En medio de la campaña, Zecca “retó” a los precandidatos

“Lo que más importa es la gente, no hay que andar peleando por cargos”, criticó la máxima autoridad de la Iglesia en la provincia El arzobispo cuestionó las peleas verbales entre los referentes de Cambiemos y del peronismo

19 Jul 2017
1

RECLAMO DE PRUDENCIA. “No hay que andar peleando por cargos”, planteó ayer el arzobispo de Tucumán. la gaceta / foto de FRANCO VERA

La máxima autoridad local de la Iglesia Católica cuestionó las disputas entre los precandidatos a diputado nacional. Monseñor Alfredo Zecca les pidió a los dirigentes menos discusión y acabar con el “tira y afloja”, cuando se le consultó por su lectura sobre la campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto.

“Los políticos harían mucho mejor si discutieran menos e hicieran más. Uno comprende que haya cierta tensión en las campañas, pero ya empezaron con el ‘tira y afloja’ la Provincia y la Nación, la Nación con las Provincias, y dentro de la misma provincia un partido con el otro”, fue la bajada de línea a la política local de Zecca.

En el último cruce, el ex titular del Plan Belgrano, José Cano, desafió al vicegobernador en uso de licencia y cabeza de la lista oficialista del PJ dentro del Frente Justicialista por Tucumán, Osvaldo Jaldo, a un debate. “Ellos exigen que nosotros hagamos en un año y ocho meses lo que ellos no hicieron en 12 años”, había cuestionado el precandidato por Cambiemos. Un día antes, Jaldo, que pidió licencia sin goce de sueldo, había demandado al intendente de Concepción, Roberto Sánchez -tercero en la nómina de Cambiemos- que también se licencie durante la campaña.

“Hay ciertos códigos que hay que guardar y hacernos cargo de que estamos en una situación crítica donde lo que más importa es la gente, no hay que andar peleando por cargos”, disparó Zecca al final de los actos públicos para recordar el 23° aniversario del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en la plaza Independencia. Monseñor repudió que el atentado a la AMIA (1994) y la voladura a la Embajada de Israel (1992) no hayan sido esclarecidos por la Justicia. “Es una desgracia de la cual hemos sido testigos, porque viví en Buenos Aires (en ese momento). Esto ha sido un desastre y un hecho que no puede quedar impune, tanto esto como la Embajada. Uno lo lamenta, que estas cosas tan graves queden impunes”, expresó.

El arzobispo de Tucumán (renunció meses atrás pero aguarda en el cargo hasta que se oficialice a su sustituto), también se refirió a la situación económica actual e insistió en la importancia de mejorar la educación. “Evidentemente, estamos en una situación crítica en la que la economía -según algunos índices- está mejorando, pero esa mejora evidentemente no llega a todos los sectores por igual”, aseguró Zecca. Y agregó: “de una vez por todas entendamos que la educación es una prioridad. No discuto que se gaste tal porcentaje del PBI en educación, en todo caso de lo que no hay ninguna duda es que gastamos mal, porque en las pruebas PISA estamos mal. Es un llamado de atención, no quiere decir que no estemos trabajando. La Iglesia también tiene que mejorar su calidad educativa. Todos tenemos que mejorar la distribución de los ingresos y la educación”.

El traslado de las oficinas que hoy funcionan en la Casa de Gobierno hacia el Centro Cívico que pretende construirse en Los Pocitos se coló en medio de la campaña proselitista. Ayer, el gobernador, Juan Manzur, le sugirió a la Municipalidad capitalina que limpie y ordene la ciudad en lugar de ocuparse de la mudanza de los despachos gubernamentales.

“La Municipalidad tiene que dejar de poner palos en la rueda; le pongamos un poco más de entusiasmo y de optimismo al futuro”, arremetió el mandatario. Fue a partir de una consulta sobre un planteo formulado por el secretario de Relaciones Institucionales de la Capital, José Luis Avignone. El ex edil radical advirtió que trasladar las oficinas de la administración pública a Tafí Viejo podría ser inconstitucional. “Tenemos que mirar hacia adelante; obviamente la sede del Poder Ejecutivo será la Casa de Gobierno. Lo que se traslada es la administración. Hoy lo que pedimos es que ayuden... La Municipalidad debe ayudar a limpiar y a ordenar; tiene mucho trabajo”, aseveró el gobernador.

Avignone, funcionario del intendente Germán Alfaro, había consultado por escrito a las tres cátedras de Derecho Constitucional de Derecho de la UNT si el traslado supone o no una violación a lo dispuesto por la Constitución provincial.

El precandidato a diputado nacional por Cambiemos, José Cano, dijo ayer que está dispuesto a debatir públicamente con los tres principales referentes del peronismo tucumano. “No sólo me gustaría hacerlo con Osvaldo Jaldo, sino también con el gobernador Juan Manzur y con el senador José Alperovich”, lanzó el ex titular del Plan Belgrano.

“A Jaldo le preguntaría, por ejemplo, por qué una obra como la que estamos haciendo aquí (Concepción), y gestionada por el intendente (Roberto) Sánchez, no la hicieron en 12 años. También me interesa saber por qué desaparecieron $ 600 millones del Poder Legislativo y no fueron capaces de ir a la Justicia a rendir cuenta”, desafió. Cano adelantó otra de sus inquietudes: lo que está haciendo la Legislatura en la lucha contra el narcotráfico. “Nos preocupa este tema en razón de que uno de los principales responsables de una banda de narcotraficantes, cuando fue detenido, era de categoría uno y se desempeñaba como asesor del bloque legislativo del FpV que conduce Jaldo”, remarcó.

“Jaldo en vez de preocuparse qué hizo el ex intendente Osvaldo Morelli con los millones de pesos que recibió durante su gestión, está preocupado por la notable gestión de nuestro intendente Sánchez”, sentenció.

Comentarios