El Concepción arrancó la zafra con otro dueño

El gobernador saludó la nueva etapa del principal establecimiento provincial, en la que Emilio Luque reemplaza al grupo Atanor El gobernador destacó que el establecimiento haya quedado en manos tucumanas. “Estaban cerrando en otros lugares”

03 Jun 2017
1

EN BANDA DEL RÍO SALÍ. Manzur saluda a los operarios. Detrás de él están el intendente Monteros, Emilio Luque y el vicegobernador Jaldo. la gaceta / fotos de inés quinteros orio

En el ingenio Concepción está casi todo listo para que comience a funcionar el trapiche. Sólo restan detalles para que la molienda de caña inicie en la principal fábrica de la provincia: será el próximo viernes. Se trata del ingenio que representa entre el 15% y el 20% de la producción azucarera local y es el segundo mayor del país, después de Ledesma (Jujuy) y antes que El Tabacal (Salta).

“Hoy, el ingenio está casi listo. Tras las lluvias, las máquinas pueden entrar ya (en los cañaverales); se están haciendo las pruebas. Así que estaríamos empezando a moler jueves o viernes de la semana que viene”, dijo el empresario Emilio Luque.

Ese día, cuando los camiones y tractores ingresen al predio con sus acoplados cargados y descarguen miles y miles de kilos de caña de azúcar, se hará realidad el inicio de la nueva gestión, de la administración en manos de la familia Luque.

Ayer, sin embargo, los nuevos propietarios del Concepción encabezaron la misa de bendición de la campaña de este año, que simbolizó la apertura de la zafra 2017. Además, se realizó un acto oficial, que contó con la participación del gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, entre funcionarios, industriales del sector y productores cañeros.

En ese escenario de festejo, entre las estructuras de hierro que prenunciaron el aroma de la caña de azúcar, el mensaje político y “localista” prevaleció. En primero lugar, Luque remarcó que el Concepción “volvió a manos de los tucumanos” después de muchos años, tras la administración del Grupo Atanor que duró alrededor de una década. Albaugh LLC, de los Estados Unidos, es dueño de un 80% de Atanor, en tanto el resto es propiedad de Huapont Nutrichem de China-.

“Como tucumano, no nos gustaba que vengan a manejarnos gente de otras provincias. Tucumán tiene el 56% de participación en la producción de azúcar a nivel nacional, y queremos volver a ser líderes en el manejo, en las reglas (de juego). Acá, por distintos motivos, Tucumán perdió protagonismo, pero hoy está marcando la cancha y está decidiendo sobre ciertas leyes, normas, sobre los conceptos del azúcar y del alcohol”, comentó el empresario frente a un centenar de operarios.

“Disponía de cierta liquidez, de cierto capital, pero para llegar a pagar el monto de la operación, que incluía 3.400 hectáreas, tuvimos que solicitar un crédito a los bancos, y para poder acceder a ellos, tuvimos que hipotecar nuestras fábricas, nuestras propiedades”, destacó el empresario.

Fin de la incertidumbre

A su turno, Manzur apuntó también a la gestión pasada, al afirmar que en el Gobierno había incertidumbre y dudas por el futuro de la fábrica ubicada en Banda del Río Salí, después del anuncio de venta en septiembre de 2016.

“Los anteriores dueños de esta firma estaban cerrando plantas en otros puntos del país; estaban dejando cientos, miles de familias sin trabajo en otros lugares. Por eso valoro la decisión de un empresario tucumano, como Emilio Luque, a quien no le hacía falta (adquirir) una empresa más. Sin embargo, puso lo que tenía, sacó un crédito y aquí está con este ingenio”, enfatizó.

“Cada vez que alguien quiera invertir en Tucumán, vamos a atenderlo y generar las condiciones. Pero hay que empezar por casa, que los empresarios nuestros, los propios tucumanos inviertan”, añadió.

El titular del Poder Ejecutivo provincial marcó así su objetivo de sostener el empleo a partir de la inversión local, mientras algunas empresas extraprovinciales de la actividad textil afrontan dificultades.

“Son todos bienvenidos (por las inversiones externas), pero hay que mostrar que los propios tucumanos creemos en Tucumán”, afirmó Manzur.

Asimismo, el mandatario indicó que desea que al Gobierno nacional “le vaya bien”, aunque advirtió también sobre las señales negativas de la economía.

“Todo lo que venga para Tucumán es bienvenido. Todo lo que sean transferencias, obras. Lo que venga del Gobierno nacional será recibido, agradecido y expresado públicamente. Como argentino, quiero que le vaya bien (al presidente Mauricio Macri). Ahora, hay cosas que nos hacen ruido, y lo digo. A mí no me gustan las tasas al 25%, al 26%, al 27% porque prefiero la inversión; no me gusta la bicicleta financiera; no me gustan muchas cosas que están pasando. No me gusta el tema de la inflación, que todavía es alta, y que la actividad industrial siga cayendo”, manifestó el jefe del Ejecutivo.

Según información oficial, el ingenio Concepción se fundó en 1835 y, actualmente, la planta cuenta con más de 1.000 trabajadores. Pero ayer no fue una misa de bendición de campaña más, a pesar del paso de los años.

“Hace más de 20 años que un gobernador no visitaba la fábrica en un inicio de zafra”, recalcó Martín Luque, vicepresidente del Directorio de la Compañía Concepción.

En Esta Nota

Emilio Luque
Comentarios