De Vido sumó otro revés judicial y embargo

El ex ministro fue procesado por supuestas irregularidades en la asignación de subsidios y congelaron sus bienes por $ 1.000 millones

11 Jul 2017
1

LAS DUDAS. De Vido nunca dijo que es inocente de los cargos y tampoco pidió someterse a la justicia sin fueros. DyN

BUENOS AIRES.- El arquitecto Julio de Vido sumó un nuevo revés judicial, a raíz del procesamiento que dictó el juez Claudio Bonadio por el supuesto delito de defraudación contra la administración pública por el modo en que se repartieron los subsidios a las líneas de colectivos y recibió un embargo por $ 1.000 millones (casi U$S 60 millones).

De esta manera, al ex ministro de Planificación Federal y actual diputado del Frente para la Victoria se le sigue enturbiando el frente judicial, en medio de la iniciativa de Cambiemos, que planteó su “inhabilidad moral para ejercer su cargo en el Congreso”.

Bonadio también procesó a los ex secretarios de Transporte, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi y a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transportes (CNRT), Alejandro Ramos (actual diputado nacional kirchnerista por Santa Fe), Roque Guillermo Lapadula, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro.

Sobre ellos, el magistrado mandó a trabar distintos embargos, de hasta $ 900 millones.

En la maniobra, según la resolución, se incurrió en los delitos de “defraudación contra la administración pública” y “administración fraudulenta”.

Y se “ocasionó perjuicio a las arcas del Estado Nacional de algo más de $ 609 millones”.

“Durante el período comprendido entre julio de 2003 y marzo de 2014, abusando de las facultades inherentes a los cargos que ocupaban, los nombrados participaron en una maniobra ilegal a través de la cual se entregaron sistemáticamente, a empresas de transporte público automotor de pasajeros, subsidios superiores a los que correspondían”, consignó el juez federal actuante.

Los procesados “pusieron en funcionamiento y sostuvieron en el tiempo, un sistema destinado a permitir la maniobra, encubrirla, disimular su ilegalidad e intentar lograr la impunidad de los involucrados”, añadió Bonadio.

Este sistema posibilitaba que se calcularan los subsidios en base a kilometrajes superiores a los recorridos y se terminaran entregando subsidios superiores a los correspondientes.

El juez dictaminó que “la maniobra ilegal pudo sostenerse hasta que se instalaron GPS en los colectivos, en el año 2014”.

En esta causa se investigan los subsidios que los gobiernos de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández entregaron a las empresas de transporte automotor para ayudarlas a afrontar los costos de combustible, a cambio de que no subieran el precio de los pasajes.

Incompetencia moral

El diputado nacional Pablo Tonelli (Cambiemos) aseguró que su par del Frente para la Victoria (De Vido) tiene “inhabilidad moral” para ejercer el cargo porque “ha dicho hasta el cansancio que nunca se escudó en los fueros como diputado y sí lo hizo”, en ocasión de que el juez federal Luis Rodríguez dictara el allanamiento de su vivienda en 2016. “Sí, así es”, respondió Tonelli al ser consultado acerca de si De Vido tiene inhabilidad moral para ejercer el cargo de diputado, y añadió que a su entender una “razón” es que mintió “descaradamente” sobre el uso de los fueros.

El diputado nacional Marco Lavagna (Frente Renovador) anticipó, por su parte, que el massismo respaldará un eventual pedido de desafuero al ex ministro de Planificación y rechazó las críticas que recibió su espacio por el anuncio de la decisión de renunciar a los fueros, al sostener que “es el oficialismo el que tiene inconsistencia entre lo que dice y lo que hace”. (DyN/Télam)

En Esta Nota

Julio de Vido
Comentarios