La historia se guarda debajo del Cristo Bendicente de San Javier

Una valiosa información atesora el Centro de Información que está en el subsuelo de la imponente estructura. Recomendaciones para pasar el día.

08 Jul 2017

Hay una vitrina en la que se compara el Cristo Bendicente de San Javier con otras esculturas del resto del mundo. Nos permiten descubrir que la nuestra es la cuarta estructura de Jesucristo más alta del planeta.

En otro sector, un televisor ofrece una recorrida por la historia de San Javier, la flora y la fauna local. Un panel describe el circuito de las yungas y la Reserva de Horco Molle. Y hay una pared completa que da detalles de la vida del escultor tucumano Juan Carlos Iramain, autor del Cristo, emplazado en 1942. Paralelamente se cuentan los hechos más importantes del país y del mundo en esos años (los datos también están en Braille).

Toda esta valiosa información atesora el Centro de Interpretación ubicado en el subsuelo de la imponente estructura. Puede ser visitado todos los días, de 9 a 18. Hay un guía especializado para ayudar a los turistas y también se pueden comprar allí artesanías de Tucumán, contó Fabián Werner, que trabaja en el lugar. La entrada cuesta $ 15 para los mayores y $ 12 si son menores.

para pasar el día
 
llevá todo.- Pasar el día en San Javier puede ser un plan muy prometedor. Está a sólo 25 km de la capital y tiene un paisaje inigualable, especialmente cuando el cielo está despejado. Sin embargo, no cuenta con una infraestructura óptima para los visitantes. Por eso, subir hasta el cerro sin tomar las previsiones del caso puede arruinar el paseo. Si no tenés auto, lo conveniente es llevar todas las provisiones y hasta el agua para el mate, destaca Mariela López, vecina de la zona.
comida y baños.- En la zona del Cristo Bendicente hay quioscos donde venden golosinas, snacks y bebidas. Lo negativo es que no hay baños. Hay que caminar 300 metros hasta la calle 1, frente a la comuna de San Javier. En ese sector hay un barcito donde se pueden comprar algunas comidas típicas. Para los paladares más exigentes (no gasoleros) está el comedor del hotel de la zona. También hay un parador en Loma Bola, donde se puede disfrutar de los vuelos en parapentes, pero hay que caminar cuatro kilómetros hasta allí si no tenés vehículo. En el caso de que hayas subido en auto, tenés varias opciones gastronómicas: en la calle 3 hay una hostería que ofrece comidas y en la calle 8 hay dos lugares donde almorzar, cenar o tomar algo. 
cascada.- Además del Cristo y Loma Bola, San Javier tiene otro lugar paradisíaco, que es la cascada de Río Noque. Es un sitio ideal para ir a pasar el día. Hay que cargar la vianda porque no hay ningún servicio en la zona.
en colectivo.- Si no tenés auto podés subir en el ómnibus de la línea 118 que sale desde la terminal todos los días a las 8, a las 12.30, a las 16 y a las 20. Los fines de semana se modifica el horario del mediodía: el colectivo sale a las 12. El boleto (se paga en efectivo) cuesta desde $ 34,50 (El Cristo) hasta $ 49 (La Cascada) o $ 51 (El Portezuelo), depende del punto final del recorrido que, según calculan, dura dos horas.

> Para pasar el día

Llevá todo.- Pasar el día en San Javier puede ser un plan muy prometedor. Está a sólo 25 km de la capital y tiene un paisaje inigualable, especialmente cuando el cielo está despejado. Sin embargo, no cuenta con una infraestructura óptima para los visitantes. Por eso, subir hasta el cerro sin tomar las previsiones del caso puede arruinar el paseo. Si no tenés auto, lo conveniente es llevar todas las provisiones y hasta el agua para el mate, destaca Mariela López, vecina de la zona.

Comida y baños.- En la zona del Cristo Bendicente hay quioscos donde venden golosinas, snacks y bebidas. Lo negativo es que no hay baños. Hay que caminar 300 metros hasta la calle 1, frente a la comuna de San Javier. En ese sector hay un barcito donde se pueden comprar algunas comidas típicas. Para los paladares más exigentes (no gasoleros) está el comedor del hotel de la zona. También hay un parador en Loma Bola, donde se puede disfrutar de los vuelos en parapentes, pero hay que caminar cuatro kilómetros hasta allí si no tenés vehículo. En el caso de que hayas subido en auto, tenés varias opciones gastronómicas: en la calle 3 hay una hostería que ofrece comidas y en la calle 8 hay dos lugares donde almorzar, cenar o tomar algo. 

Cascada.- Además del Cristo y Loma Bola, San Javier tiene otro lugar paradisíaco, que es la cascada de Río Noque. Es un sitio ideal para ir a pasar el día. Hay que cargar la vianda porque no hay ningún servicio en la zona.

En colectivo.- Si no tenés auto podés subir en el ómnibus de la línea 118 que sale desde la terminal todos los días a las 8, a las 12.30, a las 16 y a las 20. Los fines de semana se modifica el horario del mediodía: el colectivo sale a las 12. El boleto (se paga en efectivo) cuesta desde $ 34,50 (El Cristo) hasta $ 49 (La Cascada) o $ 51 (El Portezuelo), depende del punto final del recorrido que, según calculan, dura dos horas.

Comentarios