Relanzan un acuerdo de explotación de recursos con Chile

Oferta conjunta a inversores internacionales

13 Jul 2017

El Gobierno argentino buscará relanzar y fortalecer el Tratado sobre Integración y Complementación Minera con Chile, suscrito en 1997, en procura de aprovechar la sinergia del sector en los dos países y presentar ante los inversores internacionales un espacio común a lo largo de la Cordillera de Los Andes, para la explotación de los recursos geológicos existentes.

Así lo planteó el subsecretario de Política Minera, Juan Biset, al participar en Santiago de Chile junto a directivos de la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM) de la Cumbre Latinoamericana de Minería e Inversiones, que reúne a más de 500 líderes del sector público y privado para analizar las posibilidades de desarrollo en la región. En sus presentaciones generales antes inversores, Biset destacó que “Argentina presenta un perfil distinto y múltiple para recibir inversiones desde el litio en el norte del país, hasta los enormes proyectos de los pórfidos de cobre o las muchas posibilidades que ofrece la minería metalífera, y junto a esa potencialidad se destaca la necesidad de presentar un sistema jurídico confiable”. “Para el Gobierno argentino hacer minería es una decisión tomada, pero la queremos hacer a partir de las menores prácticas internacionales”, enfatizó el funcionario al resaltar el interés de los grandes jugadores internacionales por el alcance e implementación del Nuevo Acuerdo Federal Minero, que suscribieron el Gobierno nacional y la mayoría de las provincias.

El tema de la profundización de la sinergia binacional fue uno de los ejes de las reuniones que Biset mantuvo con directivos de la Sociedad Nacional de Minería de Chile (Sonami), el Consejo Minero que reúne a las mayores productoras de cobre, oro, plata, molibdeno e hierro, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), y del encuentro que compartió con la ministra de Minería trasandina, Aurora Williams.

El Tratado sobre Integración y Complementación, que cumplirá 20 años en diciembre, constituye un marco jurídico para el negocio minero y tiene por objeto permitir a los inversores de cada una de las partes participar en el desarrollo de la integración, con amplias áreas de aplicación delimitadas a ambos lados de la Cordillera.

“Vemos que hay una enorme sinergia posible entre la Argentina y Chile, país con el que compartimos la Cordillera, con un tratado de integración minera único en el mundo, con una rica geología de similares características y niveles de desarrollo complementarios”, explicó Biset durante el desarrollo de las jornadas en la que participó como orador en dos paneles. Agregó que “hay mucho terreno para explorar de forma de presentar al Cono Sur como una gran región minera, con beneficios mutuos, para lo cual hay que encontrar un modo de trabajo que permita atraer a los grandes inversores”.

Biset señaló que “el punto de partida encuentra a la Argentina como aportante de abundantes recursos sin explotar y ventajas comparativas vinculadas a las condiciones que requiere la actividad, como la disponibilidad de agua y energía, mientras que el vecino país cuenta con una enorme industria de producción de bienes y servicios”. (Télam)

Comentarios