El bajo y canciones con impronta funkie

Quique Ferrari toca por primera vez en Tucumán. Tres discos en la alforja y mucho escenario encima

22 Jul 2017
1

“CON LO PUESTO”. Así se llama el último disco de Ferrari. Y así circula. prensa

ESTA NOCHE

• A las 22 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).

“Soy de andar con lo puesto, cada vez más con un poquito menos”, es el juego de palabras con el que Quique Ferrari se presenta en su llegada a Tucumán para ofrecer su tercer disco, titulado precisamente “Con lo puesto”.

A esta producción del bajista radicado en Azul (Provincia de Buenos Aires) la anteceden “Grave”, de 2003, e “Imperfecto”, seis años más tarde. Su nuevo CD lleva dos años editado, pero será esta noche cuando se lo ofrezca al público tucumano en el auditorio del Virla, en su primer desembarco en la provincia y en el marco del XIX Julio Cultural Universitario.

No estará solo en esta aventura sonora: lo acompañarán Pablo Passini, Colo Maddio y Nicolas Tigri, aunque sobre Ferrari pesa la responsabilidad de la composición y de los arreglos, influenciados por su experiencia en los escenarios acompañando a Mariana Baraj, Yusa y Liliana Vitale, entre otros, a lo largo de giras por Uruguay, Chile, Brasil, Venezuela, Ecuador, Cuba y Japón.

“Es un disco de 30 minutos, con canciones influenciadas por lo funkie, aunque hay una balada también. Privilegié cada tema como fue saliendo, sin mucho adorno. Como cayó, quedó”, confiesa. Eso se evidencia en un sonido fresco, sencillo, liviano y trabajado sobre una idea concreta: “menos es más, porque tenía más música para poner pero me desdibujaba lo que está, no iba a sumar y entonces quedó afuera”, reconoce.

Ferrari admite que el disco lo encuentra en el intento de unir la canción con la música instrumental, que caracterizó sus trabajos previos. “De alguna manera es lo que vengo buscando desde el primer CD, pero no hay letras para esas melodías en los dos discos anteriores. Hay una punta en el tema ‘La nave’ y luego otra en ‘Equilibrista’, pero ahora me animé a hacerlo con los seis temas de ‘Con lo puesto’”, precisa.

“En estos dos años desde la grabación no cambió nada en esencia. Ocurrió, como es habitual, que probamos la música ya grabada con diferentes formatos y la cosa resulta. Jugar con esa posibilidad hace viable el poder tocar por diferentes sitios sin quedar atrapados a lo que está de base”, aporta.

Acerca de la imagen de la carátula, siente que es una síntesis de su presente: “voy caminado hacia el horizonte, sólo con el bajo en mi espalda; es un poco el reflejo de lo que soy, vengo andando la vida con la música que lo abarca casi todo, sin mucho más y colaborando en cuanto proyecto pueda sumar”.

Comentarios