Cartas de lectores

06 Jul 2017

La importancia de la vacuna

Es increíble que en la época actual, ya superado en primer cuarto del siglo XXI, puedan existir personas que pongan algún manto de dudas sobre las vacunas. Gracias a ellas fueron erradicadas enfermedades mortales como la viruela, casi desaparecido la polio, difteria, el tétanos neonatal, las formas más graves de coqueluche, varicela o sarampión, así como las terribles secuelas de la rubeola congénita. Por eso creo que las sociedades científicas (de Pediatría, Infectología, etcétera) deben difundir las recomendaciones y las pocas excepciones de las vacunas, ya que son las únicas instituciones científicamente capacitadas para dar una información tan relevante para la salud de la población. Sugiero a los lectores que mantuvieron dicha polémica tan innecesaria como perjudicial, remitirse a los consensos sobre el tema en las respectivas cátedras pertenecientes a la Facultad de Medicina de la UNT, o a las sociedades de Pediatría o Infectología de Tucumán.

Miguel Ángel Sáez

Muñecas 616, San Miguel de Tucumán.

Adiós al ingeniero barenbreuker

¡Qué profundo dolor! Acabamos de perder al hombre más probo que conocí en mi vida, allá en un lejano 1962. Hombre dignísimo que aun con su profesión y el hecho de haber ocupado una altísima función pública, era muy humilde. Nunca tuvo auto ni servicio doméstico, lo que habla claramente de su superlativa honestidad. A sus amigos empresarios no les cobraba los estudios de suelo, que seguramente eran costosos, y, si no eran amigos, era muy complaciente para arreglar el precio. Por eso terminó pobre. Hombre culto, notable pintor (le conocí varias obras), tenía un profundo conocimiento del jazz por lo que dio diversas charlas sobre el tema. Me despido acongojado con la misma frase con la que él solía honrarme: “Adiós querido amigo”.

Mario Figueroa

Pasaje Santos Dumont 1.826, San Miguel de Tucumán.

No hay recetas mágicas

Frente a la pobreza (LA GACETA 3/7), palabras de Macri: “después de más de un año de haber asumido la Presidencia, la pobreza aumentó en forma significativa y no es una sensación, como tampoco se trata de recetas mágicas, tampoco es determinante los numerosos juicios laborales en contra de las PyMEs”. Si los argentinos queremos superar la gran crisis que nos afecta, el primero que debe sincerarse es él. La gran presión tributaria impositiva afecta todos y cada uno; los que alquilamos demos soportar los incrementos en todos los servicios, sumado a ello, el gran aumento del costo de vida, la nafta, ahora con un 7%. Esto es el resultado de implementaciones que sólo tienden a agravar la situación económica y el endeudamiento en nuestro país en créditos externos en dólares, que es necesario aliviar. La gran estafa a través de la mal llamada recomposición histórica es una mancha más del gobierno y el Presidente, que se valió de esta decisión, no para devolverles a los jubilados lo que les corresponde, si no para estafarlos cruel y deliberadamente, valiéndose de esto con una vil promesa de campaña. Macri debe explicarles a los argentinos por qué a los jubilados les sacan el 60% de lo que deben cobrar, injusta sentencia para los que transitamos los últimos años de vida. Con andar de tortugas, la justicia se vuelve un enemigo más. Del anterior gobierno, las pruebas se acumulan cada día más, pero los todavía jueces y fiscales funcionales a la anterior gobierno no dan muestras de tomar las medidas pertinentes en función de sus obligaciones irrenunciables. No dudamos de que saldremos de esta grave situación, ya que los corruptos no se pudieron robar las tierras argentinas y su gran potencial. Pero esto se concretará desde cada mínima situación que logremos superar hasta la más importante, partiendo de que el no mentir y sincerarse en todo un momento es lo que debe hacer todo gobierno que pretenda emprender el camino de la superación para nuestra patria. Y esto no es una receta mágica.

Héctor Leonardo Bravo

Marcos Paz 340. 3° A, San Miguel de Tucumán.

