La OEA suspendió la reunión por Venezuela

Los delegados de los países no lograron consensuar cómo ayudar a solucionar los conflictos

01 Jun 2017

WASHINGTON.- Cuatro horas de discusión no les bastaron a los representantes internacionales de 34 países del continente americano para llegar a un acuerdo sobre una forma de buscar soluciones para la crisis que atraviesa Venezuela desde hace meses. No se alcanzaron los 23 votos necesarios para que hubiera un consenso en el Salón de las Américas de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la ciudad de Washington.

En el marco de la 29° Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, los discursos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay estuvieron enfocados en que los venezolanos deben resolver el conflicto que atraviesa el país, en lo interno, mediante el diálogo y la negociación política.

Las naciones del Caribe -Comunidad del Caribe (Caricom)- respaldaron la conciliación y el diálogo en Venezuela. Los caribeños Antigua y Barbuda, Bahamas, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Trinidad y Tobago abogaron porque Venezuela reconsidere su salida de la OEA. Argentina, Colombia, México, Panamá y Honduras mencionaron que si se acuerda ayudar con alimentos y medicinas a Venezuela, ellos colaborarán.

Luego de la última intervención se informó que había solo dos proyectos de resolución en consideración: El presentado por los países de la Caricom y el de Perú, Canadá, EEUU, México y Panamá. Al principio había tres propuestas, pero Antigua y Barbuda retiró la suya para adherirse a la de Caricom. Los países acordaron un receso de 30 minutos para luego decidir. Para tomar cualquier decisión se necesitan 23 votos a favor.

Las primeras intervenciones fueron las de Luis Ezequiel Alvarado, embajador alterno de Nicaragua, y la del canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamaní, las que estuvieron enfocadas en defender a Venezuela. Alvarado rechazó la convocatoria por considerarla una intervención en los asuntos venezolanos. Reiteró que la OEA no puede ser usada por los países para afectar la soberanía venezolana y se refirió al diálogo iniciado, en 2016, por Nicolás Maduro.

Mientras que el boliviano reconoció la crisis en Venezuela y reiteró que el diálogo es el principal elemento para la paz. Señaló que la OEA y su secretario general, Luis Almagro, no pueden seguir incitando a la violencia. Sostuvo que Almagro se convirtió en un factor político y que sus acciones generaron clima de conflictividad en Venezuela. (el-nacional.com)

Comentarios