Demandan elecciones urgentes en Venezuela

El secretario general de la OEA y el canciller de Brasil coincidieron en que el país caribeño debe regresar a una democracia plena Apuntan a Maduro como el principal responsable de la situación en su país. Almagro fue recibido en Brasilia por Aloysio Nunes

11 Abr 2017
BRASILIA.- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, pidieron la realización de elecciones en Venezuela para superar su crisis política, económica y social, durante un encuentro que mantuvieron en Brasilia. Entienden que, de esta manera, se restaurará la democracia plena en Venezuela.

El planteo no hace más que elevar la presión diplomática en un momento de grandes protestas opositoras.

Almagro volvió a lamentar, esta vez en Brasilia, la situación en que se ha sumergido Venezuela, “un país afectado por una crisis económica, social y política como posiblemente no se ha visto en ningún otro momento”, afirmó.

“Nuestras coincidencias con Brasil sobre el tema de Venezuela no podrían ser mayores”, dijo Almagro, quien agradeció el aporte financiero del gobierno de Michel Temer con la organización continental, de la que es el segundo contribuyente.

Almagro se reunió con Nunes en el Palacio de Itamaraty, donde fue ofrecida una declaración a la prensa, sin posibilidad de preguntas.

El espaldarazo del ex canciller uruguayo a la posición de Brasil frente a Venezuela ocurre luego de que los propios Nunes y Almagro debatieran, en forma enfática, el año pasado, en torno a la destitución de la presidenta, Dilma Rousseff, el primero defendiendo el ascenso del nuevo gobierno de Temer y la legalidad del proceso de juicio político.

El asunto Venezuela acercó las posiciones entre ambos.

“Venezuela tiene obligaciones con el sistema interamericano y la Carta de la OEA. Son principios insoslayables, debe haber un compromiso para el retorno de la democracia. Acá no se trata de invasión ni de golpe de Estado. Se trata de que haya elecciones”, dijo el secretario general.

Las elecciones son, hasta ahora, la única solución a una crisis política e institucional en la que está inmersa Venezuela, tras el aplazamiento de votaciones estatales y una represión contra partidos opositores.

El Gobierno no ha convocado aún, de forma oficial, las próximas elecciones presidenciales, previstas para 2018.

En ese sentido, Almagro afirmó que Venezuela “necesita de un gobierno legítimo que le permita al país tener recursos financieros y apoyos internacionales para recuperar su aparato productivo”.

El secretario general de la OEA dijo que Brasil es un país “insoslayable” para la organización política del continente y el trabajo en las áreas de la “democracia y los derechos humanos”.

Almagro insistió en que la democracia venezolana está en jaque por “la existencia de presos políticos, una crisis humanitaria que afecta a toda la sociedad, la no separación de poderes” y “la criminalización de la protesta de una forma brutal y agresiva”.

El responsable

Por su parte, el canciller Nunes reforzó que la posición de Brasil es que “la responsabilidad primaria para revertir el rumbo de este proceso le cabe al gobierno de Venezuela, que es el principal responsable”.

“Brasil apoya un diálogo inclusivo, leal y eficaz que garantice el Estado de Derecho”, dijo Nunes, quien agregó que “la voz del pueblo es central en la solución de la crisis, con lo cual es importante que se confirme un calendario electoral”.

Nunes recordó que Brasil ha propuesto a la secretaria de Derechos Humanos del gobierno de Temer, Flavia Piovesan, como candidata a un asiento en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Mientras tanto, Brasil mantiene un perfil relativamente bajo en la crisis venezolana. (’Télam-Reuters-www.diariolasamericas.com)

Comentarios