Ramiro Arzuaga: “la ambientación es el 50% de la fiesta”

El ambientador estuvo en Tucumán para compartir saberes y secretos

10 Jul 2017

Desde aquella infancia en la que organizaba sus propios cumpleaños en la ciudad bonaerense de Arrecifes hasta ese decisivo 2011 cuando ambientó el casamiento civil de Mauricio Macri y Juliana Awada pasaron años, expectativas, trabajos en hoteles y aprendizajes. El objetivo siempre fue el mismo: convertirse en un referente de la ambientación de eventos en Argentina. Cumplida esa meta -nadie habla de eventos de alto vuelo sin mencionar a Ramiro Arzuaga- demarcó sus siguientes casilleros: estar en la TV y escribir un libro.

Actualmente es una de las figuras del canal Más Chic con los programas “Viste tu mesa” y “Viste tu fiesta”. En ambos despliega sus habilidades como decorador dando herramientas y trucos para que los eventos se resuelvan de la mejor manera.

En la última emisión de “Viste tu fiesta” mostró desde el minuto cero hasta la llegada de los invitados la organización de un casamiento real, con entrevistas a los proveedores, las dificultades típicas de cualquier evento y el resultado final partiendo de un salón pelado. En Tucumán se lo puede ver en el canal 230 de DirecTV.

Entre sus trabajos más destacados -además de la boda Macri-Awada- se encuentran las ambientaciones de los casamientos de Mauro Icardi y Wanda Nara, Paula Chaves y “Peter” Alfonso, Luciana García Pena y Matías Almeyda y la modelo Florencia Fabiano.

Para la fiesta de Macri él mismo pegó pequeñas flores con una pistola encoladora, una por una, para simular ramas de duraznero.

“Juliana Awada quería sí o sí esas flores, pero no era época. Así que lo solucioné cortando ramas de ese árbol a las que les pegamos unas flores muy parecidas a las del duraznero”, recuerda.

En sus programas y en los talleres que imparte en todo el país enseña todo lo que sabe a los ambientadores locales. Es lo que hizo en Tucumán la semana pasada, en el hotel Carlos V, ocasión en la que habló con LA GACETA.

Cuenta que desde niño se perfilaba hacia el rubro: “en Arrecifes, cuando tenía 10, 11, 12 años todos querían ir a mis cumpleaños porque yo los organizaba íntegros: me gustaba elegir la música, qué comer, cómo arreglar mi casa. Nos quedábamos hasta re tarde, nadie se quería ir. Lo mismo para Navidad. Salía al campo y decoraba la casa para Nochebuena con lo que hallaba”.

Estudió arquitectura pero no finalizó la carrera. Luego trabajó en varios hoteles, siempre vinculado a la organización de eventos, por lo que se empapó del detrás de escena de las fiestas. Vivió dos años en Estados Unidos y volvió al país a mezclar su pasión por la ambientación con sus conocimientos de arquitectura.

La entrevista

- Tanto en TV como en tus cursos sos muy generoso con tu know-how, algo poco frecuente...

- Es así y me lo agradecen. Muchos colegas se quedan a mitad de camino cuando forman a otras personas, quizás por temor a la competencia. Muestran lo que hacen pero no cómo lo hacen. Yo cuento todo, me pongo a hacer arreglos florales con ellos, les muestro mis presupuestos, les paso datos de proveedores. No me da miedo contar las claves, porque cada uno va a obtener resultados diferentes. Además hoy en día no hay secretos, todo se sabe.

- ¿Qué se está usando en ambientación de eventos?

- Todo lo que tiene que ver con el follaje. Hojas grandes, mucho verde, tanto en las mesas como en el resto del salón. Los jardines verticales (paredes con vegetación y flores) quedan muy bien. También el estilo industrial: hierro negro, madera reciclada, objetos de chapa... Además, los muebles tipo chesterfield, bien masculinos, y los colores cobrizos, metálicos y dorados. En eventos corporativos, el negro.

- ¿Qué se viene?

- La tecnología, sin duda. Pantallas por todos lados: paredes, techo y hasta en el piso. El mapping, cuyas posibilidades son enormes: podés ambientar tu evento en el Palacio de Versalles si querés o transportarte a la luna de un momento para otro. Eso se está viendo cada vez más y todavía tiene camino por recorrer.

- ¿En qué se interesaron más los tucumanos?

- Compartimos mis conocimientos sobre arreglos florales, armé una mesa de casamiento en vivo, explicando cómo van los cubiertos y las copas. Tuvieron particular interés en lo referido a los arreglos con telas. La iluminación también les interesa muchísimo.

- Hay varias opciones para formarse en organización de eventos, ¿cómo ves esas carreras? ¿Tienen buenos contenidos?

- Sí, hay muchas y muy buenas. En general, lo que veo, es que no se detienen mucho en la ambientación. Se habla de la organización en general, del protocolo, la comida, el vestido, el DJ, las invitaciones, de todo lo que un organizador hace, pero se quedan a mitad de camino con la ambientación. Y no es algo menor, porque es lo que distingue y da personalidad e identidad a un evento.

- ¿Qué porcentaje de importancia le darías a la ambientación/decoración?

- Diría que un 50% es ambientación y el restante 50% se reparte en todo lo otro.

- ¿Qué es lo que más te apasiona de la profesión?

- La adrenalina y lo efímero. Entrás a un salón pelado, sin nada, y tenés seis horas para convertirlo en otro mundo, en armar todo desde cero, todo está en tus manos. Y sabés que al día siguiente de la fiesta ya no va a haber nada. Listo. Se esfumó.

Comentarios