El mensaje oculto contra la dictadura en los arcos del mundial del 78, ¿mito o realidad?

1

DETALLE. Kempes celebra su segundo gol contra Holanda; los arcos tienen la base pintada de negro. FOTO TOMADA DE CLARÍN

Un diario inglés publicó la historia y vinculó el detalle de los arcos con los desaparecidos.

06 Jul 2017

Casi 40 años después de la consagración de la Selección Argentina en el mundial de 1978, el diario británico The Guardian publicó la historia de un supuesto mensaje que estaba oculto en los arcos con los que se disputaban los partidos en el Monumental.

Un colaborador de ese diario, David Forrest, narró en una columna cómo develó, casi cuatro décadas después, un misterio que le había llamado la atención: ¿cuál era el motivo de que los postes de los arcos tuvieran una marca negra? Según contó, llegó al fondo del asunto durante una visita a Argentina, mientras acompañaba a su esposa en una investigación.

De paseo por Palermo,Forrest fue a comer a una parrillada tradicional. Contó que mientras hojeaba un libro con las mejores fotos del Mundial de Argentina 78, un mozo se acercó y le preguntó qué estaba leyendo. Entonces, él le contó sobre su obsesión por la pintura negra en los arcos. El mozo le recomendó que visitara el Monumental y que conversara con los encargados de mantenimiento del estadio.

"El canchero me acompañó a una habitación y me señaló las fotos en blanco y negro que estaban en la pared. Allí noté una sonrisa familiar y pregunté quiénes eran los de la foto. El canchero me dijo que era el equipo que trabajó en el estadio para el comité de organización, y si quería saber por qué pintaron los palos de negro, tenía que preguntarle a ellos", escribió.

¿Quién estaba en la foto?

"Me acerqué a la foto y reconocí a alguien familiar, mi corazón latía en mis oídos. Me di cuenta de que sí, el hombre en la foto tenía unos 40 años menos con un peinado salvaje como el de Leopoldo Luque, pero la sonrisa y los ojos eran sin lugar a dudas los del mozo de Don Julio. El canchero me dijo su nombre: Ezequiel Valentini", continuó.

El periodista volvió al restaurante. El mozo le reveló por qué habían pintado la base de los palos de negro. Como ningún jugador usó brazaletes negros en honor a los desaparecidos durante la dictadura, los utileros de aquel entonces buscaban una forma de recordarlos. "Discutimos poner un mensaje en el césped, o pintarlo en los carteles publicitarios, algo que las cámaras de TV pudieran ver", reconoció Valentini. Sin embargo, cualquiera de esas formas de protesta contra la Junta Militar eran muy peligrosas.

"No tenía miedo por mí. El terror actúa de tal manera que te hace temer por tu familia y amigos. Cada jugador de cada equipo de la Copa del Mundo debería haber usado públicamente un brazalete negro para recordar a los muertos", le confesó Valentini. Se les ocurrió que una buena manera podía ser la de pintar la base de los arcos de negro.

Así se reemplazarían los brazaletes, pero había que comunicarles primero a los militares de tal decisión. "Preguntaron para qué era y le dijimos que por tradición. Pasó, porque no tenían ni idea de fútbol".


Comentarios