Diputados debate expulsar a De Vido

“Va a ser muy útil ver si somos una mayoría los que queremos terminar con la impunidad”, afirmó el Presidente sobre la sesión de hoy. El oficialismo logró el dictamen para tratar la expulsión del ex ministro kirchnerista, pero en principio no tiene los votos.

26 Jul 2017
1

CHOQUES POLÍTICOS. En la Comisión de Asuntos Constitucionales hubo fuertes cruces entre oficialistas y kirchneristas, a favor y en contra de sancionar al cuestionado responsable de Obras y Planificación Federal del gobierno “K”. Dyn

BUENOS AIRES.- Cambiemos logró ayer en la Cámara de Diputados emitir dictamen de comisión a favor de la exclusión del ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, acusado de “inhabilidad moral”, que será tratada hoy en el recinto, aunque la coalición oficialista quedó lejos de alcanzar los números para avanzar con la medida. El plenario debatirá en una sesión especial pedida para las 12 horas.

Mientras tanto, el presidente, Mauricio Macri, se refirió a la cuestión. “Va a ser muy útil ver si somos una mayoría los que queremos terminar con la impunidad y ser un país en serio o ver si la mayoría quiere seguir apoyando a estas mafias que tanto dañaron a la gente”, aseguró Macri.

Al menos cuatro dictámenes fueron presentados ante la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el macrista Pablo Tonelli, ya que al del oficialismo (cosechó 17 firmas con la adhesión del bloque Justicialista), se agregó la propuesta del Frente Renovador, que pide la exclusión de De Vido y los desafueros de “todos” los legisladores (seis avales).

El Frente para la Victoria insistirá con el rechazo de la “inhabilidad moral” con el argumento que es “inconstitucional”, con el respaldo de ocho legisladores, mientras que Remo Carlotto (Movimiento Evita) también presentó su oposición porque “no hay un procedimiento para tratar esto”.

El jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, consideró que “hay hechos, comportamientos y desplazamientos en la gestión que no son sólo sobrevinientes” a la asunción de De Vido como diputado, y que a su entender “se ha ido agravando” con distintos hechos de corrupción aunque no tengan sentencia firme.

La macrista Silvia Lospennato dijo que “de ninguna manera” el pedido de expulsión es inconstitucional y remarcó que “la Cámara tiene la facultad de expulsar a un miembro, según el artículo 66, y hay doctrina que lo avala”.

En cambio, Diana Conti (Frente para la Victoria) sostuvo que el proyecto del oficialismo es “nulo de nulidad absoluta porque carece de base constitucional” y advirtió que puede “acarrear responsabilidad para el Estado”.

“Nosotros no estamos defendiendo a De Vido, estamos defendiendo la Constitución nacional”, aseveró el camporista Marcos Cleri, quien consideró que el ex funcionario es víctima de un “linchamiento mediático” que al oficialismo “le sirve de campaña”.

La sorpresa la dio Graciela Camaño (Frente Renovador) al anunciar que su bancada presentará “un dictamen propio” para solicitar la exclusión del ex ministro y “a aprobar los pedidos de desafuero de nuestro bloque”.

En tanto, el salteño Pablo López tuvo un cruce con la diputada Elisa Carrió, cuando le pidió que “diga quiénes son los funcionarios que protegen a De Vido” y advirtió que “si no lo dice es porque encubre a funcionarios y jueces que protegen a De Vido”. “Ahora todo va a quedar claro: quiénes votan por limpiar la corrupción de la Nación y a sus ladrones, y quiénes no”, enfatizó Carrió, y resaltó: “Y quiénes no sólo garantizan la impunidad sino que buscan convertir al Congreso en guarida de ladrones”.

En tanto, la radical Karina Banfi avisó que “no vamos a autorizar las abstenciones; no queremos que haya cómplices de la impunidad; el que se abstiene vota a favor de De Vido”.

Frente al argumento del kirchnerismo de que carece de hechos sobrevinientes como para justificar la inhabilidad moral, Tonelli respondió que “hay cinco procesamientos posteriores a la asunción de De Vido” y aclaró que el diputado “K” fue “notificado de la reunión” para que haga su descargo. (DyN/Télam/infobae.com)

Los diputados "salvan" con su voto al kirchnerista

Pronostican que será trabada y “maratónica”, adjetivo con el que los medios califican las sesiones parlamentarias que duran horas. Los fueros parlamentarios que protegen a Julio De Vido (ex ministro de Planificación kirchnerista) al igual que su continuidad como diputado nacional serán puestos en juego hoy durante una sesión extraordinaria. El ex funcionario del gobierno de Cristina Kirchner enfrenta varias causas judiciales, entre ellas la compra de chatarra ferroviaria a China que se vincula directamente con la tragedia de Once. Ayer, en la puerta del Congreso, un grupo de familiares acampaba a la espera del dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales; a pocos metros, otro grupo apoyaba al ex funcionario.

