“Nuestra Corte debe investigar a fondo a Neufeld”

Gremialistas pidieron que no haya protección

21 Jul 2017

La feria judicial “se acabó el miércoles” al menos para Alejandra Martínez y María Nélida Paz, respectivas secretarias general y adjunta de la Seccional 5 de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN). Ese día, LA GACETA reveló que la Sala VI de la Cámara del Trabajo de esta capital había detectado que el funcionario judicial Rodolfo Enrique Neufeld trabajó durante casi una década en un gimnasio en el horario de Tribunales: el hallazgo consta en un fallo emitido el 13 de junio y notificado a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán “a los fines que correspondiere”. Desde entonces, las gremialistas analizan las proyecciones y alternativas de la situación de Neufeld, quien es jefe de los oficiales notificadores y que se afilió a la UEJN hace un mes. “No vamos a defender lo indefendible. Nuestra Corte debe investigar a fondo a Neufeld”, dijeron Martínez y Paz ayer, en una entrevista con este diario.

Las dirigentes manifestaron que estaban afligidas, y pidieron que “no haya protección para nadie” y que se ventile lo que tenga que ventilarse, sin limitaciones. “Los vocales de la Corte disponen de todas las herramientas para llegar a la verdad y esclarecer los hechos. Queremos que vayan hasta las últimas consecuencias”, añadieron. Martínez y Paz explicaron que estaban analizando la sentencia de las camaristas María Poliche de Sobre Casas y Beatriz Bisdorff, y la incompatibilidad horaria y funcional que ellas habían advertido. Las dirigentes gremiales dijeron que si lo que las juezas encontraron era cierto, entonces fallaron los controles de entrada y salida.

“Ella lo sabe”

Respecto del hecho de que la Corte ascendió a Neufeld cinco veces entre 2011 y 2017, siempre mientras este era personal trainer en un gimnasio de Barrio Norte, Martínez y Paz dijeron que había que exigir explicaciones a Teresita Comolli, directora de Recursos Humanos del Poder Judicial de Tucumán. “Ella sabe quién autorizó esa carrera”, expresaron. Y agregaron: “no sería la primera vez que se hace la vista gorda. Nosotras sabemos que hay otros casos”.

Martínez y Paz recordaron que, por ejemplo, su gremio había promovido la investigación judicial de Carlos Castellanos, secretario de la Mesa de Entrada penal. En marzo, ambas habían dicho: “los vocales de la Corte premian a funcionarios previamente sancionados como el secretario Castellanos, quien ‘extravió’ un expediente con vencimiento para dirimir una prisión preventiva y al final del camino se desligó inculpando a un ordenanza”. En esa oportunidad, Martínez alertó que, pese a los concursos, seguía habiendo nepotismo en la Justicia: “podemos citar algunos ejemplos: el hijo de Comolli (Osvaldo Nicolás Meloni) fue nombrado sin concurso previo en un juzgado de Paz, institución que se ha convertido en el ‘búnker’ de los nombramientos discrecionales”.

Indemnización frustrada

La Corte todavía no decidió qué hará con el fallo del 13 de junio de la Sala VI que puso a la vista la “grave incompatibilidad” de Neufeld. El miércoles, los vocales presentes en la feria, Antonio Estofán, Claudia Sbdar y Daniel Posse, optaron por rastrear la sentencia en la Secretaría de Superintendencia. En la Corte se baraja la posibilidad de abrir el sumario administrativo que podría derivar en una sanción disciplinaria. Cualquier definición al respecto sería tomada a partir del lunes, cuando está previsto el reintegro de los vocales Antonio Gandur (presidente) y René Goane, y la reanudación de la actividad normal de la Justicia. La fiscala Adriana Giannoni, por su parte, pretende dilucidar si Neufeld u otros cometieron un delito. El secretario quedó expuesto al reclamar una indemnización de $ 258.522 más intereses al gimnasio Altos de Urquiza. El entrenador y funcionario público dijo que enseñó gimnasia entre 2002 y 2015, y de lunes a viernes de 9 a 13. La Sala VI manifestó que ello no podía compatibilizarse con el trabajo en Tribunales, y que Neufeld había incurrido en un incumplimiento grave, y rechazó la indemnización.

Comentarios