Venezuela pidió el apoyo de organizaciones sociales y sindicales

“Está en juego un proceso de recolonización de América Latina”, señaló el embajador Carlos Martínez Mendoza en la “contracumbre”

21 Jul 2017

MENDOZA.- El embajador de Venezuela en la Argentina, Carlos Martínez Mendoza, pidió el apoyo de organizaciones sociales, humanitarias y sindicales de la región a la Asamblea Constituyente venezolana, al hablar ayer en la “contracumbre” que se lleva a cabo en la Universidad Nacional de Cuyo en paralelo a las reuniones previas a la cumbre del Mercosur en Mendoza.

La elección de asambleístas constituyentes, prevista para el 31 de julio próximo en medio del rechazo de la oposición, es impulsada por el gobierno de Nicolás Maduro porque “lo que viene es un proceso de recolonización de América Latina”, según señaló el diplomático.

Durante la Cumbre de los Pueblos, también llamada “contracumbre”, se delineará un documento base que será entregado al presidente boliviano, Evo Morales, quien llegará el viernes próximo a Mendoza para participar en la cumbre de presidentes de los países del Mercosur y asociados al bloque regional. “Lo que hoy está en juego en nuestra América no es sólo la restitución del neoliberalismo económico, lo que viene es un proceso de recolonización de América Latina”, aseguró Martínez Mendoza.

El diplomático venezolano pidió además el apoyo de las organizaciones para “la Constituyente” prevista para fin de mes, a la que aseguró quehan tratado de desnaturalizar desde afuera.

Sostuvo que la Cumbre de los pueblos “es el espacio para denunciar los atropellos contra Venezuela y las amenazas constantes de Estados Unidos”.

Sala y Rojas, presidentas

La “contracumbre” eligió como sus presidentas honorarias a la líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida en Jujuy por apropiación indebida de fondos públicos en planes de viviendas, amenaza agravada y enriquecimiento ilícito, y a su par mendocina, Nélida Rojas, que cumple prisión domiciliaria mientras se la investiga por el mismo tipo de delitos.

En el acto de apertura, organizaciones sociales, políticas, sindicales, organismos de derechos humanos, agrupaciones indígenas y delegaciones de varios países de la región pidieron por la liberación de Sala y Rojas, a quienes homenajearon especialmente de una ceremonia.

Casi un centenar de agrupaciones asistieron a la “contracumbre”, entre ellas Madres de Plaza de Mayo (delegación Mendoza), los sindicatos CTA, Suteba, Satsaid, Sadop, representantes de federaciones universitarias de todo el país, organismos defensores de los Derechos Humanos, miembros de los pueblos originarios, legisladores nacionales y del Parlasur.

En tanto, la convocatoria de la Cumbre de los Pueblos se desplegó en torno a tres ejes fundamentales: la integración regional, el rechazo categórico a los tratados de libre comercio, y los derechos de ciudadanía. (Télam)

Comentarios