Si el futuro de De Vido dependiera de los diputados tucumanos, entonces, estaría salvado. Al menos hasta ayer los parlamentarios de línea kirchnerista (Marcelo Santillán, Miriam Gallardo, Mabel Carrizo y Alicia Soraire) no estaban de acuerdo con expulsarlo. En cambio, los diputados de Cambiemos (Facundo Garretón y Juan Casañas) apoyan la postura oficialista de que es “moralmente inaceptable” que siga siendo diputado con tantas causas judiciales abiertas. La cantidad fluctúa; algunos hablan de 156 expedientes mientras que otros mencionan sóilo nueve. En tanto, Federico Masso (Libres del Sur) también se inclinaba por la expulsión de De Vido, mientras que el diputado José Orellana condicionaba su voto según con qué argumentos se avanzara para la destitución.

“No comparto el criterio de que nosotros hagamos justicia, pero sí de que se lo suspenda para que vaya a la Justicia. La que está en mora es esa institución, porque tienen una deuda pendiente con la sociedad. Tenemos que hacer lo que corresponde y no lo que la pasión nos dicte”, adelantó.

El diputado no está de acuerdo con “la inhabilidad moral” del artículo 66 de la Constitución Nacional que propone el dictamen sostenido por Cambiemos; pero sí con la “suspensión” para que quede a disposición de la justicia de la que habla el artículo 70. Según Orellana la aplicación del artículo 66 puede convertirse en “una caza de brujas”. Ayer, mientras deliberaba la comisión de Asuntos Constitucionales, el bloque del FpV también se reunió para forjar una postura común apenas se conociera el dictamen de mayoría. Los diputados tucumanos confirmaron –a través de Mabel Carrizo– que rechazarán el dictamen de la mayoría que propone la destitución por “inhabilidad moral”.

“Este pedido es totalmente inconstitucional. No nos podemos arrogar la función de un juez”, mencionó Miriam Gallardo, a la vez que recordó que entre los diputados que presionan por destituir a De Vido también hay algunos con causas judiciales abiertas. “Para pedir la inhabilidad moral hay que estar limpio y están imputados en lavado de dinero, por desempeño irregular o acusados de usar información confidencial”, desparramó.

Por su parte, Garretón opinó que aunque la política “no es mala, algunos que la integran sí lo son”. Y agregó: “Lo vemos en situaciones como ésta, donde tras buscar la honorabilidad del Congreso un grupo importante de Diputados prefiere seguir cobijando a estos personajes nefastos”.


LAS CAUSAs 
ENfrenta CINCO PROCESAMIENTOS y UNA SEGUIDILLA DE denunciaS JUDICIALEs
El diputado y ex ministro de Planificación “K”, Julio de Vido transita un complicado presente judicial, con cinco procesamientos y una seguidilla de denuncias que fueron creciendo en los últimos dos años. Las causas contra De Vido son: tragedia de Once; trenes y chatarra; obra pública a Báez; contratos ferroviarios, y subsidios a colectivos. Hay otras causas que están en marcha, como la investigación sobre su patrimonio, la compra de gas licuado y dos causas en donde se analizan contratos firmados por obras en Río Turbio, con pedido de desafuero, detención e indagatoria.
LAS CAUSAS 
ENFRENTA CINCO PROCESAMIENTOS Y UNA SEGUIDILLA DE DENUNCIAS JUDICIALES

El diputado y ex ministro de Planificación “K”, Julio de Vido transita un complicado presente judicial, con cinco procesamientos y una seguidilla de denuncias que fueron creciendo en los últimos dos años. Las causas contra De Vido son: tragedia de Once; trenes y chatarra; obra pública a Báez; contratos ferroviarios, y subsidios a colectivos. Hay otras causas que están en marcha, como la investigación sobre su patrimonio, la compra de gas licuado y dos causas en donde se analizan contratos firmados por obras en Río Turbio, con pedido de desafuero, detención e indagatoria.


Comentarios