La ex terminal

El intendente de la ciudad de San Miguel de Tucumán parece haber centrado su gestión en la compra de la casa Sucar, crear un partido político y hacer públicas sus divergencias con el gobernador. ¿Y la ciudad? ¿Y el estado de abandono que presentan muchas zonas? Puntualmente, quiero referirme a la zona de la ex Terminal. Pareciera que ni el intendente, ni concejales ni ningún funcionario municipal circulan por allí, dado que no se puede creer el estado deplorable que muestra donde -claramente- la Municipalidad está ausente. Quizá existe una ordenanza que desconozco, que los comerciantes pueden exhibir su mercadería en las veredas, que cualquiera puede vender allí lo que se le ocurra y que el peatón camine por donde pueda o baje a la calle para desplazarse. Digo esto porque en avenida Sáenz Peña primera y segunda cuadra, sobre las veredas, hay muebles, camas, colchones, percheros con ropa y todo tipo de mercancía ocupando las veredas. Además de autos estacionados en doble y triple fila. ¿Y los inspectores? ¿Hay inspectores para evitar este caos? ¿Puede alguien ocuparse de poner algo de orden? Los responsables de mantener la higiene y el orden de la ciudad ¿dónde están? Y párrafo aparte merece la calle Charcas, que es un verdadero cambalache donde cada vendedor pone el puesto de venta como quiere sin guardar el más mínimo orden ni sentido estético. Una toldería de plásticos colgando. Es vergonzoso que la ciudad que se dice ser Jardín de la República tenga este mamarracho a tan pocas cuadras de la plaza principal. Evidentemente a las autoridades no les interesa y pareciera que a funcionarios y responsables del cuidado de la ciudad les parece normal semejante desorden y caos. Lo único que parece importarles es armar listas electorales para posicionarse ellos, sus esposas y demás familiares y que siga el negocio. Muy lamentable. Como gestión municipal debería darles vergüenza. Es de esperar que algún día asuma un funcionario que pueda revertir este descalabro vergonzante.

Matías Lomello

[email protected]

El equipo de macri

Al inicio de su gestión, el presidente Mauricio Macri presentó a su equipo de gobierno como “el mejor de los últimos 50 años”. En los 18 meses que lleva al frente de la administración, tres situaciones reclacionadas con las finanzas, la economía y la política fueron suficientes para demostrar su fracaso y el de los funcionarios al frente de los destinos del país. La primera evidencia: el Foro de Inversiones y Negocios de Argentina, que se llevó a cabo en nuestro país y se dio en llamar “Mini Davos” (LA GACETA, 18/9/16. De las opiniones vertidas por importantes ejecutivos del mundo financiero quedó en claro que el PBI del país, en dólares, ascendía a 695.000 millones; que nuestro país, para reactivar la economía de producción. no la inversión especulativa, necesita una inversión anual sostenida de 131.494 millones de dólares, y que en cuatro años las inversiones representarían el 78,65% del PBI. El Foro también dejó en claro que para concretar esas inversiones el Presidente debería controlar de forma prioritaria dos variables, como son la economía y la política en el futuro. En la primera variable se citan: el control de la inflación, el creciente déficit fiscal, el desempleo, la caída del consumo, la recesión de la economía, etcétera. La segunda variable se refleja en el hecho de que los ejecutivos de las finanzas no creen en la continuidad política de Macri al frente del país. Como respuesta a la convocatoria del Presidente, los ejecutivos no dejaron ninguna certeza de inversión. La segunda evidencia del fracaso se vio cuando la banca Morgan Stanley Capital Investment (MSCI) dictaminó que a pesar de haber transcurrido casi dos años al frente del gobierno, Macri y su equipo no lograron que el país calificara como serio y confiable y por lo tanto le puso una nota de “país de frontera” ante los mercados financieros del mundo (LA GACETA, 21/6). La tercera muestra del fracaso quedó en claro cuando se informó (LA GACETA, 20/6) que los ceos del gabinete de Macri salieron desesperadamente a colocar un bono de 2.750 millones de dólares a 100 años de plazo y a una tasa cercana al 8%, o sea al 800% final, sin tener en cuenta que el “logro” no cubriría para nada las necesidades de inversión para lograr la reactivación económica, porque apenas representa el 2,091 % de los fondos necesarios. En este punto quiero plantear dos interrogantes: en primer lugar, el préstamo se concretó 24 horas antes de conocerse la calificación de Morgan Stanley. ¿Se hizo con la intención de influir en la calificación, sin medir los costos para el país? En segundo lugar, la diferencia entre los “bolsos” de López y el “negocio” de los 100 años es simplemente metodológica?

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112, Banda del Río Salí.

Zaimán

Imperdible la carta del lector Páez de la Torre. Ahora, lo que llama la atención es que el Plan Belgrano lo dirige un tucumano, el candidato de Cambiemos a ocupar una banca en el Congreso de la Nación, José Cano. O no existe el plan, no conoce la geografía de Tucumán, o hay una total falta de comunicación del funcionario con el Gobierno nacional que manda publicar la publicidad de una obra de la que no sabemos si está en ejecución, ya que el sentido común nos indica que la misma debería ser publicada en la provincia de Misiones para beneplácito de los habitantes de Zaimán. ¿O es solamente publicidad electoralista ?

Fernando Carlos Brunet

[email protected]

Comentarios