigra a las personas más necesitadas. El voto no debiera ser objeto de compra venta; las reglas de la oferta y la demanda son condicionantes, intolerables e inmorales al recurrir a la debilidad, desamparo e ignorancia que se relaciona con la desigualdad social. Es evidente que muchos de los que aspiran a representarnos miniminizan nuestra capacidad intelectual; montan escenarios para realizar puro teatro, bien ensayado y estudiado simulacro. El gran problema de nuestra democracia radica en opacidad del vinculo entre representantes y representados, las campañas mentirosas que postulan a políticos sin propuestas claras, entre otras vergonzosas prácticas que se han naturalizado en la politica argentina. Un buen político tiene que tener como unica aspiración producir un país con ciudadanos que se distingan por sus valores, su justicia, su amor a la verdad y la búsqueda de igualdad. Nuestro voto nos exorta a participar responsablemente en política, por las necesidades de todos nuestros conciudadanos. Por eso es un delito renunciar, regalar o vender nuestro voto, y una cobardía ceder el paso a los políticos indignos. Las elecciones deben ser una decisión libre de todas las personas, en la que se reconoce la voz del pueblo y no debe haber duda de que la expresión del voto es el momento más importante de la vida democrática de un país.

Pablo José Giunta [email protected]

Comentarios