El dólar sigue siendo un refugio para los que aún tienen capacidad de ahorro

La encuesta de expectativas reveló que es casi nula la posibilidad de que se cumpla la meta inflacionaria del Central. “La desigualdad económica está profundizándose y no logra disminuir”, según un centro de estudios

14 Jul 2017
1

ESTRUCTURAL Y CULTURAL. La compra de dólares marca la tendencia respecto de los depósitos a plazo fijo o a las cajas de ahorro.

Los argentinos no cambian la matriz histórica a la hora de refugiar el capital que acumulan de los embates económicos. Y la principal estrategia de ahorro sigue siendo el dólar. El 39,7% de los argentinos confirmó que a fin de mes logra ahorran, coincidiendo que, aquellos que lo hacen, definen su situación como buena o excelente, según una encuesta de expectativa elaborada por el Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (Cecreda). Según ese análisis privado, en el país continúa predominando la compra de dólares como forma de ahorro, le siguen los plazos fijos y cajas de ahorro y, en tercer lugar, la compra de inmuebles o ladrillos.

“Se observa que la compra de divisas (principalmente dólares) como una manera cultural de ahorrar, demostrando la poca confianza de los ciudadanos en la moneda argentina”, puntualiza el reporte al que accedió LA GACETA.

La encuesta también se efectúa respecto del ánimo de la sociedad sobre el rumbo económico y su impacto en la economía hogareña. Así, por ejemplo, el 52,3% de la muestra define su situación económica actual como buena. Aquellos que la definen como mala o muy mala suman el 45,5%. Por otra parte, el 1,4% la calificó como excelente, aquí se observa un retroceso de un 1% respecto de la encuesta de febrero pasado, indica el Cecreda.

Por otra parte, comparando la situación actual con la del mismo mes de 2016, se observa una caída en la situación económica de los argentinos, siendo así que aumentó la cantidad de respuestas que corresponden a peor y disminuyeron las “mejor”. “Tal es así -explica- que la desigualdad está profundizándose y no logra disminuir”.

Aquellos que se encontraban en una situación crítica en 2016, no han logrado salir de ella, se mantienen en la misma línea y no han visto incrementada su calidad de vida a lo largo de 2016 y en esta primera mitad del 2017, indica el centro de estudios. Al mismo tiempo, este segmento poblacional presenta peor perspectiva respecto al porvenir económico.

Sólo aquellos que están en posición “excelente” presentan un gran sesgo optimista respecto del futuro.

Cabe destacar que aquellos que definen su situación actual como “buena” se encuentran divididos respecto del futuro. Por lo que, se concluye, hay una gran incertidumbre en las poblaciones que se encuentran establemente bien.

Lo que viene

Respecto de las expectativas económicas a futuro, se repite esta incertidumbre. Un 31% considera que su situación será mejor, un 27,3% cree que se mantendrá en las mismas condiciones actuales y un 38% considera que será peor. “Este porcentaje da cuenta de un alto grado de desconfianza en la mejoría de la economía cotidiana, hogareña y familiar”, señala el reporte. No obstante, en el Gobierno señalan que la incipiente recuperación de la economía llevará, por caso, que el consumo también recorra una senda positiva hacia el último trimestre del año.

“Las cosas están mejorando, sube el consumo y baja la inflación. Tenemos una gran pobreza estructural y estamos haciendo obras para solucionar ese problema. La obra pública empezó y ese es el camino para salir adelante”, dijo hace algunos días el ministro del Interior Rogelio Frigerio.

Los precios

Respecto de la inflación, el Cecreda indica que es prácticamente nula la cantidad de personas que consideran que se logrará la meta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), del 17% anual. A su vez, a modo de análisis, se observa que la muestra presenta un sesgo a relacionar la inflación con la situación del país (o sea, que van de la mano). Aquellos que opinan que su economía estará peor, también consideran que habrá una elevada inflación futura. Mientras que, aquellos que piensan que su situación económica familiar será igual, consideran que la inflación será superior a lo estipulado por los medios oficiales.

En el primer semestre, la inflación nacional acumula un 11,8%. Según advierte la consultora Elypsis, para alcanzar la cota superior del target del BCRA (17% interanual en diciembre), será necesario que la inflación mensual promedio sea de 0,76% mensual en lo que resta del año.

El minorista se estabilizó, pero dio un salto el paralelo

BUENOS AIRES.- El dólar paralelo saltó a 17,60 pesos para la venta, en una rueda en que la divisa se estabilizó en los segmentos regulados, al cerrar en 16,95 pesos en el mercado mayorista y a 17,25 pesos en el promedio de bancos y casas de cambio de esta ciudad. El dólar paralelo, que en la última semana había cotizado por debajo del dólar en pizarras, recuperó terreno en los últimos días, al subir desde la zona de 17 pesos a 17,60, un 3,53%, según fuentes del mercado. En el segmento regulado, en tanto, una mayor oferta de divisas en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) logró estabilizar el dólar.

“Luego de alcanzar picos máximos en la semana pasada, la evolución del dólar en la plaza local ha vuelto al escenario de relativa placidez de la primera parte del año, con los precios estabilizados dentro de un rango inferior y con un proceso de estabilidad que contrasta en forma notable con los bruscos cambios de los primeros días de julio”, mencionó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambios. El dólar mayorista cerró sin cambios a 16,95 pesos, en una rueda en que se negociaron 579 millones de dólares en el mercado de contado (spot), mientras en los futuros se transaron 41 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y 350,70 millones en el Rofex. “La oferta de dólares se ha vuelto a hacer presente y modera el recorrido del tipo de cambio, atendiendo a una demanda que también encuentra adecuada respuesta del lado de los ingresos desde el exterior”, completó Quintana. Operadores mencionaron que el Banco Central no intervino en el MULC.

Las reservas internacionales del Banco Central cerraron el miércoles en 48.324 millones de dólares. En pizarras de la City porteña, el dólar minorista quedó a 17,25 pesos. Los tipos de cambio implícitos en las operaciones bursátiles operaron en la zona de los 17 pesos. (DyN)

Comentarios