En la vereda de la Policlínica se exhibirá una réplica de la vasija

16 May 2017

En la misma vereda de la Policlínica donde se hallaron los restos los peatones podrán ver una réplica exacta de la vasija encontrada. Estará enterrada a un metro de profundidad, cubierta por un vidrio e iluminada. Dentro de la Policlínica se destinará un sector del área administrativa para montar un museo de sitio que ayude a interpretar ese hallazgo. Y, finalmente, en el museo de los pueblos originarios de tres pisos que ya se está armando en la hostería municipal Atahualpa Yupanqui, se exhibirá una réplica en tres dimensiones del rostro del individuo que fue hallado en la excavación.

Esas son las tres vías que ha definido la Municipalidad de Tafí Viejo para explotar el hallazgo arqueológico de febrero, el primero del que se tengan antecedentes. Así lo confirmó el intendente, Javier Noguera, quien sigue minuto a minuto el avance de la investigación de los profesionales del Instituto de Arqueología.

“La réplica de la vasija en la vereda remitirá al museo de sitio dentro de la Policlínica y este, a su vez, al museo que estamos armando en la hostería municipal. Ese museo contará además con materiales que nos cedió el Gobierno de la Provincia y que muestran partes de las culturas La Candelaria y Tafí. De esa forma, el museo contará con una mirada completa de las culturas de nuestra región”, destacó el jefe del gobierno municipal.

La mayor apuesta será la reconstrucción en cera del rostro del chamán (el individuo enterrado), utilizando una técnica provista por la Universidad Tecnológica Nacional para modelar los rostros a partir de restos óseos, informó Noguera.

Aunque los científicos todavía no han llegado a una conclusión definitiva sobre este punto -la ocupación del individuo enterrado-, el intendente ya lo ha bautizado como “el chamán”, dado que en el sitio del hallazgo se encontraron cucharas con restos de cebil, una planta que, en combinación con otros elementos, habría sido usada como alucinógeno.

Comentarios