Cano apunta, como mínimo, a retener dos bancas

El precandidato a diputado de Cambiemos hizo un balance de su gestión en el Plan Belgrano: “logramos plasmar definiciones estratégicas” “Manzur es quien debería pedir perdón”, dijo el radical, en alusión a las críticas que le dirigió el gobernador días atrás, luego de que la Corte ratificó el triunfo del PJ en 2015

15 Jul 2017
1

El desayuno de ayer tuvo dos “gustos” para José Manuel Cano, referente local de Cambiemos.

Tuvo el sabor de una despedida, ya que la conferencia de prensa que brindó en el hotel Sheraton le sirvió para hacer un balance de su labor como funcionario del gabinete del presidente, Mauricio Macri. “Mal que les pese a muchos (en alusión al oficialismo provincial), logramos salir de la Argentina de la inmediatez y planteamos una estrategia que trascenderá una gestión de gobierno. Son las obras que van a mejorar la calidad de vida de la gente”, aseguró Cano.

El encuentro de ayer, a la vez, transmitió un cierto “gusto electoral”. Si bien el desayuno no estaba planteado como un lanzamiento (no participaron los demás miembros de la lista de Cambiemos), fue el primer día de la campaña para quienes buscan una banca para diputado nacional por Tucumán. Y entre ellos está el radical Cano. “(Cada votación) tiene sus particularidades y podríamos dar muchos ejemplos. Me parece que la gente vota de acuerdo a su mirada de la realidad, a su percepción, a la necesidad de un cambio. Y eso es lo que estará en juego (este año). Obviamente, como mínimo, pretendemos renovar las dos bancas (de las cuatro en disputa). Allí vamos a centrar nuestros esfuerzos”, señaló, luego de que LA GACETA le preguntara sobre sus expectativas de cara a las PASO de agosto y a las generales de octubre próximo.

El radical se sumó al equipo de funcionarios de Macri desde el primer día. El Presidente le tomó juramento el 10 de diciembre, junto a los demás ministros, y lo designó en una repartición cuya función es coordinar las inversiones para la “reparación histórica” de las 10 provincias que componen el norte argentino. El martes pasado, Cano y los otros dos funcionarios que también renunciaron para ser precandidatos -el bonaerense Esteban Bullrich, de Educación, y el riojano Julio Martínez, de Defensa- rindieron cuentas de su gestión en la Rosada, ante Macri. Ayer, el radical repitió algunos de esos datos en esta provincia. “Logramos plasmar muchos de los asuntos por los que habíamos luchado cuando nos tocó estar en el Senado (2009-2013) y en Diputados (2013-2015), como la recuperación del Ferrocarril Belgrano en el norte o la idea de incrementar el corte de las naftas con bioetanol. Son definiciones estratégicas que han quedado plasmadas en lo que referencia al Plan Belgrano”, apuntó Cano.

El radical será el primer precandidato de Cambiemos para el Bicentenario. Estará acompañado por la peronista Beatriz Ávila, el intendente de Concepción Roberto Sánchez (también de la UCR) y el legislador macrista Alberto Colombres Garmendia. “Nuestra lógica es interpelar a los tucumanos sobre qué modelo de provincia queremos; (sobre) si creemos necesario que llegue el cambio a Tucumán, y cómo los tucumanos nos comprometemos a tener una provincia para todos, y no de unos cuantos. Ese será el eje de campaña”, anticipó Cano. Advirtió que el oficialismo contará con un “aparato clientelar”, aunque consideró que será clave “estar a la par de la gente y mostrar lo que el Gobierno nacional está haciendo”.

El ex candidato a gobernador también se refirió a la sentencia de la Corte de la Nación que desestimó su planteo judicial, en el marco de la demanda impulsada por presuntas irregularidades en los comicios provinciales de 2015. “Lo que el fallo (del máximo tribunal nacional) plantea es que (el caso) no es de jurisdicción federal”, indicó. Y recordó que la Corte tucumana -si bien convalidó el triunfo de la fórmula Juan Manzur-Osvaldo Jaldo- había expresado duros cuestionamientos hacia el sistema electoral local. “Ese fallo hizo observaciones muy severas a los poderes públicos para que se efectúe esa reforma”, añadió. Y consideró “un acto de absoluta soberbia” que Manzur le exigiera un “pedido de disculpas” a los tucumanos por su denuncia de fraude. “Yo le diría a Manzur que pida él perdón, no sólo por los hechos bochornosos de las elecciones de 2015, sino también que pida perdón a Alberto Lebbos por el crimen impune de su hija Paulina, y que les pida perdón a los contribuyentes por los $ 615 millones que desaparecieron de la Legislatura que él presidía”, enumeró Cano.

En Esta Nota

José Cano
Comentarios