Cuestionan el monto asignado para construir 106 viviendas

La empresa que ejecuta la obra no estaría autorizada por el Ipvdu

13 Jul 2017

La empresa Marán Constructora S.R.L. recibió una contratación directa del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu) para construir 106 viviendas en Manantial Sur. Según la documentación del Ipvdu, ese contrato se celebró por aproximadamente $ 18 millones. Sin embargo, la senadora radical Silvia Elías de Pérez aseguró que desde la Nación le confirmaron que el monto asignado a esa obra era de $ 32 millones.

El interventor del Ipvdu, Gustavo Durán, negó que haya irregularidades y sostuvo que cualquier diferencia en los montos de la obra tenía un justificativo adecuado. Según el funcionario, las cifras que maneja la Secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación fueron modificadas por la Resolución 62 del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. En ese documento se dispuso, en agosto de 2016, la adecuación presupuestaria de una serie de obras que se encontraban en ejecución.

La senadora aseguró que en las obras públicas que fueron adjudicadas a Marán se detectaron serias irregularidades. Esta constructora pertenece a Sebastián Alejandro y Darío Martín Nieva, quienes estarían vinculados a un funcionario del Ipvdu (se informa por separado). “Los montos de obra que la Nación declara que han mandado por determinados convenios no tienen nada que ver con lo que la empresa declara”, sostuvo. Según la documentación a la que hizo referencia la parlamentaria, habría cerca de $ 14 millones de diferencia entre lo que la Nación dice que adjudicó a esta obra y lo figura en el contrato entre Marán y el Ipvdu.

Este diario contactó a los dueños de la constructora, quienes dijeron que tenían todo en regla y prefirieron no emitir declaraciones sobre el tema.

Una cesión no autorizada

LA GACETA TV acudió a Manantial Sur, donde el Ipvdu lleva adelante un proyecto de 2.500 viviendas (de las cuales aproximadamente la mitad ya fueron adjudicadas). En el Sector B, Grupo 9, es donde Marán debía construir las casas. Sin embargo, los obreros que estaban trabajando en las viviendas dijeron que pertenecían a la empresa Inca S.R.L. Aseguraron que llevaban cerca de dos meses trabajando en esa obra, en la que hasta entonces había estado trabajando una empresa distinta (Marán Constructora S.R.L.).

Karina Fernández, titular de la Unidad Ejecutora Manantial Sur, dijo que no tenía conocimiento de que en ese lugar hubiera otra empresa que no sea la de los hermanos Nieva. “Hay empresas que subcontratan ciertos trabajos a otras, pero a eso no lo manejamos aquí”, se excusó. Se le preguntó a la funcionaria si las constructoras tenían la obligación de declarar este tipo de cesiones y respondió que no ante su unidad, pero que probablemente haya otra oficina del Ipvdu que maneje esa información.

“No tiene que estar trabajando nadie que no sea la empresa Marán”, confirmó el director del área técnica del instituto, Martín Zamora. Negó tener conocimiento alguno de que ahí hubiera otra empresa y sostuvo que todavía no se había autorizado una cesión. “Estamos en un proceso de aprobación de la cesión de un casi 17% de la obra restante de Marán a Inca. Todavía no se dictó el acto resolutivo”, explicó.

Comentarios