“El jazz es mi vida y representa la libertad”

John Stowell está de vuelta, en el Virla.

23 Jul 2017
1

Es uno de los guitarristas de jazz más reconocidos de la actualidad. Se la pasa viajando seis o siete meses al año y desde hace 10 que con frecuencia visita el país, pero también dicta seminarios en Asia, Europa y Canadá. Y cada año graba uno o dos discos.

No es la primera vez que John Stowell visita esta ciudad. “Para ser el mejor jugador y maestro debo viajar tanto como puedo, jugar con tantos buenos jugadores como pueda, mantenerme positivo, permanecer ético, seguir adelante, documentar mi trabajo, grabar mi CD y mantenerlo creciendo”, resumió. Su álbum “A través del espejo. Escuchar”, fue elegido uno de los mejores discos de jazz de la década por el diario especializado Los Angeles Examiner.

Esta noche, en el Julio Cultural, Stowell se presentará con el trío de guitarras que integra junto a Juampy Juárez (Buenos Aires) y Julio González Goytía. Los acompañarán Matías Goytía en batería y Nicolás Goytía en bajo. Los tres guitarristas vienen de dictar clases en el Córdoba Jazz Camp.

Por teléfono, correo electrónico y chat, traductor de por medio, LA GACETA entrevistó a los músicos que también ofrecerán un concierto didáctico en el Instituto Superior de Música de la UNT.

- ¿Por qué ustedes eligieron la guitarra para el jazz? ¿Aporta algo especial?

- JS: Siempre me atrajo el sonido de la guitarra porque es un instrumento universal; podemos pensar como saxofonistas y percusionistas a través de ella. La guitarra contribuye con nuevas ideas para acompañar e improvisar; además, es el único instrumento eléctrico del jazz.

- JJ: elijo la guitarra de jazz porque amo la combinación entre libertad armónica y fluidez melódica y, obviamente, su sonido. Aportó al jazz distintos timbres y diferentes posibilidades para interactuar. Elegí el jazz porque no veo ningún horizonte que me detenga.

- JGG: comencé estudiando piano en la Escuela de Música de la UNT, pero de adolescente tocaba la guitarra en bandas de rock. En algún momento me di cuenta de que no era la música que quería hacer. Mi papá escuchaba jazz. Esa música se me metió en el corazón y el cuerpo desde que tengo memoria. Elegí la guitarra porque le prestaba mucha atención a guitarristas de jazz como Joe Pass y Wess Montgomery, y me enamoré para siempre de ese sonido. La guitarra le aporta al jazz su sonido eléctrico.

- ¿Cómo será el concierto? ¿Qué enseña en particular, en el Córdoba Jazz Camp?

- JS: será fantástico; vamos a tocar unos standards de jazz y de bossa nova y algunos temas originales. En cuanto a la enseñanza, lo que transmito es improvisación contemporánea, armonía modal y conceptos generales basados en mi experiencia como artista. Siempre elegí el jazz porque amo su vocabulario y su lenguaje, y es un canal hacia la verdadera música; el jazz es mi vida y representa la libertad artística.

- ¿Qué te atrajo del género?

- JJ: puedo comprender la totalidad de la música contemporánea, pueda o no interpretarla. Improvisar e interactuar con otros músicos es lo que más me atrajo, y la sensación de libertad. Además la música me ha dado grandes amigos como John y Julio, y conocer hermosos paisajes como los de Tucumán.

Comentarios