Los Martínez y Ponzio se encargaron de Boca

15 May 2017

BUENOS AIRES.- Gonzalo Martínez, Lucas Martínez Quarta y Leonardo Ponzio fueron -sin dudas- lo mejor del Superclásico.

Todos los puntajes:

Augusto Batalla (5): tuvo completa responsabilidad en el gol de Fernando Gago, cuando quedó a mitad de camino. Al final, estuvo bien parado en una doble jugada de peligro para Boca.

Jorge Moreira (6): pasó bien al ataque y, a pesar de elegir mal ante las posibles opciones, se convirtió en una de las armas ofensivas..

Jonatan Maidana (7): estuvo siempre atento, casi no le ganaron de arriba y solamente padeció por momentos la lucha con Benedetto aunque lo controló en general.

Martínez Quarta (8): cerró de manera excelente un disparo de Bendetto y salvó a su equipo en la línea. Sobrio y seguro en su debut en La Bombonera.

Milton Casco (-): se lesionó a los dos minutos del primer tiempo.

Martínez (9): Gran gol y asistencia. Su mejor partido en River.

Ignacio Fernández (6): insinuó más de lo que concretó, consiguió enfriar el trámite cuando Boca se venía y aguantó bien la pelota. Asistió a Driussi.

Ponzio (8): el motor del equipo y el termómetro en el medio. Siempre buscó al compañero mejor ubicado y brindó salidas limpias.

Ariel Rojas (6): ocupó bien el hueco en la zona izquierda cuando se proyectó Camilo Mayada y se soltó poco en ataque. Desbordó cuando la situación se lo pidió y allí se asoció con Martínez.

Sebastián Driussi (6): no había pesado demasiado en el trámite aunque aprovechó la única chance clara que le dieron y liquidó la historia con una gran definición de contra.

Lucas Alario (7): aprovechó la única posibilidad clara que tuvo.

Los que ingresaron:

Camilo Mayada (6): cumplió en su rol, pasó constantemente hacia el área rival y aguantó su lado cuando lo exigieron.

Rodrigo Mora (5): cuando entró, River ya estaba replegado , y su mejor aporte estuvo en defensa con la pelota parada. Casi no subió.

Carlos Auzqui (5): falló en un mano a mano que podría haber concluido la historia y le dio una vida más a Boca. Le faltó explosión en los últimos metros. (Télam)

Comentarios