El inesperado encanto del “sillage”

19 Jul 2017 Por Gustavo Martinelli
1

EL MÁS VIEJO. El 4711, creado en 1796, es el primer perfume unisex.

En su prodigiosa y poco valorada “Historia Naturalis”, Plinio El Viejo relata el azaroso destino el aristócrata romano Lucius Plotius Plancus quien, en el año 40 antes de Cristo, fue acusado de alta traición por el implacable emperador Augusto. Acorralado y sin poder demostrar su inocencia, el desdichado cónsul decidió poner pies en polvorosa y abandonó Roma una noche de luna llena con sólo dos o tres bártulos y una bolsa de monedas de oro. Viajaba liviano para no despertar sospechas, por eso no tardó mucho en encontrar un escondite que, a primera vista, parecía seguro. Sin embargo, no tuvo en cuenta un peculiar detalle que terminó convirtiéndose en su ruina: se puso demasiado perfume y su fuerte aroma a sándalo y tuberosa lo delató. Terminó muerto a puñaladas dos días después por un par de soldados de la guardia pretoriana. Plinio el Viejo no dudó en usar esta historia como moraleja para alertar contra los peligros del lujo. Para él, el perfume era un vicio moral.

Hoy, sin embargo, diríamos que el pobre Lucius no fue necesariamente un mal hombre, sino un cónsul con un problema de “sillage”. Este término francés, que significa “estela” o “huella”, define sin embargo algo mucho más específico: la distancia a la que puede ser percibido un perfume. Es decir, que si el “sillage” de un elixir es corto, habrá que acercarse mucho a la piel de quien lo lleva para poder percibirlo. Si, por el contrario, es largo, podría acarrear miradas furibundas en un bar. Hoy, en el lujoso mercado del perfume, existen preparados para todos los gustos. Pero sin duda los más exitosos son, justamente, los que tienen un buen “sillage”. Es decir, los que poseen una característica propia de los perfumes finos construidos con parámetros clásicos de calidad.

Crear una estela perfumada supone buscar efectos de ligereza, elegancia, transparencia, encanto y delicadeza durante la evaporación de la fragancia para que genere una huella sutil. Es lo que consiguió, por ejemplo, la casa Chanel con el emblemático “N° 5”, el primer perfume “abstracto” de la historia. O la cítrica y amaderada “Agua de Colonia 4711”, creada en 1796 y considerada el primer perfume unisex. En la actualidad existe una apabullante cantidad de perfumes cuyo “sillage” puede definir un instante (basta preguntarle sino al pobre Lucius) y marcar nuestra memoria para siempre. Como diría Giorgio Armani: “una fragancia bien escogida puede ser una característica distintiva. Es la primera cosa que la gente percibe cuando entras en una habitación y la última que siente cuando te vas”.

la nota
el cítrico oriental se pone de moda
Los cítricos forman una extensa familia cada vez más usada en perfumería como nota de salida dada su gran volatilidad. Sin embargo hay un cítrico oriental llamado yuzu cuya fama se ha extendido en las fórmulas más complejas y está copando el mercado en perfumes como Dylan Blue (Versace) o Gucci Guilty. Su aroma tiene una peculiar fragancia a pomelo verde y mandarina muy penetrante y persistente. Es, dicen los perfumistas, “la piedra filosofal” de los aromas.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11616664)============
lo extraño
la salvia que popularizó clark gable
En el filme “Vidas rebeldes” (1961), con guión de Arthur Miller, el personaje de Marilyn Monroe le dice al de Clark Gable algo así: “Usted huele muy bien, parece un aroma verde”. “Es salvia, sin duda”, le contesta él. Nunca dicen de qué perfume se trata, pero el olor funcionó como un detonante. Desde entonces esta aromática se convirtió en un componente ineludible de varios perfumes para hombres.  
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11616668)============
¿a qué huele?
“terre” de hermes
Este perfume para hombres, refinado, sobrio y transparente, es uno de los más vendidos de la lujosa casa Hermes. Se trata de una fragancia amaderada que se enriquece con vetiver, cítricos y especias para conseguir un efecto sobrio, elegante, viril, crudo y seco. Usando sólo componentes de origen mineral y vegetal, el legendario perfumista Jean-Claude Ellena realizó un trabajo de alquimia minimalista, extremadamente conceptual y reflexivo que dejó un sello en la historia de la perfumería. Fue el aroma de lujo más premiado entre 2007 y 2010 y aún sigue dominando el mercado europeo. El mismo Ellena lo define de la siguiente manera: “Sentir la tierra tumbado en el suelo, con los ojos puestos en el cielo. Eso es ‘Terre’”.

La nota
El cítrico oriental se pone de moda

Los cítricos forman una extensa familia cada vez más usada en perfumería como nota de salida dada su gran volatilidad. Sin embargo hay un cítrico oriental llamado yuzu cuya fama se ha extendido en las fórmulas más complejas y está copando el mercado en perfumes como Dylan Blue (Versace) o Gucci Guilty. Su aroma tiene una peculiar fragancia a pomelo verde y mandarina muy penetrante y persistente. Es, dicen los perfumistas, “la piedra filosofal” de los aromas.

Lo extraño
La salvia que popularizó Clark Gable

En el filme “Vidas rebeldes” (1961), con guión de Arthur Miller, el personaje de Marilyn Monroe le dice al de Clark Gable algo así: “Usted huele muy bien, parece un aroma verde”. “Es salvia, sin duda”, le contesta él. Nunca dicen de qué perfume se trata, pero el olor funcionó como un detonante. Desde entonces esta aromática se convirtió en un componente ineludible de varios perfumes para hombres.

¿A qué huele?
“Terre” de Hermes

Este perfume para hombres, refinado, sobrio y transparente, es uno de los más vendidos de la lujosa casa Hermes. Se trata de una fragancia amaderada que se enriquece con vetiver, cítricos y especias para conseguir un efecto sobrio, elegante, viril, crudo y seco. Usando sólo componentes de origen mineral y vegetal, el legendario perfumista Jean-Claude Ellena realizó un trabajo de alquimia minimalista, extremadamente conceptual y reflexivo que dejó un sello en la historia de la perfumería. Fue el aroma de lujo más premiado entre 2007 y 2010 y aún sigue dominando el mercado europeo. El mismo Ellena lo define de la siguiente manera: “Sentir la tierra tumbado en el suelo, con los ojos puestos en el cielo. Eso es ‘Terre’”.

Comentarios