El candidato oficial, Lenín Moreno, se imponía en Ecuador

Un país marcado por los casos de corrupción

03 Abr 2017
1

FESTEJOS. Correa se mostró eufórico anoche junto a Lenin Moreno. reuters

QUITO.- Escrutado oficialmente el 93% de los votos válidos emitidos, el candidato oficial Lenín Moreno declaró la victoria en la segunda vuelta electoral para la Presidencia de Ecuador, sin que aún se conozcan resultados oficiales totales. El apadrinado por el actual mandatario Rafael Correa obtenía el 51,06%, mientras que el candidato opositor Guillermo Lasso sumaba el 48,94% de los votos.

Una vez que se cerró el proceso de votación, comenzaron a informarse los resultados a “boca de urna” de distintas empresas privadas encuestadoras, cuyos anuncios sólo crearon angustia entre la gente, porque los resultados finales mostraban distintos ganadores.

Desde ese momento, los dos candidatos a la presidencia celebraron la ventaja que le daban respectivos sondeos de un peleado balotaje, que definirá si el país sigue por la senda socialista (con el oficialismo) o vira hacia un modelo de libre mercado (con la oposición).

Mientras la firma Cedatos le otorga a Lasso (ex banquero conservador ) el 53,02% de los votos, la empresa Perfiles de Opinión le daba Moreno ( un administrador de 64 años que padece de paraplejia) un 52,2%.

Con estos números, las caravanas y los festejos de militantes y simpatizantes de la oficialista Alianza PAÍS y de la coalición opositora CREO-SUMA crecieron y se multiplicaron. Habían comenzado, en verdad, aún antes del cierre de las mesas receptoras de votos.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) había anunciado para las 20 (las 22 de Argentina) el primer boletín oficial, pero a las 19:28 (21:28 Argentina) la página mostraba un 91% de actas escrutadas con el triunfo para Moreno por un 51,04% sobre un 48,9% de Lasso.

Los primeros minutos al cierre de las mesas mostraron toda la euforia de los opositores porque Lasso, se declaró ganador, anunció el inicio de “una etapa de unidad” y hasta repitió algunas de sus propuestas de campaña pero ahora dando por hecho que le tocará ponerlas en marcha.

En el hotel de Guayaquil donde espera los resultados, Lasso destacó que “ha ganado la democracia y los ciudadanos ecuatorianos” y afirmó que “atrás quedan aquellas oscuras páginas del odio, de la división” entre los locales.

Lejos de acatar el pedido, Lasso avanzaba ya en su discurso como presidente: adelantó que iba a “tirar al tacho de basura de la historia la Ley de Comunicaciones” vigente y que otorgaría un indulto “a todos los perseguidos políticos”.

Casi en simultáneo, Moreno se declaró “muy emocionado” por la jornada, y aunque dijo tener informes que lo daban ganador sin dudas, llamó a esperar los resultados oficiales, por respeto a las instituciones”. Correa se sumó al tironeo, al escribir en su cuenta de Twitter: “Lamentablemente, dos encuestas dan resultados contradictorios. Alguien miente”. Pidió entonces esperar cifras del CNE y hasta tanto “guardar la calma, la unidad y la paz”. (Télam)

Comentarios